Edición Impresa

Tensión entre el Central y Guillermo Moreno por los bonos para traer dólares

La autoridad monetaria se resiste a crear un mercado secundario y a permitir su liquidación a un dólar más alto que el oficial. Peligra la compra de Baade por parte de automotrices y cerealeras.

Sábado 26 de Octubre de 2013

Cerealeras y automotrices aún no cerraron la suscripción de Bono Argentina de Ahorro para el Desarrollo Económico (Baade) por unos 800 millones de dólares porque el Banco Central se resiste a modificar el sentido de esos títulos de deuda, pensados inicialmente para blanquear capitales.
  El secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, en un reciente encuentro con directivos de terminales automotrices, había prometido que en los próximos días se lanzaría una nueva serie de Baade, para desvincularlo de la ley de exteriorización de capitales no declarados ante el fisco.
  También les garantizó la posibilidad de operar en un mercado secundario con ese título, el cual podría liquidarse en cualquier momento por intermedio del Banco Central, en caso de necesidad de pesos.
  Los empresarios pidieron a Moreno entre 20 y 30 días para consultarlo con sus casas matrices.
  El secretario de Comercio salió en busca de dólares para inyectar a las reservas del Banco Central, que bajaron u$s 9.000 millones en lo que va del año. Pidió a las automotrices que suscriban unos u$s 300 millones, después de haber solicitado a las cerealeras que aporten unos u$s 500 millones.
  En este sentido, se esperaba que grandes jugadores, como Cargill y Bunge & Born, compren 100 millones dólares cada una en Baade, y el resto de las cerealeras unos 300 millones en total, según su participación en el mercado.
  Similares parámetros iban a tomarse en cuenta para la entrada en acción de las automotrices, de las cuales se espera que suscriban 300 millones de dólares, si el gobierno les asegura un mercado secundario.
  El esquema cerraría con la posibilidad de traer dólares al país, comprar bonos y cambiarlos en el mercado al precio del contado con liquidación (más de 9 pesos), y no al tipo de cambio oficial.

Freno. Pero el BCRA dejó en claro que no está dispuesta a convalidar la maniobra, en todos sus términos. La semana pasada, a través de la Comunicación “A” 5487, aceptó habilitar la compra de bonos a “los residentes del país del sector privado no financiero que ingresen nuevos endeudamientos financieros del exterior”.
  Pero cortó la posibilidad de crear un mercado secundario. Aclaró que las empresas que lo suscriban con divisas provenientes de financiamientos del exterior deberán conservar esos títulos en cartera hasta su vencimiento. . En el caso de que esas compañías quieran liquidar anticipadamente sus tenencias, deberán hacerlo en dólares e ingresar esas divisas por el mercado oficial, al precio oficial. Lo mismo para el cobro de las rentas que generan esos títulos. Además, estableció que “los financiamientos ingresados del exterior deberán ser a plazos de vida promedio considerando capital e intereses, no menores a tres años”.
  El Banco Central no emitiría una nueva comunicación específica, dado que entiende que las reglas de juego están más que claras para quienes deseen participar de la suscripción de Baade como parte del blanqueo de capitales.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS