Edición Impresa

Vargas Llosa confía en que las pantallas no entierren a los libros

Escritores y académicos formulan una proyección de la industria editorial. El Nobel peruano está convencido de que el soporte digital podría empobrecer el espíritu crítico que campea en el papel.

Martes 22 de Octubre de 2013

El premio Nobel Mario Vargas Llosa se muestra esperanzado de que el libro en papel no desaparezca y coexista con su homólogo digital, mientras evalúa que la literatura en lengua española "está en buen pie".

Vargas Llosa considera que, en el caso del libro, el soporte no es un cuestión menor. "Estoy convencido de que la literatura que se escribiría exclusivamente para las pantallas sería mucho más superficial, de puro entretenimiento, conformista", dice a la agencia alemana DPA durante el VI Congreso Internacional de la Lengua Española en la ciudad de Panamá.

"El espíritu crítico, que ha sido algo que ha resultado sobre todo de las ideas contenidas en los libros de papel, podría empobrecerse extraordinariamente si las pantallas acabaran por enterrar a los libros", manifiesta.

Las letras iberoamericanas, afirma con optimismo el autor de "Conversación en La Catedral" y "La ciudad y los perros", "gozan de buena salud". "Ha habido una crisis económica que ha afectado algo, pero mucho menos de lo que se temía. Creo que el libro sigue circulando".

Al respecto, apunta que "es interesante saber por ejemplo que el número de lectores aumenta, aunque no tanto la venta de libros, pero sí el número de lectores, y ese es un síntoma muy alentador", señala Vargas Llosa (Arequipa, 1936).

El escritor peruano fue el gran protagonista de la jornada inaugural del VI Congreso que abrió el telón anteayer y proseguirá hasta mañana en el Centro de Convenciones Atlapa bajo el lema "El español en el libro: del Atlántico al Mar del Sur".

El desarrollo de las nuevas tecnologías implica "una problemática nueva, con la gran transformación que ha significado para el libro, para la cultura en general", considera el galardonado autor, que presentará hoy en Panamá su más reciente novela, "El héroe discreto".

El camino que se abre para la industria editorial es aún mayormente de incertidumbre. Es "muy difícil profetizar qué cosa va a ocurrir, si el libro digital va a anular enteramente al libro de papel". También queda por saber "si va a haber finalmente una legalidad respecto al libro digital y a la cultura digital", añade.

"Eso va a ser un elemento absolutamente fundamental en la dirección que tome la cultura en el futuro inmediato", estima Vargas Llosa.

De todas maneras el Nobel confía en que el tradicional libro de papel sobreviva los embates de la tecnología. "Yo creo que hay que hacer todo lo posible por que no desaparezca, por que coexista con el libro digital", recomienda con fervor.

Vargas Llosa acudió ayer como oyente a un debate sobre el futuro del libro de papel, en el marco del Congreso Internacional de la Lengua Española.

El VI Congreso de la Lengua reúne a unos 200 escritores, lingüistas, editores y otros expertos en torno a una extensa temática del libro.

En el encuentro se abordan los retos que plantean los medios audiovisuales y los contenidos en internet, que acaparan cada vez más la atención de los niños y jóvenes, dejando el libro impreso en segundo plano,

El español, con casi 500 millones de personas que lo hablan, especialmente en España y América latina, e idioma oficial en más de una veintena de países, es la segunda lengua del mundo (la número dos en Estados Unidos) y la tercera más usada en internet.

El director de la Real Academia Española de la Lengua, José Manuel Blecua, aseguró que ya existen 200.000 títulos de libros en español "que se pueden robar" por internet, lo que ha convertido a la piratería en un grave problema para las editoriales.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS