Edición Impresa

Lo corrieron una cuadra y lo mataron de un balazo en la cabeza

Rodrigo Chacón tenía 29 años y había salido de Coronda hace una semana, luego de cumplir una condena. Ocurrió cerca de las 4 de ayer en José Ingenieros al 7700, en la zona norte del barrio de Fisherton. Hasta ayer se ignoraba el móvil del asesinato.

Lunes 05 de Agosto de 2013

Gritos, ladridos, corridas y dos estampidas alteraron el sueño de quienes dormían la madrugada de ayer en un sector del barrio de Fisherton donde fue asesinado un hombre de 29 años. Cuando algunos vecinos se asomaron para ver lo que había ocurrido vieron a un muchacho que yacía sin vida sobre el pavimento con un balazo en la cabeza. En el incidente resultó herido un hermano de 16 años de la víctima, pero su vida no corre peligro (ver aparte). Al cierre de esta edición los pesquisas no habían determinado la motivación del violento suceso.

El joven asesinado, Rodrigo Chacón, había salido una semana atrás de la cárcel de Coronda luego de haber cumplido una condena por un delito que no fue precisado por los voceros consultados.

Corrida. Hasta ayer los investigadores no habían podido reconstruir en forma fehaciente el homicidio ocurrido en José Ingenieros al 7700. Sin embargo, vecinos contaron que cerca de las 4 del domingo varios muchachos corrían detrás de los pasos presurosos de Chacón.

Al parecer, la desenfrenada carrera se había iniciado en José Ingenieros al 7600 y se extendió poco más de cien metros. Cuando Chacón atravesó Donado se derrumbó malherido sobre un pequeño badén sobre el cual quedó tendido de costado en medio de un charco de sangre.

Al parecer, un balazo disparado desde atrás por uno de los perseguidores le atravesó la nuca y le perforó el ojo derecho. El proyectil le provocó pérdida de masa encefálica y en escasos minutos falleció. Un vecino relató que un rato después la mujer de Chacón llegó a la escena del crimen y le recriminó a los agresores que hayan matado a su marido.

Peleas. Ayer al mediodía los vecinos se quejaban porque esta barriada de zanjas a cielo abierto había perdido la tranquilidad de años atrás y se había convertido en una zona insegura, según coincidían, como consecuencia de las grescas entre bandas que se disputan el control territorial por la venta de drogas.

"Esto es un ajuste de cuentas. Acá se juntan pibes de Fisherton, Emaús y Empalme Graneros y se pelean a los tiros", comentó una muchacha.

Por su parte Flora, una mujer cincuentona, recordó los viejos tiempos en que la zona no estaba contaminada por los delitos. "Hace 36 años que estoy en el barrio y puedo decirle que acá se vivía con tranquilidad", recordó la mujer.

Flora también relató que unos meses atrás sufrió un robo. "Me asaltaron cerca de la puerta de mi casa. Dos pibes que iban en una bicicleta me quitaron los medicamentos de mi marido y un bolsito".

En la escena del suceso, los efectivos de la comisaría 17ª y de la sección Homicidios encontraron seis vainas servidas calibre nueve milímetros. Además encontraron una billetera que al parecer no tenía dinero y un par de zapatillas que pertenecerían al joven asesinado.

Hermano de la víctima, baleado

Cuando la concubina de Rodrigo Chacón se enteró del crimen de su pareja se contactó con Martín, un hermano de 16 años del hombre asesinado. El adolescente también acudió a la escena del crimen —acompañado por su novia— y también fue atacado por un hombre que, escondido detrás de un árbol, gatilló una pistola calibre nueve milímetros. Una bala le atravesó la pierna izquierda al adolescente quien fue atendido en el Hospital de Niños Zona Norte y ayer mismo ya había recibido el alta. “El balazo entró y salió”, explicó un vocero policial.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS