Información Gral

Europa y Australia protestan por el informe médico contrario al fiambre

En España lo consideran un golpe mediático contra uno de los motores de la economía. Reacciones gubernamentales tras el estudio de la OMS de que la carne procesada es cancerígena.  

Miércoles 28 de Octubre de 2015

Los gobiernos de Alemania y de Australia y el sector corporativo europeo de productores de carne protestaron ayer por el informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), conocido el lunes, que indica que los fiambres y embutidos son cancerígenos para los humanos y que la carne roja "probablemente" también lo sea.

"¡No hay que tener miedo de comerse una salchicha a la brasa!", afirmó el ministro alemán de Alimentación, Christian Schmidt, quien se rebeló contra que la OMS "alarme a la gente de forma indebida poniendo a la carne en la misma bolsa que el amianto o el tabaco" como productos que atentan contra la salud.

El ministro de Agricultura de Australia, Barnaby Joyce, tildó por su parte al informe de la OMS (máximo organismo sanitario mundial) directamente como "una farsa".

"Si uno analiza todo lo que la OMS dice que es cancerígeno y lo excluye de su dieta diaria, bueno, es que tenemos que volver a las cavernas", afirmó el funcionario. "Si estas investigaciones se toman en serio, la carne se suma a unas 474 cosas que la OMS considera cancerígenas, como salir a pasear por la calle en las ciudades o los rayos solares", finalizó con ironía Joyce, quien fue noticia mundial en mayo pasado por amenazar con matar a los perros del actor Johnny Depp porque su dueño los llevó a Australia sin pasar la cuarentena exigida.

En España, un país de carne, las advertencias de la OMS contra el consumo excesivo de productos procesados e incluso de carne roja suponen un golpe mediático para uno de los mayores motores de la industria alimentaria del país. Si los consumidores (españoles o extranjeros) se tomaran en serio el aviso y redujeran la ingesta de estos productos, el negocio de ganaderos y de productores vinculados a la carne podría sufrir importantes mermas, reflejó ayer la prensa.

El sector español, que produce 5,9 millones de toneladas de carne al año, factura 22 mil millones al año y emplea a 110 mil personas.

En Alemania, las salchichas y el fiambre son productos muy presentes en la alimentación aunque su consumo experimenta cierto declive: en 2013, los alemanes ingirieron 60 kilos por persona, frente a 61,5 kilos en 2010.

Alemania es además un importante productor de carne, con 8,8 millones de toneladas en 2013, incluyendo 5 millones de carne porcina y 1,4 millones de toneladas de productos avícolas.

Australia, conocida por su cocina con gran presencia de carnes rojas y su cultura de barbacoa, tiene el índice per cápita de mayor consumo de carne del mundo, según un informe de 2014 de la Ocde (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, compuesto por 34 estados).

Productores. La Federación Europea de Asociaciones de Industrias de la Carne (Clitravi) rechazó "enérgicamente" el informe ya que no es apropiado atribuir a los embutidos el mayor riesgo de padecer cáncer cuando influyen otros factores como "la edad, la genética, la dieta, el medio ambiente y el estilo de vida".

"No es un único grupo de alimentos específicos por sí mismo el que define los riesgos asociados con la salud, sino la dieta en su conjunto, junto con algunos otros factores", remarcado la asociación.

Clitravi ha añadido que el sector europeo de la carne quiere ser "proactivo" y adelantarse con el fin de proporcionar "tantos detalles como sea posible" y servir de base a una completa fuente de información para que el consumidor obtenga "una mayor comprensión de la identificación de los peligros y la evaluación de los riesgos asociados".

Según ha defendido, existe una "amplia evidencia científica" que demuestra los beneficios del consumo de carne dentro de una dieta saludable."La carne y los productos cárnicos son una fuente esencial de nutrientes; una extraordinaria fuente de proteínas de alto valor biológico", además de aportar una buena cantidad de aminoácidos esenciales, de vitaminas del grupo B -como la vitamina B12 que contribuye al funcionamiento normal del sistema inmune- "y de minerales como el hierro", reiteró. Por lo tanto, ha concluido que la carne y los productos cárnicos tienen un valor nutritivo "muy importante, difícilmente sustituible" por otros alimentos.

Bardot. La mítica Brigitte Bardot se colocó ayer en el extremo de la disidencia y elogió "la extraordinaria valentía" de la OMS desafiando a "la mafia" del sector de la producción cárnica. "Celebro la valentía extraordinaria de la OMS por haber dado la alarma. ¡Es algo genial!", declaró la ex actriz, que preside una fundación de defensa de los animales.

BB teme sin embargo que "la mafia mundial de la carne se oponga con toda su fuerza a esta toma de conciencia". "Ya era hora de ver las cosas como son. Hace años que se sabe que el consumo excesivo de carne es sumamente perjudicial para la salud", dijo la protagonista de "Y Dios creó a la mujer".

Hasta el pan ha sido demonizado

El pan, alimento básico de la dieta humana desde la antigüedad, en la actualidad es con frecuencia demonizado como una fuente de carbohidratos que engorda. Suele ser el primer alimento que se retira de las dietas según el consejo de no pocos nutricionistas. Algunos especialistas argumentan que el pan hecho en fábricas tiene demasiados conservantes, aditivos y sal, y que por eso es poco saludable para los humanos, mientras que en la vereda de enfrente se ubican los defensores tanto del pan casero como del elaborado, quienes dicen que es una buena fuente de los carbohidratos necesarios para una dieta balanceada.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS