Edición Impresa

Robaron más de 200 mil pesos de una sucursal del Correo Argentino

Los ladrones, al menos dos según dijeron fuentes policiales, ingresaron por la parte trasera del local y desde el corralón municipal y se dirigieron directamente a la caja fuerte.

Domingo 08 de Diciembre de 2013

Más de 200 mil pesos en efectivo destinado al pago de jubilaciones fue el monto sustraído por una banda de delincuentes de una caja fuerte de la sucursal del Correo Argentino de la pequeña localidad de Amenábar, en el departamento General López. Los ladrones, al menos dos según dijeron fuentes policiales, ingresaron por la parte trasera del local y desde el corralón municipal y se dirigieron directamente a la caja fuerte. Lo llamativo del episodio, que ocurrió durante las últimas horas del jueves y primeras del viernes, es que no se activó el sistema de alarma del local, las cámaras de videovigilancia no pudieron detectar movimientos extraños en el lugar y al parecer la puerta de la caja fuerte no fue violentada.

   El propio jefe de la Unidad Regional VIII con asiento en Melincué, el comisario mayor Sergio Erard, explicó que “todo es materia de investigación”, aunque los datos preliminares permitieron establecer que “no se observan externamente señales de violencia”. Y también contó que “cuando ingresó el titular del correo la mañana del viernes notó que había un gran desorden en la parte de la caja fuerte y que la puerta del cofre estaba abierta”.

El botín. El oficial también contó que el dinero que había en la caja estaba destinado al pago de las jubilaciones de beneficiarios domiciliados en Amenábar y Lazzarino, dos pequeñas localidades del sur santafesino ubicada a unos 250 kilómetros de Rosario y a unos 20 de la ciudad de Rufino. “El padrón de jubilados es de 280, pero la mitad ya había cobrado sus haberes el día miércoles”, agregó la fuente.

   Según pudieron reconstruir los pesquisas, los ladrones ingresaron por el corralón comunal cuyos fondos dan a la parte trasera de la sucursal del Correo Argentino de Amenábar. En ese lugar había alarmas que no se activaron y las cámaras de videovigilancia no pudieron establecer nada porque no funcionaron.

   El comisario Erard explicó que “la caja fuerte no funcionaba con clave sino que tenía una llave, es una caja vieja que no está sistematizada”. Y también reportó que los ladrones “ingresaron durante la madrugada del viernes y se llevaron todo lo que había de dinero en efectivo”.

   Las especulaciones dan cuenta de que la cifra podría ser mayor a la declarada oficialmente, que sumó 206 mil pesos, aunque si se tiene en cuenta que aún se encontraban depositados los haberes y aguinaldos de 140 pasivos, la cifra puede ser cercana al medio millón de pesos teniendo en cuenta un promedio de 3.500 pesos a percibir por cada uno de los jubilados que aún no habían cobrado.

Llave maestra. El jefe de la UR VIII también explicó que “puede haber una persona que, teniendo una llave maestra, pueda abrir la cerradura sin violentarla como aparentemente sucedió en este caso dónde no quedaron vestigios de violencia. De todas maneras está claro que tuvo que tener conocimientos de cajas fuertes para lograr lo que logró”.

   Una de las hipótesis que manejan los investigadores es que la caja fuerte haya estado abierta, y la otra es que los delincuentes usaran una llave maestra para abrirla. “Son dos teorías que manejamos pero queremos ser prudentes en este tema para no abrir interrogantes que no sean verdaderos”, señaló el jefe policial.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS