Edición Impresa

La Auditoría General concluyó un lapidario informe sobre TBA

La Secretaría de Transporte quedó en la mira por "negligencia notoria" en los controles. El gobierno será querellante en la tragedia de Once, pero podrán enjuiciar a sus funcionarios.

Sábado 03 de Marzo de 2012

La Auditoría General de la Nación (AGN) aprobó ayer por "unanimidad" de sus siete integrantes un crítico informe sobre la gestión de las líneas Mitre y Sarmiento, a cargo de la empresa Trenes de Buenos Aires (TBA), a la que reprochó "manifiestos incumplimientos en cuanto a inversiones en materia de mantenimiento y seguridad" y "una negligencia notoria por parte de la Secretaría de Transporte".

El reporte será ahora elevado al Congreso, a la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT), a la Secretaría de Transporte, a la Jefatura de Gabinete, al Ministerio de Planificación Federal y al juez federal Claudio Bonadío, quien investiga la tragedia de la semana pasada en la que murieron 51 personas y 703 resultaron heridas.

El texto fue elaborado por la comisión de Entes y Servicios Públicos de la AGN y considerado ayer al mediodía por el cuerpo de auditores, dos días después de la fecha original prevista, que se aplazó luego de que los representantes del oficialismo consiguieran otras 48 horas para "analizarlo".

Al igual que uno de 2008 que detectó graves incumplimientos por parte de TBA, el nuevo reporte de la AGN fue categórico en cuanto al desempeño de la empresa del Grupo Cirigliano: "Contiene insumos sobre el comportamiento empresarial y manifiestos incumplimientos en las tareas de inversión mínima, en la aplicación de subsidios en lo que hace a mantenimiento y seguridad", explicó Leandro Despouy, titular de la AGN.

TBA recibió subsidios por 1.924 millones de pesos desde 2003 a 2010, y 106,3 millones entre diciembre de 2011 y enero.

Sin embargo, y a pesar de un "incremento en los subsidios", dijo Despouy, la aplicación de esos fondos para mejoras del material rodante y seguridad bajó de "17 a 4 por ciento en términos relativos".

El informe 303/09, de más de 100 páginas, había generado diferencias entre los auditores que responden al gobierno y los que están más cerca de la oposición, aunque terminó siendo aprobado por "unanimidad", con "muy pocas diferencias" respecto del original que comenzó a tratarse el miércoles último.

El quinto informe crítico de la AGN hacia TBA en los últimos 11 años es "muy revelador" de la actuación de la empresa y será "útil" para que el Poder Ejecutivo y Judicial tomen las "decisiones correspondientes", subrayó Despouy.

"Es una fuerte contribución para la Justicia y para el Ejecutivo, que tiene ante sus manos algunas decisiones fundamentales en los próximos días", agregó.

El funcionario de origen radical remarcó que del informe se desprenden "causales de rompimiento (del contrato de concesión) notorias y graves", y diferenció la actuación que cumplió la CNRT de la que desarrolló la Secretaría de Transporte.

"La CNRT cumplió un rol importante en la aplicación de multas y penalidades, pero de los 53 expedientes que analizamos de 2007, de ellas 15 correspondientes a TBA, ninguna tuvo movimiento en la Secretaría de Transporte, lo que revela que no había ningún incentivo a cumplir", señaló.

Durante el debate del texto, Horacio Pernasetti, uno de los siete integrantes del cuerpo, afirmó que corresponde "al Ejecutivo" tomar las "medidas necesarias" sobre la eventual rescisión del contrato con TBA.

Respondió así a la presidenta Cristina Fernández, que ayer, al hablar ante la Asamblea Legislativa, aseguró que no había recibido esa recomendación de parte del órgano auditor.

Responsabilidad estatal. "La decisión política de actuar corresponde al Poder Ejecutivo y esto surge del informe", sostuvo Pernasetti.

Según pudo saber DyN, en el estudio se observó que no apareció justificada la razón por la cual aumentó el gasto de personal y disminuyó el gasto en mantenimiento.

Pernasetti, además, subrayó que "el proceso de renegociación del contrato (entre el Estado y el concesionario) lleva 10 años y esto perjudica el servicio. Es necesario que se dé fin a esta modalidad porque estas situaciones se van a ir haciendo cada vez más graves", previno.

En tanto, el auditor Francisco Fernández, cercano a la Casa Rosada, mencionó que las observaciones están vinculadas al "mantenimiento, la falta de controles por parte de la empresa, lo que no se hizo"

"La CNRT desde 2008 informó de varias irregularidades a la Secretaría de Transporte y al Ministerio" de Planificación Federal", reveló.

En lo administrativo, toda vez que la AGN es un órgano auditor externo y asiste al Congreso, el informe aprobado hoy será considerado en primer término por la comisión Mixta Revisora de Cuentas del Parlamento, integrada por 12 miembros, y cuya nómina no aparece en los sitios en Internet de las cámaras de diputados y senadores. (DyN)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario