El Mundo

Imputan por fraude fiscal a las empresas de Donald Trump

Su máximo ejecutivo de finanzas fue también acusado por ocultar fondos que recibía de la corporación

Jueves 01 de Julio de 2021

La empresa del expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, así como su director financiero Allen Weisselberg, fueron acusados de haber planeado desde 2005 una operación para defraudar a las autoridades fiscales federales, estatales y locales, y evitar el pago de impuestos.

  Tanto la Organización Trump como Allen Weisselberg, su máximo jefe financiero, se declararon inocentes de los cargos penales en su contra, en el marco de una investigación por sus prácticas fiscales.

  Según la acusación contra Weisselberg, quien ha trabajado para Trump durante 48 años, maniobró para que la Organización Trump no tuviera que pagar impuestos sobre más de 1,7 millones de dólares en ingresos. Si bien la cifra es menor para los niveles de dinero que maneja la Organización Trump, el delito de evasión fiscal no mide este aspecto, sino la maniobra de ocultamiento en sí misma.

  El director financiero de Trump y representantes de la compañía comparecieron en un juzgado de Manhattan este jueves, un día después de que un jurado los imputara.

  La fiscal Carey Dunne describió como un esquema de fraude fiscal “arrollador y audaz”, el plan “orquestado por los ejecutivos más importantes” de Trump para eludir impuestos. El expresidente, sin embargo, no fue acusado.

  Según la acusación, la empresa pagó "en negro" el alquiler, los servicios y los gastos de garaje de un departamento que Weisselberg y su esposa ocupan. La empresa mantenía planillas internas en las que se hacía un seguimiento de las cantidades que pagaba a Weisselberg. La empresa no retenía los impuestos sobre la compensación indirecta, y Weisselberg sólo declaró su compensación directa en sus declaraciones de impuestos.

  Aunque Weisselberg comenzó a vivir en el departamento alquilado por la empresa para él en 2005, no declaró que era un residente de la ciudad de Nueva York en sus impuestos hasta 2013, cuando vendió su casa en Wantagh, Nueva York, evitando así el pago de impuestos sobre la renta de la ciudad.

  Entre 2005 y 2017, la compañía dio a Weisselberg aproximadamente 1,17 millones de dólares en ingresos no gravados para el alquiler del departamento y los gastos relacionados. Pagó además 359.058 dólares para la exclusiva escuela de los nietos de Weisselberg entre 2012 y 2017, con cheques de la cuenta de Donald Trump firmados por el propio Trump

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario