Información General

Reino Unido se queda sin nafta y sin camioneros por efecto del Brexit

La carestía causó enormes filas ante las estaciones de servicio el fin de semana. La escasez continuará y afecta también a los supermercados

Lunes 27 de Septiembre de 2021

Los efectos del aislamiento comercial que causó el Brexit -la salida del Reino Unido de la Unión Europea- se hicieron sentir dramáticamente el fin de semana. La crisis de escasez de combustibles, como consecuencia de la falta de choferes de camiones, se agravó aún más, con los automovilistas haciendo colas durante horas y algunos incluso durmiendo en sus autos ante las estaciones de servicio por temor a no poder llenar el tanque. Incluso se informó que el gobierno echaría mano de los soldados del ejército para manejar los camiones cisterna y abastecer las estaciones de servicio, pero este lunes esta alternativa fue desechada, al menos por el momento. La política restrictiva del gobierno de Boris Johnson en lo referido a los permisos de trabajo para extranjeros es otra de la causas de la crisis. Se necesitarían al menos 100 mil camioneros para superar la crisis, estiman especialistas del sector.

La petrolera BP dijo el domingo que casi un tercio de sus estaciones británicas se habían quedado sin los dos principales grados de combustible, ya que las "compras de pánico" obligaron al gobierno a suspender las leyes de competencia y permitir a las empresas trabajar juntas para aliviar la escasez.

Las compañías petroleras, como Shell, ExxonMobil y Greenergy, insisten en que no hay escasez de naftas y afirman que las presiones sobre el suministro se deben a "picos temporales en la demanda de los clientes, no a una escasez nacional de combustible". Una sucesión de ministros del Gobierno se ha pronunciado en el mismo sentido. "No hay escasez", dijo el lunes el ministro de Medio Ambiente, George Eustice. "Lo más importante es que la gente compre nafta como lo haría normalmente".

"Esto habría sido totalmente manejable si no hubiéramos visto una gran cobertura mediática en torno al hecho de que había escasez, y luego una reacción pública a eso". Sin embargo, está claro que ahora hay escasez en los puntos de venta, o sea, en las estaciones de servicio.

No solo naftas, también góndolas vacías

El problema, además, va mucho más allá de los combustibles. El Reino Unido está experimentando actualmente una importante interrupción de las cadenas de suministro de diversos bienes y servicios, lo que ha dejado las estanterías de los supermercados vacías de algunos artículos y hace temer que haya escasez durante la Navidad. Los problemas con el abastecimiento debido a la escasez de conductores del transporte de carga que provenían de la Unión Europea (UE) se atribuyen a la pandemia y sobre todo al Brexit.

Según los medios locales, nueve de cada diez estaciones de servicio quedaron sin combustible. Esto provocó problemas de abastecimiento al personal sanitario, incluidos médicos y enfermeras, y se estima que las escuelas volverán a las clases online porque los maestros no pueden llenar el tanque de sus coches. La Asociación Médica Británica (BMA) pidió que se dé prioridad al personal sanitario y a los trabajadores esenciales para acceder al combustible. Mientras tanto, para aliviar la crisis, se informó que el Gobierno del primer ministro Boris Johnson recurriría al Ejército para que los soldados manejen los camiones cisterna, pero más tarde el ministro de Medio Ambiente, George Eustice, descartó ese plan. “No tenemos planes por el momento de traer al Ejército para que conduzca” los camiones, dijo Eustice.

uknafta1.jpg
Una estación de servicio de Londres se quedó sin nafta y avisa que solo le queda diesel.

Una estación de servicio de Londres se quedó sin nafta y avisa que solo le queda diesel.

No obstante, el sector del combustible advirtió que incluso con la participación del Ejército no acabaría con la escasez en las estaciones de servicio. Para aliviar la crisis, el Gobierno británico anunció durante el fin de semana que otorgará 10.500 visas a choferes y trabajadores de camiones en el extranjero, a los que se les permitirá trabajar temporalmente. El plan de visado temporal permitirá que 5.000 conductores de vehículos pesados y 5.500 trabajadores avícolas puedan trabajar en el Reino Unido hasta la víspera de Navidad. Esta medida supone un cambio radical en la política del primer ministro, que endureció las reglas de inmigración tras la salida del país de la UE y reiteró la necesidad de acabar con la dependencia de la mano de obra del exterior. Johnson fue un gran entusiasta del Brexit, y de hecho llegó al cargo gracias a la crisis política que este desencadenó.

Camioneros ofendidos

Sin embargo, el plan del Gobierno no alcanza para atraer a los choferes, quienes consideraron la propuesta como “ofensiva”. Un chofer polaco que vive en Glasgow le dijo a la BBC que el plan de Boris Johnson va en contra de las políticas del Brexit que han “expulsado” a los trabajadores europeos del Reino Unido. Según Edwin Atema, líder del sindicato neerlandés FNV, que representa a los trabajadores del sector en toda Europa, los choferes no volverán al Reino Unido para sacar al país de los problemas que los mismos británicos crearon.

Atema declaró a la BBC que la oferta de visados temporales no será suficiente para atraerlos al Reino Unido y aseguró que a corto plazo será un callejón sin salida. El líder sindical sostuvo también que se necesita más y cree que los trabajadores de la UE con los que han hablado no irán al Reino Unido por un visado de corta duración para ayudar a los británicos.

En la misma línea, el director de la Asociación Europea de Transportistas por Carretera (UETR), Marco Digioia, dijo que es probable que los choferes del continente ignoren al Reino Unido en favor de “salarios más altos y mejores condiciones de trabajo” en toda Europa. “Espero que muchos choferes no regresen al Reino Unido incluso si el gobierno se lo permite”, dijo Marco Digioia, secretario general de UETR, que representa a más del 70 por ciento de las empresas de transporte por carretera en la UE. Digioia agregó que “no es sorprendente” que el Reino Unido esté sufriendo la escasez de choferes, que atribuyó en primer lugar al Brexit y en segundo término a la pandemia.

“También hay escasez de choferes en toda Europa, pero la UE se ha comprometido a mejorar las instalaciones de los trabajadores y las empresas de transporte están comprometidas a mejorar los salarios y las condiciones laborales. Hasta que el Reino Unido no ofrezca el mismo salario y las mismas condiciones laborales que en la UE, no volverán“, afirmó.

El sector empresarial estima que se necesitan al menos 100.000 camioneros de vehículos pesados para restablecer la situación. La escasez de conductores de camiones en el Reino Unido es una consecuencia del Brexit y los bajos salarios, consideró hoy Olaf Scholz, líder del SDP alemán que podría reemplazar a Angela Merkel como canciller de su país. Scholz dijo que la libre circulación de trabajadores era un beneficio de la UE que el Reino Unido había decidido dejar atrás.

El ministro francés de Asuntos Europeos, Clement Beaune, dijo el lunes que los problemas de gasolineras que tiene actualmente Gran Bretaña reflejan el "fraude intelectual" que supuso el Brexit. "Cada día, vemos el fraude intelectual que fue el Brexit", dijo Beaune a la televisión France 2.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario