Información Gral

"Mangeri se volvió loco, quiso abusar de Angeles, se le escapó y la terminó matando"

El padrastro de Angeles Rawson reconoció que se arrepiente de algunas declaraciones públicas que formuló al principio de la causa y que hicieron que la Justicia lo considerara un sospechoso.

Martes 20 de Agosto de 2013

El padrastro de Angeles Rawson, Sergio Opatowski, aseguró hoy que está convencido de que el  portero Jorge Mangeri es el autor del crimen, que cree que “se  volvió loco”, que “quiso abusar de ella” y la joven “se defendió”.

“Creo que recién ahora puedo empezar a enojarme con Mangeri.  Nunca lo creí inocente”, dijo Opatowski esta mañana a la prensa en  las escalinatas del Palacio de Tribunales porteño, donde hoy  declarará por primera vez como testigo en la causa.

“Creo que Mangeri se volvió loco. No sé por qué la atacó. No  me cabe la menor duda de que quiso abusar de Angeles, no pudo, se  le escapó la situación de las manos y la terminó matando”, agregó  el padrastro. Opatowski comentó que si bien “siempre se habló de la  participación de una segunda o tercera persona”, él no cree que sea  así. “Si tiene que cumplir, que cumpla lo que tenga que ser. Si es  perpetua, perpetua, si es 40 años, 40 años. Que se haga justicia”,  dijo.

En diálogo con Télam, Opatowski reiteró que “la familia no  tiene dudas de que Mangeri intentó violar a Angeles y ella se  defendió”. “Yo no tengo dudas de eso por el ADN que se encontró debajo  de las uñas de Angeles y por las marcas que Mangeri tenía en su  cuerpo”, comentó a esta agencia.

Opatowski reconoció que se arrepiente de algunas declaraciones públicas que formuló al principio de la causa y que  hicieron que la Justicia lo considerara un sospechoso. “Puede ser que haya dicho cosas medio locas o sacadas, pero  no me ha resultado nada fácil todo esto. Yo era el padrastro, el  que estaba ajeno, del que tenían más dudas. Espero que esas dudas  se aclaren sobre mí”, comentó.

Explicó que además de la cámara del banco Macro donde aquel  10 de junio se lo ve en el microcentro a las 10 de la mañana, él  tiene “tres cámaras más” -del frente de la casa de su madre, de un  Rapi-Pago y de un supermercado chino-, para aportar y demostrarle a  la Justicia que recién regresó a su casa de Ravignani 2360  alrededor de las 14.30.

“No sé si mi declaración de hoy va a servir”, dijo Opatowski  al explicar que aquella mañana tomó un café con Angeles, salió a  comprar café, lo dejó en su casa, se retiró a las 8.30 a hacer unos  trámites y regresó recién a las 14.30. Luego, afirmó que “toda la familia está destruida”, que  esperan que pase el tiempo para poder “hacer el duelo”, que no cree que vuelvan a vivir en el departamento de Ravignani 2360 porque “el  dolor es muy grande” y que actualmente están viviendo en zona  norte, pero la familia está “separada”.

“Mi familia está por un lado y yo por el otro. Me hace el  aguante un amigo”, dijo. Por último, comentó que ayer la familia no pudo dormir por la  exhumación del cuerpo de Angeles para hacer nuevos estudios, pero  de todas formas aseguró estar “muy conforme con la investigación”. (Télam)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario