Información Gral

Asombra a la Nasa la resistencia de dos robots que puso en Marte

Pequeños en tamaño, pero de un enorme significado: cuando los robots gemelos Spirit y Opportunity aterrizaron en enero de 2004 en Marte, con 21 días de diferencia, se esperaba de ellos una vida de 90 días. Pero ahora, cinco años después, siguen en marcha y continúan su trabajo.

Sábado 03 de Enero de 2009

Pequeños en tamaño, pero de un enorme significado: cuando los robots gemelos Spirit y Opportunity aterrizaron en enero de 2004 en Marte, con 21 días de diferencia, se esperaba de ellos una vida de 90 días. Pero ahora, cinco años después, siguen en marcha y continúan su trabajo.

Los robots de cuatro ruedas siguen entusiasmando a los científicos con impresionantes fotografías y datos sobre las propiedades del Planeta Rojo y su pasado. Y se han convertido en uno de los mayores éxitos de la Nasa.

Para el equipo responsable de la misión, integrado por cientos de investigadores y técnicos, los robots se han convertido en algo así como unos niños que dan esperanzas y preocupaciones y a los que hay que cuidar. Como en el verano de 2007, cuando el Opportunity luchó por su supervivencia durante una tormenta de polvo.

Muchos expertos acompañan la misión del dúo desde su inicio. Ninguno de ellos habría soñado que los pequeños automóviles podrían seguir operando actualmente. Y si los vehículos del tamaño de un carrito de golf siguen en forma, recibirán este año nuevas y grandes tareas.

Nuevo objetivo. El Opportunity ya está en marcha hacia un nuevo objetivo: un cráter no investigado hasta el momento. No se sabe si surgió por el impacto de un meteorito o por una erupción volcánica.

Mientras, el Spirit rueda en el polo opuesto de Marte por una colina y un foso que ha despertado la curiosidad de la agencia espacial estadounidense. El robot, cuyo nombre surge "del espíritu de descubrimiento" y que cuenta con un espectrómetro para el análisis de rocas construido en Alemania, aterrizó el 3 de enero en 2004 en la superficie terrestre, y tres semanas después le siguió su hermano gemelo.

La misión central de ambos es buscar pruebas de la existencia de agua, que sería una condición para el surgimiento de vida.

Las hallaron, pero no sólo eso: descubrieron cuarzo en el suelo marciano, lo que podría indicar la existencia de fuentes calientes. Y suministraron 250.000 imágenes (entre ellas panorámicas en color) del cráter Victoria, una cavidad de unos 800 metros de amplitud y 60 metros de profundidad en el polo sur marciano que fue explorada por el Opportunity en los últimos dos años.

Por un pelo

El robot Spirit ha dejado tras de sí un duro invierno que termina en diciembre en el hemisferio sur de Marte que estuvo a punto de dejarlo sin energía porque los paneles solares se cubrieron de polvo. “Se salvó por un pelo”, dijo John Callas, del laboratorio de propulsión jet de la Nasa. El robot está en el cráter Gusev, donde descubrió hielo superficial.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS