Información Gral

Francisco llega a una Cuba inmersa en histórica distensión con EEUU

El Sumo Pontífice llega a la isla como "misionero de la misericordia" en una gira que conmociona a los cubanos. Raúl Castro y Barack Obama adelantan acuerdos bilaterales.  

Sábado 19 de Septiembre de 2015

El Papa Francisco llega hoy a Cuba como "misionero de la misericordia" en una visita de varios días que conmociona a los habitantes de la isla y a los del exilio. Como muestra, ayer a la tarde, a escasas horas del arribo del pontífice, el presidente Raúl Castro habló por teléfono con el presidente estadounidense Barack Obama para adelantar pasos importantísimos de la política de deshielo que iniciaron en julio en una serie de contactos y encuentros en los que la Santa Sede tuvo participación y que terminaron con más de 50 años de tensión.

También es visible un destacado reverdecer del culto católico al calor del mismo gobierno, que ha cambiado ostensiblemente su posición hacia la Iglesia y los fieles cifran en el Papa sus esperanzas de tener una vida mejor.

Cuba es un país distinto al que recibió a Juan Pablo II en enero de 1998. La visita de Karol Wojtyla impulsó entonces la reconciliación con la Iglesia católica tras décadas de desencuentros. La frase del Papa polaco "Que Cuba se abra al mundo y que el mundo se abra a Cuba" dio entonces la vuelta al globo.

Y el gobierno se ha abierto. Desde 2008 Raúl Castro impulsa varias reformas económicas y la reanudación de las relaciones diplomáticas con Estados Unidos es el giro más importante en medio siglo en la política exterior cubana.

También la Iglesia se ha hecho desde hace años un espacio como interlocutora del gobierno. Como actor social, es la única institución reconocida que puede abordar asuntos de la proscrita oposición política. En 2010 el cardenal Jaime Ortega, el máximo representa eclesiástico en Cuba, medió por ejemplo con éxito para la liberación de decenas de presos políticos.

"Voy a visitarlos para compartir la fe y la esperanza", anticipó el Papa en un video mensaje transmitido ayer por todos los canales de la televisión cubana.

El vocero de la Santa Sede, Federico Lombardi, dijo que el segundo viaje del año del Papa al continente americano, tras haber estado en julio en Ecuador, Bolivia y Paraguay, será "largo, complejo, pero hermoso".

En un denso clima húmedo que por momentos alivia una esporádica lluvia tropical, los cubanos se encuentran expectantes por la visita de Francisco. En los centros comerciales de las calles céntricas, distintos afiches que le dan la bienvenida al Papa a Cuba se convierten en una metáfora de la expectativa cubana, que se hace evidente al dialogar con los habaneros, que encuentran como novedad el origen latinoamericano del sumo pontífice.

El arribo de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien se reunirá con el Papa, también atrajo la atención de los cubanos, ya que, según contó Carlos —un cubano de 50 años—, la mandataria argentina despierta "admiración" entre sus familiares y amigos. Esta es la séptima vez que la presidenta se verá con Francisco, ya que previamente compartió cuatro audiencias privadas y dos encuentros en ocasión de las giras papales por Latinoamérica.

En esta ocasión, la presidenta será una de las 3.500 invitados que asistirán a la misa que oficiará Francisco mañana.

Mientras los mandatarios se preparan para la llegada a Cuba, en la Plaza de la Revolución ultimaban los preparativos para la misa del Papa, aunque todos los detalles, hasta la colocación geométrica de las sillas para los invitados, ya están listos.

Desde junio, un equipo de trabajadores de Cuba contratados para la ocasión, trabaja en la realización de las obras para recibir a Francisco y a cientos de miles de personas que lo verán pasar en el papamóvil a través de la Plaza de la Revolución.

La misa la dará a un costado del Monumento al "Che" Guevara, en donde se montó un imponente estrado papal cubierto con follaje propio de Cuba, frente a una gigantografía de Cristo colocada en el edificio de la Biblioteca Nacional, y delante de un enorme panel que anuncia la llegada del "Misionero de la Misericordia", tal el lema de la visita de Francisco.

También ha sido el escenario de los ensayos preparatorios de la Orquesta de al Universidad de La Habana que actuará durante una de las presentaciones del pontífice.

La llegada del Papa tiene también un inesperado beneficio para miles de presos. El gobierno indultará a 3.522 detenidos con motivo de la visita de Francisco, según precisó el gobierno ayer.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS