Edición Impresa

La última aventura insensata

  Ya pasaron dos años. Phil, Stu y Doug viven vidas felices y sin incidentes en su casa. Tampoco hay boda ni despedida de soltero. ¿Qué podría salir mal? Lo mismo, "¿Qué pasó ayer? Parte 3", la...

Jueves 30 de Mayo de 2013

Ya pasaron dos años. Phil, Stu y Doug viven vidas felices y sin incidentes en su casa. Tampoco hay boda ni despedida de soltero. ¿Qué podría salir mal? Lo mismo, "¿Qué pasó ayer? Parte 3", la última aventura de los cuatro amigos de la saga, es una realidad y se estrena hoy en los cines locales.

Otra vez con las actuaciones de Bradley Cooper, Ed Helms, Heather Graham y Zach Galifianakis, y la dirección de Todd Phillips, esta vez la hilarante historia pone el foco en el inadaptado social interpretado por Zach Galifianakis.

Alan, el personaje de Galifianakis se ha vuelto una constante en las camisetas y chucherías turísticas que se venden en la ciudad del pecado, locación de la primera entrega de la serie en 2009, que lanzó al estrellato a Bradley Cooper.

Frente a los casinos de Las Vegas Strip, el principal bulevar de la famosa ciudad del juego, actores desempleados disfrazados de personajes de "¿Qué pasó ayer?", así como de otros íconos del cine más tradicionales, piden a los visitantes unas monedas a cambio de tomarse una fotografía con ellos.

"¿Qué pasó ayer? Parte 3" vuelve a llevar a los desafortunados Phil, Stu, Alan y Doug a Las Vegas luego de que se perdieran espectacularmente en Bangkok en la secuela de 2011. La estrella de "Bridesmaids", Melissa McCarthy, se une esta vez a Cooper, Ed Helms y Justin Bartha en un filme que comienza cuando los compinches de Alan deciden hacerle una "intervención" para rescatarlo de sus demonios. Alan al principio accede, pero inevitablemente el plan se echa a perder: Doug es raptado otra vez ("Soy un buen secuestrado judío", bromeó hace un par de semana Bartha en una entrevista) y los otros tres tienen que lidiar con el delirante asiático Mr. Chow para resolver las cosas.

A diferencia de la primera y la segunda parte, la trama no incluye una resaca. En aquellas, la historia comenzó por el final: los personajes sufren un dolor de cabeza de los mil demonios y tratan de recordar qué pasó la noche anterior.

En "¿Qué pasó ayer? Parte 3", Phillips dijo que quiso atar cabos que habían quedado sueltos de las dos primeras películas.

Así, fragmentos de la trama y de personajes que pasaron casi inadvertidos en las primeras dos películas, son retomados ahora para resolver la historia de los cuatro amigos de una vez por todas.

HABLAR EN LAS VEGAS. Cuando llegó a los cines la primera entrega de "¿Qué pasó ayer?" en 2009, Zach Galifianakis era un actor cómico de segunda fila que se ganaba la vida con apariciones en televisión, de secundario en algún filme y haciendo monólogos.

Cuatro años después, tras el estreno mundial de la tercera parte de la saga, Galifianakis charló con Univision.com en Las Vegas:

—Aquí en Las Vegas hay actores callejeros imitando tu personaje de Alan. ¿Qué tan importante fue este papel en tu carrera?

—Es grande, no lo niego. Cambió mi vida un poco, pero tampoco pienso tanto en eso. Es un trabajo, pero trato de separar hacer películas de mi vida; intento ser lo más normal posible en este mundo. Pero es muy divertido, la gente imita a Alan delante de mí.

— ¿Tenés miedo a que la gente te vea sólo como Alan?

—Sí, es extraño. Pero te ven, se emocionan y tratan de compartir un poco de Alan, te invitan a tragos. Yo soy una persona bastante callada y reservada en la vida real, así que cuando se acerca alguien y de repente te abraza, es raro. Creen que eres esa persona.

—¿Estás triste de que se termine el personaje con esta tercera película o estás aliviado?

—Nunca volveré a interpretar este personaje de nuevo. Es tan específico de estas películas. Y amo lo aleatorio que es. En ese sentido, sí lo echaré de menos. También trabajar con estos caballeros fue muy divertido y bueno para mi vida.

—¿Son buenos amigos después de estas tres películas?

—Sí, somos bastante cercanos. Veo a Ed y a Bradlely cuando no estamos trabajando. Tratamos de apoyarnos unos a otros porque hemos pasado por todo esto juntos como desconocidos. Compartimos una experiencia muy específica.

—¿Pensaste en trabajar en otras películas que no sean comedias?

—Como en cualquier trabajo, quieres explorar otras opciones, si tienes la suerte de poder. Pero yo soy un comediante. Ante todo me gusta hacer comedias. Me gustaría intentar algo serio, pero no sé si alguien me va a tomar en serio. A actores convencionales les dejan hacer papeles cómicos, pero a los comediantes no les suelen dejar hacer roles dramáticos. Pero Jim Carrey, Robin Williams, Bill Murray, para mí han hecho sus mejores papeles en películas serias.

EN LA CIUDAD LUZ. En un hotel de París, el cuarteto protagónico atendió a la prensa con motivo del estreno europeo del filme. Ante el comentario de que esta tercera entrega es menos cómica que las anteriores pero que al mismo tiempo es la más emocional y la que mejor explora las relaciones entre los amigos, Ed Helms (Stu) señaló que "la dinámica entre nuestros personajes es más complicada, y, a diferencia de las películas previas, aquí hay una tragedia personal que le sucede a uno de los protagonistas. Y esto es mucho más emocional, claro. Y lo cierto es que, aunque incluso todo acabe siendo un viaje con situaciones algo tontas y ridículas, lo que Alan lleva encima es bastante triste y complicado".

"Sí, Alan tiene problemas con su vida", advirtió el propio Zach Galifianakis. "Y esta tercera película tiene que ver con enfrentarse a esos problemas. Y sí, en ese sentido, creo que es la menos divertida. Todd quería de manera muy consciente llevar la historia hacia terrenos más oscuros y no volver a hacer lo que el público podía esperar".

"Esta tercera película es la mega resaca de las dos películas anteriores. Porque estamos pagando deudas de las decisiones que tomamos en la primera y segunda. No se bebe, pero, de hecho, todo el filme es un mal despertar de las otras dos entregas", dijo Bradley Cooper, que le da vida a Phil.

El actor añadió: "Estas películas nos ha unido bastante. Todos nos sentimos muy agradecidos por haber podido trabajar juntos y, de hecho, es tan especial poder tener un vínculo tan familiar con tus compañeros de reparto y se puede ver en cómo estamos trabajando una escena, y no estás viendo a cada uno de nosotros individualmente, sino que estás viendo al grupo. No es algo usual esa cohesión, ese poco individualismo. Y los tres nos hemos beneficiado de la saga, la hemos promocionado, hemos vivido el éxito de la franquicia y todo lo que la ha acompañado y lo que ha venido después. Estamos muy unidos. Y Todd (Phillips) está incluido en este vínculo".

Con respecto al secreto del éxito de la franquicia, Cooper opinó que "hay muchas cosas en la saga que la hacen irrepetible, pero la clave de todo esto es que triunfó y nos ha permitido llegar hasta esta tercera película y creo que esta tercera es un experimento más grande.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS