Información Gral

Terror en un barrio porteño de Saavedra tras la muerte de un joven por la policía

Fuentes consignaron que la Policía Federal inició una persecución a un automóvil en el que huían los presuntos ladrones, quienes intentaron evadirse y abrieron fuego para poder escapar.

Domingo 02 de Marzo de 2014

Un joven murió y un agente de la Policía Federal sufrió heridas durante un tiroteo, generado durante la persecución a supuestos asaltantes, tras lo cual amigos del fallecido abrieron un ataque vandálico contra el barrio de Saavedra donde quemaron automóviles, dañaron viviendas e intentaron robar motocicletas.

Fuentes policiales consultadas por DyN, Télam y NA señalaron que tras un intento de robo en Coghlan, la Policía Federal inició una persecución a un automóvil en el que huían los presuntos ladrones, quienes intentaron evadirse y abrieron fuego para poder escapar.

En tanto, el secretario de Seguridad, Sergio Berni, precisó que personal de Infantería y de la Policía Federal trabajó "toda la noche para contener la violencia" y aseguró que los incidentes los provocaron entre 80 y 100 amigos del joven muerto, quienes "salieron todos juntos a hacer desmanes", pero "no hay detenidos".

Por su parte, el jefe de Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta, expresó que se trató de "un episodio tremendo" en el que hubo una especie de levantamiento de un grupo de vecinos del barrio Mitre, al norte de la ciudad.

El secretario de Seguridad Berni también afirmó que los incidentes se originaron cuando un patrullero de la Policía Federal le dio la orden de detención a un auto que observó "en actitud sospechosa".

Ante la negativa de acatar la orden, se produjo una persecución y tiroteo en la que un policía y una de las personas que viajaban en el auto sospechoso resultaron heridos, indicó el funcionario.

Un policía dio la versión de que en medio de la persecución hubo un forcejeo entre el joven y un uniformado de nombre Javier Almirón. Indicó que en medio del forcejeo ambos dispararon sus armas y resultaron heridos: Almirón, con un balazo en la pierna que afectó sus genitales, y el muchacho perseguido, con dos tiros.

"Quedaron ambos tirados en el piso uno sobre el otro, por eso pensamos que se dispararon en medio del forcejeo por la detención", dijo el jefe policial que participa de la pesquisa, que no quiso dar su identidad, quien agregó que junto a los cuerpos fueron encontradas la pistola calibre 9 milímetros del policía y una pistola Glock calibre .40 del joven.

La mujer del joven asesinado dijo en cambio que "lo remataron" y negó que haya salido a robar (ver aparte).

El muchacho fallecido vivía en el barrio Mitre, un asentamiento marginal ubicado tras un shopping, y la noticia del deceso provocó la ira de sus amigos que decidieron salir a vengar la muerte pero descargaron su enojo contra bienes de los vecinos de Saavedra.

Sin embargo, Larreta afirmó que vecinos de Saavedra denunciaron que las personas que realizaron los actos vandalismo "no solo venían del Barrio Mitre, sino que llegaron en micros desde otros lugares".

Por su parte, Berni detalló que durante los incidentes se quemaron siete autos, se destruyeron dos puestos de la Policía Metropolitana y se produjeron destrozos en numerosas propiedades, pero no se produjo ninguna detención.

Berni destacó que se hizo "un despliegue muy grande que duró mucho tiempo" para contener a más de 80 personas que generaron desmanes en Saavedra, en horas de la madrugada.

Los incidentes más graves se produjeron en la zona de avenidas Naón y Huidobro, donde además los grupos de atacantes quemaron una casilla de seguridad.

Vecinos de la zona contaron que los jóvenes lograron entrar a uno de los edificios trepando las paredes y al llegar a las cocheras intentaron llevarse las motos que estaban estacionadas.

En ese marco, dañaron vehículos estacionados en los garajes privados de los edificios de la zona y rompieron ventanales de los departamentos de los pisos más bajos.

Quién paga. "Estamos muy tristes por lo sucedido", dijo María, una vecina. "Se escucharon tiros, golpes y gritos por varios minutos y después prendían fuego a lo que se encontraban en el camino. Fue un caos total, estamos viviendo con miedo con los propios vecinos", agregó la mujer entre lágrimas.

"¿Ahora qué va a pasar conmigo, quién me paga el auto quemado?. Nadie nos explica nada sobre lo sucedido", se quejó un hombre que estaba sentado al costado de su Peugoeut 207 calcinado totalmente.

Otra vecina llamada Mariana aseguró que "por las cámaras que tenemos, vimos que los muchachos entraron por detrás, por las paredes, pese a ser altas y tener alambres de púa. Estaban enojados con la Policía, pero nos reventaron a nosotros".╠

El shopping DOT Baires, ubicado cerca de donde se produjeron los desmanes, no fue blanco de los destrozos, sino que lo único que pasó es que el personal de seguridad derivó al público que estaba en la última función (de cine) para que saliera por la avenida General Paz.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario