Información Gral

Un documental se llevó el León de Oro del festival de cine veneciano

La Mostra cumple 70 años y sigue asombrando. Esta vez le dio la espalda a los filmes de ficción y entregó el León de Oro a "Sacro GRA", un documental del italiano Gianfranco Rosi.

Domingo 08 de Septiembre de 2013

El Festival de Venecia cumple 70 años dando la espalda al cine de ficción y entregando su máximo galardón, el León de Oro, a "Sacro GRA", un documental del italiano Gianfranco Rosi, quien al recibir la distinción dijo: "Jamás pensé recibir un premio así de importante por un documental. Para mí había sido ya todo un logro entrar en la competición".

"Ha sido realmente un acto de valentía", agregó ayer el realizador (Eritrea, 1964) en referencia a la apuesta este año del certamen de incluir por primera vez este género en competición. "El documental es cine, así que no tenemos que tener miedo de esa palabra".

El GRA es la Grande Raccordo Anulare, la carretera de circunvalación que rodea Roma y la principal autopista urbana de Italia. Rosi estuvo recorriéndola metro a metro durante dos años, captando con su cámara personajes marginales e invisibles que viven fuera de la ciudad eterna que millones de personas visitan al año.

Así el espectador conoce a un pescador de anguilas en el Tíber, a un aristócrata que alquila su palacio a turistas, o un botánico que investiga las larvas de las palmeras con un sistema de ultrasonido, entre otras personas peculiares. Casi todas ellas acudieron al certamen veneciano para apoyar al realizador en el estreno de la cinta.

"El GRA se convierte en una excusa narrativa" para retratar a estos personajes, explicó Rosi, cuyo último trabajo fue el polémico documental-entrevista con un sicario mexicano arrepentido ("El sicario Room 164").

El presidente del jurado, Bernardo Bertolucci, dijo al inicio del certamen que esperaba sorprender con el palmarés y así fue no sólo con la decisión de dar el máximo galardón a un documental sino también por dejar fuera del premio de interpretación a Judy Dench.

La Copa Volpi fue a manos de la italiana Elena Cotta, una veterana actriz de teatro de 82 años y con escasa presencia en el cine.

Cotta, que dedicó el premio a su marido con quien acaba de celebrar las bodas de diamante, acudió al certamen italiano de la mano de una debutante, la directora de teatro siciliana Emma Dante, autora de "Via Castellana Bandiera".

También es casi debutante el griego Alexandros Avranas (Larissa, 1977), quien con su segunda película, "Miss Violence" se alzó con el León de Plata a la mejor dirección.

Su protagonista, Themis Panou, fue distinguido además con el premio al mejor actor. Encarna a un abuelo manipulador y dominante que abusa de su hija y de sus nietas. La película arranca con una impactante escena, el suicidio de una niña de 11 años el día de su cumpleaños. "Miss Violence" está inspirada en hechos reales acaecidos en Alemania.

Otro de los galardones acogidos en parte con asombro fue el Gran Premio del Jurado concedido a "Stray Dog", del chino de origen malayo Tsai Ming-Liang. Tsai, que confirmó en Venecia que deja de dirigir porque se niega a adaptar su cine a las imposiciones rítmicas del mercado, dividió a la crítica con su elogio a la lentitud en esa cinta con largos planos fijos.

Respaldo a un cine de autor radical

Esta 70 edición del Festival de Venecia baja el telón con un respaldo claro a un cine de autor más radical, del que forman parte casi todas las películas premiadas. También da empuje al documental, un género que comenzó a abrirse un hueco en los grandes festivales, tanto más desde que Cannes premiara a "Farenheit 9/11", de Michael Moore en 2004. El León de Oro no se quedaba en Italia desde 1998 con "Così Ridevano", de Gianni Amelio.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario