Información Gral

El Papa llamó a "servir a las personas y no a las ideologías"

También pidió fortificar el proceso de paz en Colombia. Mantuvo una reunión privada con Fidel Castro. Multitudinaria misa en la Plaza de la Revolución de La Habana.

Lunes 21 de Septiembre de 2015

El Papa Francisco llamó ayer durante su mensaje pastoral en Cuba a servir "a las personas y no a las ideologías". Ante una Plaza de la Revolución de La Habana, a la que asistieron el presidente cubano Raúl Castro y otros 3.500 mandatarios de distintas naciones, el pontífice recalcó en su homilía que "hay una forma de ejercer el servicio que tiene como interés el beneficiar a los «míos», en nombre de lo «nuestro». Ese servicio siempre deja a los «tuyos» por fuera, generando una dinámica de exclusión", lamentó. "Por eso nunca el servicio es ideológico, ya que no se sirve a ideas, sino que se sirve a las personas", sostuvo.

Más adelante, pidió evitar un nuevo fracaso del proceso de paz en Colombia y caminar hacia una "definitiva reconciliación" que ponga fin al conflicto armado. "Por favor, no tenemos derecho a permitirnos otro fracaso más en este camino de paz y reconciliación", dijo el pontífice desde La Habana, donde se realizan negociaciones entre la guerrilla de las FARC y el gobierno colombiano. Pidió que la sangre de miles de inocentes durante el conflicto armado "sostenga todos los esfuerzos que se están haciendo, incluso en esta bella isla, para una definitiva reconciliación".

El pontífice, al término del oficio, fue saludado por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y luego mantuvo una reunión privada por más de 56 minutos con Fidel Castro, con quien intercambió regalos.

El mensaje pastoral del Papa en la multitudinaria misa que ofició en La Habana era aguardado ayer con expectación por la posibilidad de que aludiese indirectamente a la realidad social y política de la isla.

Los predecesores de Francisco, Juan Pablo II y Benedicto XVI, también pronunciaron discursos similares durante sendas visitas que hicieron a la isla en 1998 y 2012, respectivamente.

El prójimo como razón. Para su homilía celebrada ante el presidente Castro, cientos de invitados de la cúpula del gobierno comunista de la isla y decenas de miles de feligreses y curiosos, en el segundo día de su visita a Cuba Francisco eligió el "servicio al prójimo" como tema central.

"Lejos de todo tipo de elitismo, el horizonte de Jesús no es para unos pocos privilegiados capaces de llegar al «conocimiento deseado» o a distintos niveles de espiritualidad", dijo el religioso jesuita.

"Quien quiera ser grande, que sirva a los demás, no que se sirva de los demás", agregó. "Hay un servicio que sirve; pero debemos cuidarnos del otro servicio, de la tentación del «servicio» que «se sirve»", pidió.

Las autoridades pusieron también decenas de ómnibus a disposición para que simpatizantes del gobierno y trabajadores estatales pudieran llegar a la famosa plaza, conocida entre otras cosas por una imagen gigante en relieve del guerrillero Ernesto "Che" Guevara.

Grupos de opositores políticos habían señalado de antemano que temían que las autoridades impidan llegar a la plaza a aquellos disidentes que quisieran hacerlo. Y en efecto así ocurrió, ya que los fotógrafos pudieron documentar como jóvenes con remeras blancas fueron sacados por la fuerza cuando quisieron protestar en la plaza contra el régimen.

Varios niños recibieron simbólicamente la comunión de manos de Francisco durante la misa.

La visita de Francisco a Cuba tiene también un alto perfil político debido a su papel de mediador en el histórico acercamiento entre los gobiernos de La Habana y Washington.

Al concluir la misa, el cardenal Jaime Lucas Ortega, arzobispo de La Habana, no solo agradeció al Papa sus gestiones a favor del acercamiento entre Cuba y EEUU, sino también su impulso para la superación de las disputas internas. "Para alcanzar", dijo, "en espíritu cristiano de perdón y misericordia, la anhelada reconciliación entre todos los cubanos, los que vivimos en Cuba o fuera de Cuba". El arzobispo se convirtió en el único de los presentes, incluidos Castro y Bergoglio, en referirse, aunque sin nombrarlas, a la disidencia y el exilio.

Preguntado en las horas previas el padre Federico Lombardi, portavoz del Vaticano, si el Papa pasaría de largo por Cuba sin recibir a los disidentes ni abordar la cuestión, el jesuita respondió que "no todo en la visita del Papa son discursos públicos; también hay asuntos que se tratan en privado", dando a entender que Bergoglio estaría mediando a favor de la oposición, pero lejos de los medios y la polémica.

Reprimieron a disidentes

Varias activistas del grupo opositor cubano Damas de Blanco fueron detenidas ayer antes de la misa del Papa en La Habana, según dijo la líder de la organización, Berta Soler.

Unas 20 activistas fueron arrestadas alrededor de las cinco de la mañana cuando salían de la sede del grupo en el distrito de Centro Habana para ir a la misa de Francisco en la Plaza de la Revolución, explicó Soler.

Todas fueron liberadas "sobre las 10 de la mañana", dijo la opositora a la agencia DPA. La multitudinaria misa de Francisco en la céntrica plaza habanera se celebró alrededor de las nueve de la mañana. Las Damas de Blanco, que protestan todos los domingos con el gobierno con una marcha delante de una iglesia, habían anunciado que intentarían ir al acto religioso.

Soler también sostuvo que a ella y a otro activista les impidieron acudir el sábado a la nunciatura apostólica para ver a Francisco. Unas 140 personas estaban invitadas a un acto para saludar al pontífice tras su llegada a La Habana.

"Me arrestaron junto a Angel Moya por la Seguridad del Estado, impidiendo que llegáramos a la Nunciatura Apostólica", denunció a través de su cuenta de Twitter. Otras activistas contrarias al régimen también denunciaron que "las brigadas de respuesta rápida" les impidieron acercarse a la morada del Papa. También el líder de la llamada Unión Patriótica de Cuba, José Daniel Ferrer, denunció la detención de 31 opositores que pretendían asistir a la misa.

En el sitio de la bloguera opositora Yoani Sánchez, 14ymedio.com, se asegura que entre los detenidos hubo al menos tres activistas de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu), que habían logrado llegar hasta la plaza.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS