Edición Impresa

Rechazan tramitar en forma conjunta los dos expedientes por el triple crimen

A dos años de la matanza en la villa Moreno. Cinco acusados aceptaron ir a un juicio oral pero uno de los tres policías procesados en otro expediente se negó a tal posibilidad.  

Miércoles 11 de Diciembre de 2013

El juez que tiene a su cargo la causa por el triple crimen de villa Moreno, ocurrido el 1º de enero de 2012, rechazó que se tramite en simultáneo el expediente en el cual tres policías fueron procesados por encubrir la matanza y a quienes les endilgan un accionar dudoso para favorecer a los implicados. En los efectos concretos, la acumulación de ese proceso penal haría peligrar la posibilidad de que las muertes de Jere, Mono y Patom se ventilen en un juicio oral y público porque uno de los uniformados se opone a esa modalidad, que sólo sería aplicable con el consentimiento de todos los procesados.

La decisión de que las dos causas se investiguen por separado y en juzgados distintos fue adoptada por el juez de Sentencia Nº 4, Julio Kesuani, quien interviene en la etapa de acumulación de pruebas previa al juicio por los asesinatos de Jeremías Trasante, Claudio Suárez y Adrián Rodríguez. Los cinco acusados solicitaron ser juzgados en un proceso oral optativo (modalidad previa a la reforma penal) que para aplicarse requiere de la voluntad de todos los implicados.

Criterios. En ese sentido, días atrás fue remitido al juzgado de Kesuani el sumario que se les sigue al comisario inspector Eduardo Ismael Carrillo, el suboficial Norberto Claudino Centurión y el agente Lisandro Jesús Martín por incumplimiento de los deberes de funcionario público y encubrimiento agravado. Los policías fueron procesados y la primera etapa del juicio comenzó a desarrollarse en el juzgado de Sentencia Nº 6, a cargo de Julio García.

Este magistrado entendió que el caso debía tramitarse en paralelo con la causa madre del triple crimen porque los dos hechos están íntimamente ligados: los policías están imputados de encubrir a los acusados de esos homicidios. El fiscal Julio Vescovo estuvo de acuerdo al entender que los dos expedientes tienen una misma raíz y deberían trabajarse juntos, y así se lo hizo saber a Kesuani para que siga adelante con ambas causas en paralelo.

Sin embargo, el magistrado resolvió ahora rechazar la acumulación de la causa de los efectivos en su juzgado. Dispuso que cada asunto penal siga su curso por separado. Lo hizo con el argumento de que el expediente contra los uniformados se tramitó en forma separada, tuvo pruebas independientes y ese criterio debe seguir vigente para su elevación a juicio.

El fiscal Vescovo no acordó con este planteo y apeló la decisión. El encargado de acusar a los implicados en el triple crimen considera que el trámite separado de ambas causas se impulsó así para darles celeridad, pero que se trata del mismo "núcleo fáctico" y de conductas delictivas que giran en torno a un mismo hecho. Ahora la Cámara Penal deberá dirimir el conflicto.

El policía no quiere. La cuestión no es menor ni sólo de naturaleza formal, ya que de uno u otro resultado depende que el triple crimen pueda juzgarse con la modalidad oral o escrita. Los cinco acusados de la matanza, Sergio "Quemado" Rodríguez, Daniel Delgado, Brian Spiro, Mauricio Ezequiel Palavecino y Brian Damián Romero están procesados como coautores de homicidio agravado por el uso de arma, lo que prevé un juicio escrito. Pero todos prestaron consentimiento para que se lleve adelante con la modalidad del juicio oral.

En caso de que se sumen los tres policías a la lista de acusados, el agente Lisandro Martín ya adelantó que no está dispuesto a someterse a un juicio oral y público. Lo que volvería inaplicable esta instancia y dejaría la causa en condiciones de resolverse por escrito. Algo que no modifica eventuales resultados pero sí la visibilidad pública del proceso y sus actos probatorios.

Cómo se salga de esa encrucijada dependerá de la Cámara. Incluso puede ocurrir que el juez de Sentencia 6 se niegue a recibir la causa de los policías y se origine, además del planteo del fiscal, un conflicto de competencia entre magistrados. En cualquier caso, los plazos corren y por eso el fiscal comenzó a solicitar la prórroga de la prisión preventiva de los implicados, que comienzan a vencer en enero próximo.

El triple asesinato ocurrió a las 2 de la mañana del 1º de enero de 2012 en una canchita de fútbol de Presidente Quintana y Dorrego. Los tres jóvenes esperaban a unos amigos para ir a una fiesta cuando cinco hombres arribaron para vengar una balacera ocurrida horas antes contra Maximiliano "Quemadito" Rodríguez, asesinado tiempo después. Al parecer, los atacantes buscaban a Ezequiel Villalba pero terminaron matando a los tres chicos ajenos al conflicto.

Meses más tarde, los tres policías (procesados pero en libertad) fueron acusados de "ayudar a eludir" la investigación a los implicados, con maniobras sospechosas como una reunión no fundamentada con la novia de "Quemadito", la omisión del ingreso del joven baleado al Heca y la demora para ubicar al "Quemado" Rodríguez.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS