Información Gral

La sexóloga Alessandra Rampolla se hizo un by pass gástrico y bajó 35 kilos

La mediática sexóloga revela que para “tener un bebé más adelante” se operó en Colombia con los mismos médicos que intervinieron a Maradona, y cuenta su preocupación: “Hay mujeres que todavía me preguntan qué es el clítoris”.

Martes 12 de Mayo de 2009

La mediática sexóloga Alessandra Rampolla revela que para “tener un bebé más adelante” se operó en Colombia con los mismos médicos que intervinieron a Maradona, y cuenta su preocupación: “Hay mujeres que todavía me preguntan qué es el clítoris”.

Rampolla sostiene que los hombres no entienden “un carajo” de la anatomía femenina. “Ellos pueden llegar a entender muchos carajitos sobre su propio cuerpo, pero muy poco sobre la mujer”, asevera en una entrevista con la revista 7 Días. 

“Bajé 35 kilos –certifica–. Me hice el by pass gástrico en Colombia con los mejores médicos, que son los mismos que operaron a Maradona”. Y se nota, no es para menos. Ella también se da cuenta de su transformación física, y le encanta explicar el motivo que la llevó a tomar la decisión de operarse, aun cuando en su país (Puerto Rico), la intervención quirúrgica no goza de la mejor fama. “No fue una cuestión estética –dice–. Me operé para poder tener un bebito más adelante, y cuando me decida, que sea de forma saludable”.

–¿Costó tomar la decisión de operarse?
–Primero intenté con muchas dietas diferentes, pero ninguna funcionó. El tema es que en unos años tengo ganas de ser mamá, y en ese momento quiero hacerlo de la mejor manera. Si por mi sobrepeso voy a poner en riesgo la vida de mi bebito, no puedo dudarlo ni dos veces. Soy una persona que tiene muchos trabajos y a la que va bien, no puede ser que sea dominada por la comida. Ese pensamiento me dio coraje.
–¿Dónde le gustaría criar a su hijo?
–En Puerto Rico, donde tengo mi casa, mi familia, donde tengo mi vida. A pesar de que viajo mucho y por períodos prolongados, con mi marido tenemos pensado organizar nuestros horarios como para permanecer más tiempo en mi hogar. Tampoco es que soy Angelina Jolie, que viaja con 17 nannys.
–¿Existe algún lugar del planeta donde no le hagan consultas sexuales?
–No. Es la historia de mi vida. Una vez andaba paseando con mi suegra por Recoleta. Ella es muy conservadora, una señora muy tradicional. Cruzando la esquina, dos doñas que rondaban los sesenta, bien paquetas, empezaron a gritar: “Alessandra, gracias a ti descubrimos el vibrador. Muchas gracias”. A puro alarido.
–¿Se sorprende ante algunas preguntas?
–Muchas me causan gracia. Una vez una señora envió un mail para contar que estaba mirando mi programa mientras hacía los quehaceres domésticos. Me escuchó hablar de masturbación y pensó que lo mejor era probar sensaciones nuevas. Como yo hablaba de la succión, me preguntaba si podía meterse la aspiradora. Le respondí que se iba a lastimar, que lo intentara con esas manuales para limpiar sillones.
–La gente tiene mucha inventiva.
–Una chica llamó para preguntarme si tragar semen podía ocasionarle caries. Es que ella había comenzado con esta práctica al mismo tiempo que empezaron a salirle caries en los dientes. Es imposible pensar siquiera una cosa así. ¡Le recomendé que se lavara mejor los dientes!
–Entonces, sí se sorprende.
–Lo que más me sorprende no son estas anécdotas, que no dejan de ser simpáticas. Lo que me preocupa es que haya mujeres que en el año 2009 me pregunten qué es el clítoris y dónde está. Eso me sorprende en serio, pero al menos me hace pensar que mi programa y mi libro no están hechos en vano.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario