Educación

"Queremos que el folclore se promueva desde la infancia"

La directora del Ballet Municipal de Danzas Argentinas, Marina Acosta, rescata el valor que transmite este baile típico.

Sábado 22 de Septiembre de 2018

"El folclore no tiene que ser visto como un baile antiguo, queremos que las danzas que nos identifican tengan mayor difusión y se promuevan desde la infancia", expresa Marina Acosta, profesora de folclore de la Escuela de Danzas y Arte Escénico Ernesto de Larrechea. La chacarera, la zamba, el malambo y el carnavalito son algunos de los bailes típicos argentinos, que pareciera que sólo cobran notoriedad y vigencia para las fechas patrias y actos tradicionalistas. Acosta apuesta desde su tarea como docente y directora del Ballet Municipal de Danzas Argentinas a conservar la cultura tradicional, folclórica y popular, también a que la escuela pueda incentivar el gusto e interés por este baile como identidad colectiva.


"La familia ya no tiene la costumbre de transmitir estas danzas a sus hijos e hijas como lo hacían nuestros abuelos, que bailaban tango, folclore y sabían las letras de las canciones. Si bien existe hoy una movida importante respecto de estas danzas, no se compara a la de otros ritmos musicales, aquellos que están de moda, que se ven por televisión y tienen protagonismo en las redes sociales. La pérdida de identidad se refleja también en estos bailes típicos porque el folclore de un pueblo remite a sus creencias, costumbres y tradiciones como también lo son el mate, las comidas típicas y el fútbol", remarca la profesora.

danza2.jpg

Formación artística

Hija de los bailarines Miguel y Vicky Acosta, la joven cuenta cómo se vinculó desde su infancia primero con la danza clásica y luego con el flamenco. "La danza clásica es la base de la formación artística integral de cualquier bailarín. A los seis años empecé a bailar en una academia hasta que a los diez ingresé en la Escuela Municipal. En mi casa se escuchaba todo el tiempo folclore y tango, y mis padres fueron quienes, especializados en estas danzas, me trasmitieron sus conocimientos y gustos". En su adolescencia, y bajo la dirección de sus padres, se integra al Ballet Municipal de Danzas Argentinas, función que más tarde continuaría la joven bailarina. Mientras finaliza por estos días la carrera de medicina, asegura que dar clases en la escuela y ensayar con el ballet es su cable a tierra, una actividad que la gratifica permanentemente.

El Ballet Municipal de Danzas Folclóricas está integrado por jóvenes de 18 a 30 años, en su mayoría alumnos y alumnas de la Escuela de Danzas. Ensayan todas las semanas y participan de distintos eventos en la ciudad, hoy actúan en un festival a beneficio en el teatro Auditorio Fundación, y el 6 de octubre participarán de una obra de tango junto al cantante rosarino Alejandro Mustafá en el teatro Mateo Booz.

En la Escuela de Danzas (Santa Fe 1712) la formación en folclore comienza en 5º año, incluye las danzas tradicionales con sus diferentes connotaciones, identificaciones y su procedencia. "Los estudiantes se entusiasman con este baile y hasta cantan en las clases. Además del sentimiento que despierta en cada paso, la danza rejuvenece y libera muchas endorfinas como lo hace el deporte", asegura la profesora que prefiere la chacarera y se enamoró del tango. La institución organizó en agosto distintas actividades y clases destinadas a bailarines, bailarinas y público en general. En esta oportunidad, Acosta coordinó el encuentro de introducción al folclore argentino y las danzas tradicionales, uso de pañuelo, zapateo básico, posiciones, pasos y figuras básicas. "Hay mucha gente interesada en el folclore y que encuentran pocas posibilidades de aprender a bailar esta danza en Rosario", y hace referencia a varias peñas y centros tradicionalistas como El Hornero y Martín Fierro.

danza3.jpg

Las danzas que más se bailan

Entre las danzas tradicionales, y elegidas a la hora de bailar, figuran la chacarera y la zamba; esta última —explica la bailarina— se trata de movimientos de enamoramiento donde el hombre intenta seducir a la mujer. El escondido es otra de las que tiene más seguidores: en este baile típico de Santiago del Estero la mujer se esconde y el hombre zapatea, y luego será el hombre quien se esconda y la mujer zarandee". "Salta y Santiago del Estero son algunas de las provincias más afines con los ritmos folclóricos, además existe una variedad de música que no conocemos, propias de cada región, que se escucha y baila mucho en los pueblos", continúa. Mientras el tango es nostálgico y pasional, el folclore es más suelto, alegre y libre en el encuentro con el otro y propone distintos tipos de bailes. Pueden ser individuales como el malambo, también colectivos como el carnavalito, o de pareja, siendo la zamba o la chacarera las más conocidas. "Nuestro baile es un poco más estilizado, en referencia al vestuario y movimiento, sin perder las raíces y costumbres de cada región, también hay adornos, giros, contragiros y movimientos de brazos, en una zamba o una chacarera cada uno exhibe su impronta", describe la directora del ballet.

danza4.jpg
danza5.jpg

Aprender en la escuela

"La solidaridad, el respeto, la ayuda mutua y el trabajo en grupo son valores que se imparten desde la danza, por eso es tan importante que niñas y niños aprendan en la escuela a disfrutar de este baile. Actualmente en grandes ciudades como Rosario, hay pocas personas que se interesen por el folclore y lo quieran practicar, la mayoría procede de pueblos y regiones cercanas a la ciudad". De su escuela primaria, la joven recuerda que cantaban chamamé y que la enseñanza del folclore estaba más asociada con la música que con la danza. "El nivel primario podría ofrecer un rato de música, danza y también de instrumentos típicos del folclore como el bombo legüero. Sería bueno que niñas y niños aprendan a bailar, puedan realizar esta actividad como cualquier otra, y adquirir ese valor por la tradición. El folclore debería ser una materia obligatoria, como otros países lo han hecho con sus bailes típicos". Acosta señala que muchos profesores formados en esta especialidad no encuentran un espacio donde incorporarse.

"Un movimiento cultural y regional debería promover más estas tradiciones y los medios de comunicación colaborar en esta difusión. A veces pareciera que recién cuando algo se acepta en el exterior, nuestro país comienza a mirarlo con otros ojos", y explica que esto sucedió con Malevo, el grupo argentino de malambo. Este baile, que generalmente practican los varones, en el Ballet Municipal también lo aprenden las chicas, que "manejan las boleadoras y zapatean muy bien".


>>> Convocan a Moviniño

La Escuela Municipal de Danzas convoca a docentes, niñas y niños a participar de los espacios de aprendizaje e intercambio propuestos por Moviniño. Será del 12 al 14 de octubre en la sede de la escuela y en el Teatro La Comedia. Participarán educadores de gran trayectoria como Silvina Juárez, Margarita Fernández y Marcelo Facal. El encuentro presenta tres espacios: 1º Foro de capacitación de danza en la infancia, 1º Seminario de danza para niñas y niños, y 5º Encuentro de niñas y niños en movimiento. Inscripción: escdanzas@rosario.gob.ar hasta el 28 de septiembre, cupos limitados.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario