Información Gral

Un militar retirado asesinó a su ex esposa cuando la encontró con otro hombre

Ocurrió en Olavarría y mientras el acompañante de la mujer también resultó herido, aunque de levedad, horas más tarde los vecinos intentaron incendiarle la casa al homicida como represalia.

Martes 11 de Febrero de 2014

Un militar retirado asesinó esta madrugada de tres tiros a su ex esposa cuando salía del Bingo de la localidad bonaerense de Olavarría acompañada por un hombre y horas más tarde los vecinos intentaron incendiarle la casa al homicida como represalia.

Mientras que el acompañante de la mujer también resultó herido, aunque de levedad, el exmilitar se entregó poco después en una seccional policial y quedó detenido.

Sin embargo, al conocerse la noticia de los hechos, los vecinos del homicida intentaron incendiarle su casa de la ciudad de Azul, como así tambiçen la camioneta estacionada en el garaje de la finca.

La víctima del crimen fue identificada como Silvia Noemí Marchessi, de 53 años, mientras que el asesino confeso resultó ser José Milton Tapia, de 68 años, y, según informaron fuentes policiales y medios locales, ambos residían en la vecina ciudad de Azul.

Según la información difundida por el sitio Infoeme, Marchesi y su acompañante habían llegado a la sala de juego situada en Lisandro de la Torre y Lamadrid en la noche del lunes y permanecieron varias horas.

La pareja se retiró alrededor de las 3:00 de la madrugada del martes y abordó un auto Renault Megane de color rojo que se encontraba en la playa de estacionamiento del local.

Fue entonces cuando apareció en escena el exmilitar a bordo de una camioneta Toyota, con la que irrumpió en el estacionamiento. En ese momento, Tapia comenzó a romper los vidrios del Renault y a insultar a la mujer.

Marchessi se bajó del auto para discutir con su exesposo, pero éste terminó el pleito al ejecutarla de tres disparos.

La mujer murió a los pocos minutos, mientras el agresor escapó del lugar, pero horas más tarde se entregó en una comisaría de la localidad de Azul, donde admitió su responsabilidad en el crimen.

El hombre entregó además un revólver calibre 38 con el que dijo haber cometido el crimen.

En el caso tomó intervención la fiscal Susana Alonso, dependiente del Departamento Judicial de Azul, que calificó el hecho como  femicidio y lesiones.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS