Información Gral

Mario Aurelio Poli, entre los 19 nuevos cardenales nombrados por el papa Francisco

La ceremonia se cumplió en la basílica de San Pedro. El pontífice argentino le entregó el capelo y el anillo cardenalicio a su compatriota y sucesor en la sede primada. Sorpresiva asistencia de Benedicto XVI.

Sábado 22 de Febrero de 2014

El papa Francisco creó hoy cardenal a Mario Aurelio Poli, arzobispo de Buenos Aires, y a otros dieciocho  purpurados del mundo, en el marco de una ceremonia en la basílica de  San Pedro a la que asistió el papa emérito Benedicto XVI.
El pontífice argentino le entregó el capelo y el anillo cardenalicio a su compatriota y sucesor en la sede primada.

Francisco también le tributó un caluroso abrazo a su antiguo colaborador y amigo, al conferirle la diaconía de San Roberto  Belarmino, titularidad de una iglesia de Roma, la misma que tenía Jorge  Bergoglio como cardenal.

Al dirigirse a los nuevos cardenales, el Papa recordó que “Jesús no vino a enseñar una filosofía, una ideología, sino una vía,  un camino y la calle se aprende caminando”.  “Si prevalece la mentalidad del mundo prevalecen rivalidades, envidias y las facciones”, advirtió.

Francisco sostuvo que la Iglesia “necesita de su compasión, sobre todo en estos momentos de dolor y sufrimiento en tantos países  del mundo'' y expresó ”cercanía espiritual a las comunidades  eclesiales y a todos los cristianos que sufren discriminación y  persecución“.

Tras la profesión de fe y el juramento de práctica, el Papa entregó a cada uno el birrete de color rojo signo del cardenalato y  de que “deben estar preparados para actuar con fortaleza hasta el  derramamiento de la sangre, por el crecimiento de la fe cristiana,  por la paz y la tranquilidad del pueblo de Dios”.

La sorpresa de la ceremonia fue la presencia del papa emérito Benedicto XVI que por primera vez asiste a una ceremonia pública  de Francisco. El flamante cardenal y secretario de Estado, Pietro Parolin, saludo “con afecto y veneración” a Joseph Ratzinger y arrancó un  aplauso entre quienes asistieron a la basílica vaticana.

En representación del gobierno argentino, participaron el secretario de Culto, Guillermo Oliveri, y el embajador argentino ante  la Santa Sede, Juan Pablo Cafiero.  Además de Poli, otros cinco cardenales son latinoamericanos: Leopoldo José Brenes Solórzano, de Managua (Nicaragua); Orani João  Tempesta, de Río de Janeiro (Brasil); Ricardo Ezzati Andrello, de  Santiago de Chile; Chibly Langlois, de Les Cayes, Haití y Kelvin  Felix, de la isla antillana de Santa Lucía.  El eje continental se completa con el canadiense Gerald Lacroix (Quebec).

De las periferias “olvidadas” llegan los africanos Jean-Pierre Kutwa (Abiyán, Costa de Marfil) y Philippe Nakellentuba Ouédraogo  (Ouagadougou, Burkina Faso), y los asiáticos Andrew Yeom Soo  (Seúl, Corea del Sur) y Orlando Quevedo (Cotabato, Filipinas).

Los miembros de la Curia Romana son cuatro, tres italianos y un alemán: Pietro Parolin (Secretario de Estado), Lorenzo  Baldisseri (Sínodo de los Obispos), Gerhard Müller (Congregación para la  Doctrina de la Fe y Beniamin Stella (Congregación para el Clero).

Los europeos también suman cuatro: Gerard Nichols (Westminster, Gran Bretaña), Gualtiero Bassetti (Perugia, Italia), Fernando  Sebastián Aguilar (Pamplona, España) y Loris Capovilla (Mesembria,  Italia).
Del total de flamantes purpurados, dieciséis son electores y los tres restantes tienen más de 80 años, por lo que no  participarán en la elección de un Papa.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS