Información General

Europa amenaza enjuiciar a AstraZeneca por retrasos en la entrega de su vacuna

La UE aún no aprobó el fármaco, pero ya compró 400 millones de dosis. Sospechan que el laboratorio da prioridad al Reino Unido

Lunes 25 de Enero de 2021

La Unión Europea amenazó con acciones legales al laboratorio británico AstraZeneca por incumplimiento de contrato y con medidas que le impedirían exportar libremente las vacunas que produce en plantas que se encuentran en territorio europeo. La UE tiene un contrato de provisión por 400 millones de dosis con AstraZeneca, pero aún no ha aprobado la vacuna que fabrica, cosa que se prevé hará el 29 de este mes. AstraZeneca alega problemas en su cadena de distribución y provisión, pero la UE cree que envía parte de su producción fuera de Europa, principalmente al Reino Unido, que acaba de dejar la UE. El reclamo por las vacunas se da en otros continentes, mientras las naciones ven cómo suben los contagios de la segunda ola de Covid-19. La UE tiene también quejas con la estadounidense Pfizer, por retrasos en la entrega de su vacuna.

Europa, con 450 millones de habitantes, atraviesa una segunda ola de contagios en pleno invierno. Algunas naciones de manera invidivual, como Italia y Polonia, amenazan con tomar acciones judiciales contra los laboratorios que no cumplan los contratos firmados.

Pero este lunes la UE estalló contra AstraZeneca, que produce su vacuna en asociación con la Universidad de Oxford. Un punto clave es que fruto de esa asociación AstraZeneca se comprometió a entregar una vacuna al costo, 3/4 euros, y a proveer a países pobres mediante la firma de un compromiso con la OMS. Pfizer y su colega Moderna no han tomado este compromiso.

La comisaria europea de Salud, la chipriota Stella Kiriakides, presidió ayer una reunión de la Junta de Coordinación con los estados miembros y con los representantes de AstraZeneca, en la que por lo que se sabe el ambiente fue más que tenso y en la que la Comisión acusó al laboratorio de haber enviado las dosis que tenía comprometidas con la UE a otro mercado, supuestamente el británico.

Ayer se vio al premier británico Boris Johnson distribuyendo en persona cajas de la vacuna en centros de salud de Londres. Reino Unido,que ya no forma parte de la UE, aprobó en diciembre la vacuna y comenzó de inmediato su distribución y aplicación, mientras que aún espera la venia de la autoridad sanitaria europea.

Se espera que este viernes 29 la UE dé finalmente el OK a la vacuna AstraZeneca. El laboratorio anunció la semana pasada que las entregas serían menores de lo esperado en el primer trimestre debido a una "caída en el rendimiento" en un punto de fabricación europeo.

Antes de que hablara la comisaria Kiriakides y de la reunión con el laboratorio británico, el vocero de la UE, Eric Mamer, había anunciado que el bloque de 27 naciones no cambiará los planes de inmunización para el 70% de su población adulta, pese a los retrasos en las entregas de vacunas, y advirtió sobre la necesidad de alcanzar los objetivos planteados.

Hasta el momento, la UE solo autorizó las vacunas de Pfizer y Moderna, mientras que continúa pendiente la solicitud de AstraZeneca presentada el pasado 12 de enero ante la agencia europea encargada de supevisar los medicamentos, la EMA. La agencia europea daría su aprobación de emergencia este viernes 29 de enero.

Pfizer y su socio BioNTech anunciaron recientemente reducciones temporales de suministros debido a sus planes para modernizar la producción, y Polonia dejó entender que podría iniciar acciones legales si Pfizer no cumple con la cantidad acordada. Italia podría seguir este camino.

La Unión Europa tiene adquiridas 400 millones de dosis de la vacuna de AstraZeneca. Pero a su vez, mediante su acuerdo con la Universidad de Oxford, AstraZeneca tiene un compromiso ante la OMS de proveer la vacuna a naciones pobres y de ingresos medios, un compromiso que no han firmado sus competidoras Pfizer y Moderna.

“Los volúmenes iniciales serán inferiores a las previsiones iniciales a causa de un rendimiento reducido de una planta de fabricación en nuestra cadena europea de suministro”, dijo el fin de semana un portavoz de la compañía en una declaración escrita, sin daar más detalles. La empresa informó del retraso a los representantes de los 27 países miembros. El portavoz de AstraZeneca también añadió que “suministraremos decenas de millones de dosis en febrero y marzo a la Unión Europea, y continuaremos aumentado los volúmenes de producción”. La Comisión Europea y los estados miembros expresaron su “profunda insatisfacción” por el anuncio, escribió en Twitter la comisaria de Salud, Stella Kyriakides, que añadió que “insistimos en un calendario de entregas preciso sobre la base del cual cada estado podrá planificar sus programas de vacunación”.

Es el segundo retraso que sufren las farmacéuticas que proporcionan vacunas a la Unión Europea. El primero fue el que reconoció Pfizer el 15 de enero, atribuyéndolo a trabajos de mejora en su factoría de Bélgica. Supone bajar el ritmo de las entregas durante tres o cuatro semanas, aunque la farmacéutica se comprometió a recuperar el terreno perdido a fines de marzo. Dio garantías a la Comisión Europa de que al final del primer trimestre habría entregado el total de vacunas comprometido.

En total, la Unión Europea tiene contratado un paquete de 2.300 millones de dosis con seis farmacéuticas, entre las cuales están las dos con vacunas ya autorizadas que se están utilizando, Pfizer, a la que se han comprado 600 millones de dosis, y Moderna, con 160 millones. AstraZeneca será la tercera que podrá utilizarse en la Unión Europa, y es muy esperada, tanto para aumentar la disponibilidad de vacunas en el tiempo más breve posible, como porque es la más barata y es fácil de transportar. No tiene las dificultades logísticas de Pfizer, que necesita una conservación de las dosis a menos de 70 grados centígrados bajo cero.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS