Información Gral

La presidenta, en Cuba: "Esta llegada de Francisco es un verdadero símbolo"

Cristina Fernández de Kirchner mantuvo anoche una reunión privada con el residente cubano Raúl Castro. Hoy asistirá a la misa campal que realizará Francisco en La Habana.

Domingo 20 de Septiembre de 2015

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner inició ayer su visita oficial por la República de Cuba en el marco de la visita papal y se reunió con su par cubano Raúl Castro, de quien recibió la invitación para presenciar la misa que dará hoy el Papa en La Habana, en una gira que incluirá también una visita a los Estados Unidos, tras el restablecimiento de las relaciones bilaterales entre los países.

   A bordo del Tango 01, la mandataria arribó ayer a la mañana al aeropuerto internacional José Martí de La Habana y, posteriormente, tras su llegada al hotel Nacional, donde se aloja, mantuvo un breve diálogo con la prensa nacional e internacional que la esperaba en el lobby.

   Allí, la presidenta destacó “lo maravilloso que está viviendo hoy Cuba”, ya que “esta llegada del Papa de hoy y la misa de mañana en la Plaza de la Revolución es un verdadero símbolo”.

   Además, destacó el “afecto y el cariño por el pueblo de Cuba, por su historia, su valerosa lucha, sus logros, sus conquistas y, por qué no, sus victorias”.

   Es que Francisco viajó a la isla en una gira en donde también visitará Estados Unidos, en el marco del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambos países, tras más de 50 años de bloqueo de Washington a Cuba.

   Francisco brindó un discurso en donde abogó por la continuación del camino de las negociaciones, en pos de la “cultura del encuentro”, concepto que se ha convertido en uno de los pilares de su pontificado.
  Además, animó “a los responsables políticos” del “proceso de normalización de las relaciones de los pueblos” cubano y estadounidense a “continuar por ese camino y desarrollar sus potencialidades”.

   Ello “como prueba del alto servicio que están llamados a prestar en favor de la paz y el bienestar de sus pueblos de toda América, y como ejemplo de la reconciliación para el mundo entero, en una atmósfera de Tercera Guerra Mundial por etapas”, sentenció.

   La comitiva oficial que viajó con Cristina Fernández de Kirchner cuenta, entre sus miembros, al canciller Héctor Timerman, el secretario de Culto Guillermo Olivieri, al secretario de Comunicación Pública, Alfredo Scoccimarro; los ministros de Agricultura y Cultura, Carlos Casmiquela y Teresa Parodi respectivamente; y el embajador argentino ante el Vaticano, Eduardo Valdés, entre otros.

   Llegada la noche, Cristina arribó al Palacio de la Revolución en donde fue recibida por Castro, con quien mantuvo una reunión privada y posteriormente una cena de honor junto a algunos de los miembros de la comitiva oficial.

   Previamente se realizó una ceremonia oficial celebrada por la Guardia de Honor cubana dentro del Palacio donde, tras el arribo de los mandatarios de Argentina y Cuba, se entonaron ambos himnos nacionales musicalizados por la orquesta de la Guardia, compuesta por mujeres y hombres con un fusil en la mano.

   La emotiva celebración, que comenzó a las 19.15 (20.15 hora de Argentina), duró algunos minutos y luego los mandatarios, junto con la comitiva argentina y funcionarios cubanos que se encontraban presentes se dirigieron a un salón contiguo.

   Hoy por la mañana la presidenta se encontrará con Francisco durante la misa que dará el sumo pontífice en la Plaza de la Revolución, en donde se espera la presencia de 3.500 invitados y cientos de miles de fieles.

   El encuentro entre la mandataria y Francisco será el séptimo desde el inicio del pontificado de Jorge Bergoglio y el tercero de este año, ya que previamente se habían encontrado en una audiencia privada y también en Paraguay, durante una de las misas que celebró Francisco en una gira por Latinoamérica.

   Anteriormente se había reunido otras tres veces en audiencia privada con el Papa; la primera de ellas, a días de asumir Bergoglio el pontificado en 2013, y las otras dos, en marzo y septiembre de 2014.

   Asimismo, en julio de 2013, Cristina Fernández viajó a Brasil para presenciar la misa que ofició el Papa en Río de Janeiro, en el marco de la Jornada Mundial de la Juventud, y en un breve encuentro que mantuvieron, el pontífice le obsequió regalos para su nieto Néstor Iván, quien había nacido unos días antes.

   Esta es la cuarta visita de Cristina en viaje oficial a Cuba.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS