Pandemia

Italia reconocería a los italoargentinos las vacunas no aprobadas por Europa

El gobierno ítalo evalúa emitir una circular de Salud Pública. De 6 millones de italianos en el exterior, los italoargentinos son más de un millón y la mayor comunidad

Jueves 23 de Septiembre de 2021

El gobierno italiano se encuentra evaluando esta semana “reconocer el Pasaporte Sanitario a los ciudadanos italianos que se vacunaron en el exterior con inmunizantes no autorizados por Aifa”, el ente estatal rector de fármacos de la península.

Se trata de una noticia relevante, en particular para los italoargentinos, que forman la mayor comunidad en el exterior, con más de un millón (un millón setenta mil) de los 6 millones de italianos en el mundo.

“Es una gran victoria”, dijo al corresponsal del diario Clarín en Europa el senador italoargentino Ricardo Merlo, que lideró “la lucha del Maie (Movimiento Asociativo de Italianos en el Exterior)”. Según la definió, consiste en los esfuerzos “para terminar con la injusticia que no permitía a los italianos en el exterior poder venir a Italia y gozar de todos los beneficios del Pasaporte Sanitario que da acceso a la mayoría de los servicios”.

Hasta ahora el certificado era dado a los vacunados en el exterior solo con Pfizer, Moderna, AstraZeneca-Oxford (no la versión india) y Johnson&Johnson, los inmunizantes reconocidos por la EMA, el ente regulador sanitario de los 27 países de la Unión Europea.

Autoridad

El subsecretario de Salud de Italia, Andrea Costa, dijo que se había aprobado una enmienda “que prevé la emanación de una circular en los próximos días que dará una respuesta positiva”.

En Argentina la mayor parte de las vacunas son de la rusa Sputnik, de la china Sinopharm, de Astrazeneca, y en menor número Moderna y Pfizer.

En una entrevista con Clarín, Merlo, que fue vicecanciller en el reciente gobierno de Giusseppe Conte, explicó que “hicimos una batalla en el Parlamento porque por ejemplo, el diputado Mario Borghese, del Maie, se dió la vacuna rusa en Argentina, donde tienen su residencia, como yo, y no podía entrar a un bar en Italia por carecer del Pasaporte Sanitario".

“Espero que la circular que permite a los italianos en el exterior que fueron vacunados en sus países de residencia con inmunizantes no aceptadas por el ente regional europeo EMA, sea distribuida en los próximos días”, agregó.

“Esto permitirá el acceso a bares, restaurantes, trenes, autobuses, metropolitana, hoteles, cines, teatros, estadios, parques cerrados, pistas de esquí y muchos otros lugares”.

En este marco, el diputado ítalo-cordobés Mario Borghese, vicepresidente del MAIE, logró que el tema estuviera en la agenda del Parlamento y que el gobierno se comprometiera a disponer de una medida especial para que darle una solución.

El green pass o pasaporte sanitario –que puede obtenerse también con un test de hisopado o un certificado que demuestre que uno ha cursado la enfermedad-, es cada vez más indispensable para moverse en Italia. Es obligatorio para viajar en aviones o trenes de larga distancia, comer en interiores de restaurantes, ingresar a museos y cines y, partir del 15 de octubre, también para todos los trabajadores, públicos y privados.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario