Banda de Los Monos

Algunos acusados aceptan cambiar de alojamiento, pero con ciertas demandas

El juicio a la banda de Los Monos comenzó con varios cortocircuitos.

Viernes 24 de Noviembre de 2017

El juicio a la banda de Los Monos comenzó con varios cortocircuitos. El primero fue la polémica desatada a partir del hábeas corpus presentado por el núcleo duro de la banda por su negativa a pernoctar en el nuevo Centro de Justicia Penal, donde se desarrollan las audiencias. El flamante edificio tiene en su subsuelo pequeñas celdas pero sin mayores comodidades. En ese marco los acusados de perfil más alto (Ariel Máximo "Guille" Cantero, Ramón "Monchi" Machuca, Emanuel Chamorro, Leandro Vilches, Walter Jure, Ariel "El viejo" Cantero, Mariano Salomón y Andrés "Gitano" Fernández) se negaron a ello mientras que la provincia insistió con evitar su traslado cotidiano desde el penal de Piñero para evitar riesgos.

Así, después de varias idas y vueltas, ayer se decidió que desde la próxima semana y entre lunes y jueves, cuatro de los imputados dormirán bajo una estricta y fuerte custodia en el edificio de Virasoro y Sarmiento. Otros serán trasladados diariamente y algunos, con acuerdo del Tribunal, no irán a las audiencias.

Entre estos últimos estan Ariel "El viejo" Cantero, Salomón, Fernández y Jure. Los que serán alojados en el Centro de Justicia Penal son Machuca, Vilches y Chamorro, mientras que "Guille" planteó la posibilidad de asistir sólo a algunas audiencias, entonces dormirá allí. Con lo que la idea inicial de alojarlos a todos en el mismo lugar se modificó.

Claro que la decisión no fue gratuita. Los acusados reclamaron un televisor, un teléfono para hacer al menos una llamada diaria, una cortina para tener intimidad ya que los baños están a la vista y acceso a una ducha que las celdas no cuentan.

Evaluación final

En tanto, la fiscal María Alejandra Rodríguez sostuvo ayer que "en este momento se está corriendo traslado a la Fiscalía de los hábeas corpus, se está evaluando los elementos agregados y debemos dictaminar una resolución final".

En el mismo sentido acotó que "en principio tenemos que ver cómo se han modificado cosas que pidieron para quedar alojados de lunes a jueves. No van a estar todos porque hay imputados que ejercieron el derecho de no venir a las audiencias y estarán representados por sus abogados. Ya estuvieron en los alegatos de apertura tanto de la Fiscalía como de los defensores, se les dio la opción de no asistir y la ejercieron en forma escrita dando su consentimiento. Recién volverán para los alegatos de clausura", concluyó Fernández.

"Se desarrolla como se esperaba"

"Se pudo escuchar a la Fiscalía dando los fundamentos por los cuales trajo a cada uno de los presentes al juicio y que luego va a fundamentar las penas que pidió. Pudimos escuchar a las defensas, que más que nada fueron argumentativas en sus alegatos de apertura. El juicio se está desarrollando como se esperaba", analizó la fiscal María Alejandra Rodríguez al trazar un balance de la primera semana de audiencias orales y públicas. Las mismas pasaron a cuarto intermedio hasta el lunes, cuando comenzarán a desfilar los testigos.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario