Información General

Europa y EEUU superan récords de contagio por el Covid-19

El aflojamiento de los controles y el aumento de los contactos personales disparó nuevamente los casos. Advertencias por las fiestas de fin de año

Viernes 11 de Diciembre de 2020

La segunda ola de Covid-19 no deja de aumentar en toda Europa, a la vez que golpea con fuerza en Estados Unidos. En los dos continentes, la imprudencia de la población, que excedió los límites en los contactos interpersonales, es señalada como la principal fuente del empeoramiento de la situación. El crudo invierno del hemisferio norte es otro factor que agrava la situación, mientras se espera ansiosamente que se aprueben las nuevas vacunas. En Europa, solo Reino Unido por ahora tiene una vacuna aprobada y que está siendo aplicada desde el pasado lunes, la de Pfizer. También Canadá, Bahrein y Arabia Saudita aprobaron esta vacuna.

Rusia y Alemania informaron de un récord de muertes diarias de Covid-19 este viernes, mientras octubre fue el mes más mortal de Rusia en una década. Las unidades de cuidados intensivos de Estocolmo alcanzaron el 99% de su capacidad. Suecia propuso una "ley pandémica" para forzar el cierre de ciertos espacios públicos. Y Francia advirtió que el confinamiento que ordenó no se aligerará el martes próximo, como estaba previsto, después de que el número de casos diarios aumentara nuevamente.

Alemania contó 598 muertes en 24 horas, según datos oficiales. La nación también añadió un récord de 29.875 nuevas infecciones este viernes, aproximadamente 6.000 más que el día anterior. Los legisladores alemanes se reunirán en los próximos días para endurecer las medidas de cuarentena, en un intento de controlar el aumento de las infecciones.

La canciller Angela Merkel esta semana hizo un apasionado llamamiento a los alemanes para que limiten sus contactos sociales antes de las vacaciones invernales y pidió más restricciones. Un reciente cierre parcial no ha logrado detener la segunda oleada en Alemania. "Alemania está claramente muy preocupada y se puede ver que sus números van absolutamente en la dirección equivocada", dijo Linda Bauld, profesora de salud pública en Escocia, a la CNN.

La especialista agregó que España y Francia hicieron progresos gracias a los recientes cierres, pero mientras que el Reino Unido había dado algunos pasos adelante, regiones como Gales estaban retrocediendo. "En varias partes de Europa, ha habido restricciones que ahora se están aflojando, y cuando se aflojan, la gente realmente se aprovecha y eso es exactamente lo que pasó en Gales", añadió. "Es sólo el comportamiento humano. Creo que enero va a ser muy difícil, y probablemente febrero también", advirtió Bauld.

El secretario de Salud del Reino Unido, Matt Hancock, advirtió que el número de casos aumenta de nuevo, después de haberse aplanado en las últimas semanas a raíz del confinamiento de Inglaterra en noviembre. El Reino Unido tiene un promedio de 16.000 nuevos casos al día, un número mayor que la semana pasada. El funcionario está "particularmente preocupado" por el número de casos en Londres, donde los escolares de 11 a 18 años son los que más casos presentan, mientras que la tasa en los adultos es "en general plana". Para combatir el aumento y al mismo tiempo mantener abiertas las escuelas, se harán test a todos los niños y adolescentes en las áreas más afectadas. Reino Unido comenzó a aplicar la vacuna de Pfizer el lunes pasado.

En Francia, el ministro de Salud Olivier Véran informó de unos 14.000 nuevos casos este jueves, en comparación con los 12.000 del jueves pasado, advirtiendo que los casos podrían aumentar con las bajas temperaturas invernales y las reuniones de fin de año. Los centros culturales, incluyendo teatros y museos, que debían reabrir el 15 de diciembre, permanecerán cerrados por tres semanas más, dijo Castex.

El "toque de queda" en Francia, de 21 a 6, se extenderá hasta las 8, añadió el Gobierno. Una excepción a esa restricción se hará en Nochebuena. Sin embargo, los ciudadanos franceses no necesitarán certificados para salir de sus casas a partir del 15 de diciembre y se les permitirá viajar a otras regiones.

Los restaurantes y cafeterías todavía están programados para reabrir el 20 de enero. Castex subrayó que la situación sanitaria del país había "mejorado considerablemente en las últimas semanas", pero que esa mejora se había ralentizado en los últimos días.

En EEUU

Los estadounidenses están pagando ahora el precio por lo que hicieron en el feriado de Acción de Gracias, enfermándose de Covid-19, y las autoridades les advierten que no cometan los mismos errores durante la temporada navideña y el Año Nuevo. "Es un pico adicional al actual'', dijo Ali Mokdad, profesor de la Universidad de Washington, en Seattle. "Honestamente, es una advertencia para todos''.

En todo el país, los rastreadores de contactos y médicos de salas de emergencia están escuchando reiteradamente de pacientes con coronavirus que socializaron durante el feriado de noviembre con personas que no vivían con ellos, pese a las enfáticas advertencias para no hacerlo.

El virus estaba diseminándose rápidamente por la nación, incluso antes del feriado de Acción de Gracias, pero estaba mostrando indicios de estabilización. Desde entonces se ha disparado, con nuevos casos que rebasan los 200.000 por día.

Estados Unidos apura el paso para lanzar una vasta campaña de vacunación, una vez que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), como se espera, apruebe el uso de emergencia de la vacuna de Pfizer. La noche del jueves llegó el visto bueno de un comité de expertos independientes a la vacuna, así que solo falta el OK de la FDA. La agencia está bajo fuerte presión de la Casa Blanca de Donald Trump y de buena parte de los medios. De todas formas se cree que se aprobará en breve, dado que el "OK" del comité de expertos se considera más que suficiente como respaldo científico.

El Covid-19 ya ha matado a más de 290.000 personas e infectado a más de 15,6 millones en EEUU. Las muertes han subido a un promedio diario para siete días de casi 2.260, similar al pico registrado a mediados de abril, cuando el área de Nueva York era el eje del brote. Los nuevos casos están en aproximadamente 195.000 diarios, basado en un promedio para dos semanas, un incremento de 16% respecto a la víspera de Acción de Gracias, de acuerdo con un análisis de Associated Press.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario