Información Gral

Un eclipse solar provocará que en algunos sitios el nivel del mar suba hasta 14 metros

La denominada "marea del siglo" se produce porque se multiplican las fuerzas de atracción sobre la Tierra. En Normandía, al norte de Francia, uno de los lugares donde se producirá el fenómeno.

Viernes 20 de Marzo de 2015

 El eclipse solar no será el único fenómeno interesante de la semana.

La alineación del sol, la luna y la Tierra provocará una enorme marea el sábado 21 de marzo que en algunos puntos del planeta alcanzará hasta los 14 metros de altura. Este espectacular cambio del nivel del mar se produce una vez cada 18 años en fechas cercanas al inicio de la nueva estación. La última de estas mareas sucedió el 10 de marzo de 1997 y para ver la próxima habrá que esperar hasta el 3 de marzo de 2033.

Las mareas están causadas por las fuerzas de atracción gravitatoria que ejercen la luna y el sol sobre el planeta. Josep Manel Carrasco, astrónomo del Institut de Ciències del Cosmos de la Universitat de Barcelona, explica que a pesar de que el satélite de la Tierra es unas 400 veces más pequeño que el sol, al estar más cercano a nosotros ejerce una fuerza más intensa que el denominado astro rey, de ahí que las mareas que provoca sean el doble de altas.
 
La del eclipse es una “marea viva”, un cambio del nivel de mar frecuente, ya que ocurre dos veces al mes cuando los tres astros se alinean pero no de forma perfecta. “La particularidad de la marea de esta semana, llamada del siglo, es que se suman tres factores importantes que multiplican el efecto de las fuerzas de atracción: para empezar, que coincide con el eclipse, lo que aumenta las fuerzas de atracción sobre la Tierra; que sucede en coincidencia con el equinoccio de primavera de Europa; y que la luna estará en el perigeo, el punto más cercano a la Tierra”, explica.
 
La intensidad de esta marea será distinta en todo el mundo. En mares pequeños o cerrados, como el Mediterráneo, apenas se notará: se espera una variación de unos 20 cm. En otros puntos de la Península, como el Cantábrico, la variación entre la fase pleamar y bajamar será de unos 4,5 metros. En cambio, en el Pacífico o el Atlántico el fenómeno será mucho mayor.
 
Uno de los lugares más espectaculares para ver esta marea será en el Mont Saint Michel, una abadía del siglo XI que está ubicada en un islote rocoso en Normandía, al norte de Francia. En este lugar, la elevación del agua del mar ya suele generar expectación puesto que el islote, en pleamar, queda flotando en el océano. El próximo sábado se espera que allí el agua crezca hasta 14 metros.
 
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS