LA CIUDAD

Asesores de Perotti tienen visiones divididas sobre restricciones en pandemia

El vicedecano de Medicina las avala, pero dos ex ministros de Salud se inclinan por insistir con los cuidados y el uso de tapabocas

Miércoles 31 de Marzo de 2021

Diversos expertos consultados por La Capital coinciden en señalar que las autoridades deben insistir ante la población para que se incrementen los cuidados ante una nueva ola de contagios. Las sugerencias van en línea con lo planteado ayer por la mañana por el gobernador Omar Perotti, a excepción de uno de sus expertos que integra el comité asesor. El infectólogo, vicedecano de la Facultad de Medicina de la UNR, Damián Lerman,consideró que “sin restricciones no hay manera de frenar los contagios”. Otras voces insisten: “Hay que machacar con la mejor vacuna: distanciamiento social, aire libre y tapabocas”. La ex ministra de Salud Andrea Uboldi solicitó reforzar el control en transporte y espacios públicos. Y el ex titular de la cartera sanitaria, Miguel Cappiello, le rogó a Perotti y al intendente Pablo Javkin “que informen todos los días si es necesario, y machaquen sobre las medidas”.

El gobernador confirmó este martes desde el centro vacunatorio ubicado en el predio de la ex Rural que la provincia no tomará medidas de aislamiento ante el aumento de casos en la provincia. Sin embargo, no descartó tomar medidas drásticas en el caso de que la situación epidemiológica se torne más alarmante.

La idea del mandatario provincial es priorizar las medidas de cuidado e higiene para tratar de mantener la mayor cantidad de actividades. “Vamos a sostener las normativas vigentes, mientras analizamos la dinámica de la situación diaria para tratar de mantener el mayor nivel de actividades. Todo esto tiene más que nunca un resguardo en la conducta individual”, indicó Perotti.

Además de un seguimiento en el control de cada uno de los viajeros, el mandatario provincial apeló a “la responsabilidad de cada uno de nosotros a través del uso del barbijo, el distanciamiento, la ventilación y evitar las aglomeraciones”.

Uno de los asesores del gobernador es el vicedecano de Medicina de la UNR. “Imagino un incremento sostenido de casos positivos. Tendremos que pensar cómo planificar para no chocar de frente”, advirtió Lerman.

El infectólogo también recordó que en plena pandemia “no tenemos la cantidad de vacunas que quisiéramos, y se reanudaron todas las actividades. Por eso, el mantenimiento de los cuidados personal y colectivo es imprescindible”, razonó.

Más categórico y tras asumir que se está atravesando un momento social muy complejo y “todos estamos cansados, todas las medidas serán antipáticas, pero sin restricciones no hay manera de frenar los contagios”.

En cuanto al descenso de temperatura que se produce en esta época del año, dijo que “juega en contra porque hay más aglomeración en lugares cerrados. Este año pasaremos mas frío porque habrá que ventilar”, sostuvo y avaló la presencialidad en escuelas bajo estrictos protocolos. “Ahora aumentarán las patologías respiratorias y habrá una serie de complejidades que el año pasado a esta altura no había al estar en aislamiento”, advirtió.

Uboldi, en tanto, indicó que la situación es compleja ante el incremento de casos en principio relacionados con la cepa original, y el desafío es si las mutaciones pueden acelerar los contagios. La ex ministra instó a reforzar el autocuidado (tapabocas bien colocado, distancia social, ventilación cruzada), reunirse con el menor número de gente y excluirse de los grupos laborales, sociales o familiares incluso con sintomatología inespecífica (resfrío, dolor de garganta o tos).

Por otro lado, la especialista instó a revisar el acceso a testeos para lograr rápidamente la identificación y tratar de mantener las escuelas abiertas, “pero con un dinamismo en cuanto a la evaluación de la comunidad educativa” y con resultados de testeos rápidos. Esto se complementa con un aggiornamiento del sistema de salud en todos sus niveles para casos Covid y no Covid.

“Hay que poner mucho ímpetu para la campaña de vacunación en horarios y días , extensión de horarios y velocidad para llegar al mayor número posible de vacunados con primera dosis para evitar complicaciones o internación”, remarcó. En cuanto a las restricciones, aclaró que son “el último eslabón del plan, y pensadas en ser focalizadas, cortas y dirigidas en lugares con máxima concentración de casos o donde hay nexo”.

Las medidas tiene que estar en base a insistir en los protocolos, control y una fuerte comunicación para que “la gente entienda las medidas y a su vez control en transporte público, en el aire libre y en las noches con alta concentración de personas. Restringir debe estar vinculado a la velocidad de suba de casos y plantear restricción nocturna, que ayude a mantener la actividad económica y social”, remató Uboldi para girar en torno a un foco preciso donde restringir.

Otro consultado fue Cappiello quien advirtió sobre las nuevas cepas y su impacto en la población joven (18 a 64 años). “No hay que retroceder de fase y mucho menos volver a Fase 1. Sí hay que cuidarse con la mejor vacuna social y solidaria: tapabocas, lavado de manos y distancia social con ambientes ventilados”, remarcó para alertar: “Si no, vamos a tener una pandemia larga que va a matar a más gente de la que ya murió”.

El ex ministro reveló que le sugirió a la actual ministra Sonia Martorano “que salga más seguido y le explique a la gente, porque sin información estamos al horno. Si es necesario patear escritorios para conseguir vacunas, decirle a los santafesinos que no viajen, no suspender actividades y mucho menos las clases, porque aumentaron las enfermedades en la salud mental en chicos y adolescentes terriblemente”.

Sobre el nuevo desafío, el ex senador por Rosario fue preciso. “Tratar de que la gente cumpla, evitar el hartazgo social y la desobediencia”, insistió para pedirle tanto a Perotti, a Javkin y a su secretario de Salud, Leonardo Caruana “que salgan más públicamente”.

Cappiello confesó que le dijo al gobernador que debe evitar que los trabajadores de la salud “no anden dando vueltas por varios trabajos” para que se los tenga a tiempo completo, con bloqueo de título para que permanezcan bajo la órbita provincial. “Se puede tener mucha infraestructura, pero si no hay recursos humanos se complica”, advirtió.

Piden encierro selectivo

“Necesitamos tomar medidas de manera urgente, desde la Asamblea de los Trabajadores de la Salud Colectiva pedimos a las autoridades un aislamiento programado, selectivo e intermitente, que permita bajar al menos en un 30 por ciento los casos en Rosario. No quiero ser alarmista, pero creo que estamos frente a un tsunami de contagios. Tendremos un crecimiento exponencial de casos que nos obliga a ocuparnos de manera urgente de esta segunda ola. Debemos insistir en la programación de aislamientos y aperturas intermitentes, sobre todo en actividades que implican movimientos y aglomeraciones”, aseguró el médico Jorge Kohen, docente de posgrado de la UNR.

Para el investigador local del Conicet/UNR, Oscar Bottaso, hay que seguir aplicando el distanciamiento y el uso del barbijo, en lugar de medidas más restrictivas a menos que la gente no lo acate. El virus se transmite por vía aérea respiratoria y microgotas. Si se bloquea, hay una chance de no contagio muy importante. Pero si no hay adherencia, vendrán medidas limitantes. Vale para todas la cepas. Podríamos aprovechar de lo que ya conocemos. No decimos restringir sino ser conscientes de la prevención”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS