Información Gral

Dos argentinos detenidos por un crimen en España

Una pitonisa y su hijo fueron apresados en Buenos Aires luego de que la Policía española hallara un cadáver enterrado en Cataluña.

Miércoles 19 de Junio de 2013

Una mujer y su hijo fueron detenidos en Buenos Aires por pedido de la justicia de España que los acusa del brutal asesinato en Lloret de Mar (Gerona, noroeste de Cataluña) de una mujer de 32 años y el ocultamiento del cadáver en 2004.

Los apresados fueron identificados como Norma Beatriz Kuike, de la etnia gitana, supuesta pitonisa que se dedicaba a echar las cartas y adivinar el futuro, y Diego Ismael Felipoff, que en 2004 vivían en Gerona.

La justicia de España los acusa del homicidio, por acuchillamiento, de Ana María Martos Nieto, de 32 años, y del ocultamiento del cadáver dentro de un bidón enterrado bajo 180 kilos de arena, en el jardín de una casa ubicada en el pueblo Lloret de Mar.

El móvil del crimen supuestamente habría sido acabar con Ana Martos y sus demandas a Kuike y Felipoff para que le devolvieran dinero y bienes que ella al parecer les habría prestado, en el marco de una relación "profesional" de la adivinadora con su clienta.

Los detectives de homicidios de la policía española sospechan que Diego Ismael y la víctima iniciaron una relación sentimental en la que el detenido fue convenciendo a la mujer de traspasar el dinero —se habla de unos 100.000 euros— más los títulos de propiedad de una casa y un coche.

Por la desaparición y ocultamiento del cadáver de la víctima en la casa de Gerona ya está en prisión provisional en Barcelona el español José María Tarraguel, quien habría conocido a Kuike caminando por la rambla de Barcelona y consultándola por su suerte.

Ana María Martos Nieto había desaparecido el 18 de enero de 2004 en San Feliú de Llobregat (Barcelona). Su familia pensaba al principio que podría haber sido una fuga voluntaria porque estaba pasando una mala racha a raíz de una separación. Pero al mes empezó a sospechar que la habían capturado y denunció el caso ante la policía.

Hasta hace poco ninguna señal había dado pistas sobre su paradero, pero una información confidencial reciente dirigió a los investigadores hasta la finca de Lloret, donde se encontraba el cuerpo.

La división homicidios de la Policía encontró la semana pasada los restos, mediante el uso de un geo radar que le permitió dar con el sitio exacto, dentro de un bidón, enterrado en la propiedad de Tarraguel.

El bidón, metálico, estaba relleno de cemento y fue sepultado a mucha profundidad en el terreno de la finca. La policía tuvo que utilizar una excavadora para remover la arena.

Ahora el juez federal argentino Sebastián Casanello debe someter a Kuike y Felipoff al juicio de extradición a España, donde afrontar un proceso penal y podrían ser condenados a varios años de prisión.

La mujer es acusada de homicidio y su hijo, por estafa.

Lloret de Mar es un municipio español que descansa junto al mar. Poblado por 40.000 habitantes, está dotado de unas playas excelentes de arena granulada con magníficas vistas. Población costeras del Mediterráneo, el núcleo actual de la población se formó en el siglo XV alrededor de la playa.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario