Información Gral

Tripulantes denunciaron prácticas aberrantes a bordo del buque escuela alemán Gorch Fock

Baños de vómito, latigazos, oficiales con pelucas, trampas medievales, sadismo y vejaciones de todo tipo a los estudiantes. Esos son algunos de los elementos que formaban parte de las brutales ceremonias de iniciación del buque escuela alemán...

Jueves 27 de Enero de 2011

Baños de vómito, latigazos, oficiales con pelucas, trampas medievales, sadismo y vejaciones de todo tipo a los estudiantes. Esos son algunos de los elementos que formaban parte de las brutales ceremonias de iniciación del buque escuela alemán Gorch Fock, cuyos marinos se amotinaron la semana pasada en Ushuaia y denunciaron maltratos y acoso sexual tras la muerte de dos tripulantes, Jenny Böken, de 18 años, y Sarah Lena, de 25.

Lo que días atrás eran apenas rumores ayer se convirtieron en imágenes que publicó el diario sensacionalista alemán Bild Zeitung. En una puede verse a jóvenes siendo sumergidos en botes llenos de vómito y comida podrida, otras muestran a estudiantes desnudos atrapados en cepos medievales de tortura u obligados a transitar un camino de penitentes que los cadetes recorren de rodillas sobre la cubierta hasta llegar a un oficial ataviado con una peluca rubia y un vestido de novia al que tienen que adorar y besar los pies embardunados de bazofia.

¿Diversión? "¿Esto es diversión o son órdenes humillantes?", se preguntó Bild al dar en portada las fotos que destruyen la reputación del buque escuela alemán. Las imágenes, aclara el medio, fueron tomadas en otoño de 2010, durante la denominada "ceremonia de cruce", una fiesta que se realiza cuando la embarcación cruza la línea del ecuador y en la que se celebra un rito de "iniciación" a los cadetes que realizan el trayecto por primera vez.

Según relataron al Bild varios testigos, "la participación en la ceremonia era completamente voluntaria, pero había una presión siniestra, porque los que no aceptaban participar quedaban fuera del grupo". También confirman que en la fiesta participaba activamente el comandante del buque, el ya destituido capitán Norbert Schatz.

Las fotos del diario alemán muestran también a la realización de ejercicios de despliegue de las velas desde los mástiles sin la seguridad adecuada y hay imágenes de una fiesta en el comedor de cadetes, con cerveza y pelucas incluidas, celebrada solamente un día después del funeral por una de sus compañeras muertas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario