El Mundo

Bolsonaro acusó a la Corte de violar la Constitución y el tribunal lo llamó "mentiroso"

El conflicto institucional no es nuevo, pero ahora registró una escalada verbal sin precedentes

Jueves 29 de Julio de 2021

El Supremo Tribunal Federal acusó de mentiroso al presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, en medio de una polémica sobre la responsabilidad del gobierno nacional frente a la pandemia, a lo que el mandatario respondió este jueves acusando a la máxima Corte del país de “diseminar fake news” y violar la Constitución, en uno de los choques institucionales más duros registrados entre las cabezas del Ejecutivo y del Judicial. El enfrentamiento entre Bolsonaro y el Supremo Federal lleva muchos meses y cada tanto se produce, o bien un acto jurídico de la Corte o bien un cortocircuito verbal, como ocurrió este jueves. Esta anomalía institucional produce un daño de imagen a la democracia brasileña.

Todo empezó el miércoles por la noche, cuando en las redes sociales la Corte salió a desmentir al presidente, que había dicho que su poder para actuar en la pandemia había sido bloqueado por el máximo tribunal.

"Una mentira contada mil veces"

“El Supremo Tribunal Federal no prohibió al gobierno federal actuar en la pandemia. Una mentira contada mil veces no se transforma en verdad”, publicó la Corte, que explicó que “es verdad que se decidió que la Unión (el Estado federal), los Estados y los municipios actúen juntos para proteger al a población”.

Bolsonaro viene acusando a los gobernadores e intendentes que decretaron cuarentenas de ser los responsables por la crisis económica y de desempleo que sufrió Brasil en 2020 a causa del Covid-19. Bolsonaro impulsó un aumento del gasto público muy marcado y su gobierno distribuyó ayudas de emergencia, pero en 2021 las cortó. Esto causó una caída de su popularidad. Pero la economía brasileña crecerá 3,7% en 2021, según estimaciones de la OCDE, y 2,5% en 2022. En 2020 cayó 4,1%, mucho menos que otros países sudamericanos, como Argentina (casi -10%) y Perú (-12,9%, según Cepal).

El presidente sostiene que un fallo del Supremo Federal le impide bloquear cuarentenas, ante las cuales amenazó con utilizar las Fuerzas Armadas, razón por la cual este año presentaron la renuncia los jefes del Ejército, Marina y Fuerza Aérea.

Este jueves al hablar con sus seguidores en el Palacio de la Alvorada, Bolsonaro dejó de lado la moderación que le habían pedido sus nuevos aliados centristas en el Congreso y volvió a cargar contra el Supremo.

Leer más: Ciro Nogueiras, la apuesta de Bolsonaro

“Lo que dice el Supremo es una fake news. Una decisión del Supremo decidió que las medidas de los gobernadores no podían ser modificadas por mí, entonces la verdad es que el Supremo cometió un delito porque autorizó a intendentes y gobernadores a violar la Constitución en su artículo quinto, que garantiza la libertad de ir y venir por el territorio nacional”, dijo Bolsonaro.

El mandatario insistió que tenía un plan para contener la pandemia pero que no dejaron ejecutarlo: su teoría es lo que llama “aislamiento vertical”, es decir, que apenas ancianos y público de riesgo deban hacer confinamiento.

Bolsonaro sostuvo también que el confinamiento multiplicó dentro de las casas los contagios y que “no hay comprobación científica sobre el éxito de la cuarentena”.

Bolsonaro es investigado por una comisión del Congreso sobre su rol en la pandemia: varios senadores opositores declararon que el plan del gobierno era generar una inmunidad de rebaño sin vacuna tolerando una cierta cantidad de fallecimientos.

En campaña electoral

Más allá del Covid-19, el mandatario volvió a alentar el fantasma del fraude en su contra en las elecciones del próximo año, para las cuales aparece favorito Lula da SIlva.

Bolsonaro propuso cambiar el sistema electoral y prometió que presentará pruebas de un fraude en la elección de 2014 vencida por Dilma Rousseff en segunda vuelta por escaso margen sobre el candidato Aecio Neves.

En ese contexto, acusó al juez del Supremo Luiz Barroso, también titular del Tribunal Superior Electoral (TSE), de estar trabajando “contra la democracia” por rechazar los pedidos para cambiar el sistema de urna electrónica. Barroso recibió el apoyo de líderes de casi todos los partidos para repudiar las sospechas sobre el sistema electoral.

“La mentira deliberada debe ser denunciada”, respondió Barroso. De de cara a las elecciones de 2022, Bolsonaro cambió recientemente de jefe de gabinete y puso al senador Ciro Nogueira, del poderoso bloque parlamentario llamado Centrao, el principal dique contra los pedidos de destitución en el Congreso.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario