Edición Impresa

Huerteros locales venderán directo a hoteles y restaurantes

A instancias de la Secretaría de Producción se firmó un convenio para crear un circuito comercial para verduras certificadas.

Miércoles 06 de Noviembre de 2013

La Municipalidad de Rosario y la Asociación de Empresarios Hoteleros-Gastronómicos de la ciudad (Aeghar) firmaron ayer un acuerdo para promover por parte de hoteles y restaurantes compras directas de verduras y hortalizas de estación, producidas con buenas prácticas agrícolas, a quinteros locales.

El convenio, promovido desde la secretaría de Producción municipal, generará un circuito donde todos los actores ganan: los privados obtienen mercadería fresca de gran calidad, los productores mejoran sus ingresos al evitar intermediarios y tener asegurados nichos de mercado estables, y los clientesacceden a productos certificados, sanos y de cercanía.

Eleonora Scagliotti, responsable del área local de Producción, explicó durante el acto desarrollado en el Palacio de los Leones que en la primera etapa del proyecto se trabajará con media docena de quinteros locales que trabajan en emprendimientos medianos que abarcan en total unas 80 hectáreas, y que producen lechuga, repollo, acelga, remolacha, radicheta, rúcula, puerro y verdeo, entre otras variedades.

Esos productores podrán vender su producción a 12 establecimientos privados muy conocidos que operan en la ciudad, y que son el RossTower, la cadena Solans, el Ariston, O' Connels, La Cuccagna, Lorenzo, Natural Mystic, La Visera y Kubrick bar.

"Desde el Estado vamos a ayudar a que los productores adopten buenas prácticas agrícolas (BPA) primero, y a articular circuitos de comercialización con los privados luego", dijo la funcionaria.

Las BPA implican, además de una mejora sustancial en la operatoria productiva y la reducción (a la larga, eliminación) del uso de agroquímicos para reemplazarlo por un paradigma agroecológico.

La idea es que, con el tiempo, se sumen a los seis productores iniciales otros huerteros que trabajan en las afueras de la ciudad, y que cubren una superficie aproximada de 370 hectáreas.

Si bien es el municipio el encargado de acompañar a los productores en el terreno, el financiamiento para la adecuación de la infraestructura de producción correrá por cuenta del gobierno de la provincia, a través de la Agencia de Desarrollo Regional (Aderr).

Desde el sector privado, Sergio Giménez, el presidente de la entidad que nuclea a los hoteleros y gastronómicos de la ciudad, aseguró que quienes adhieren están "muy entusiasmados", ya que podrán ofrecer productos "de primera calidad y origen certificado".

Scagliotti señaló que desde Producción buscan diversificar los usos productivos de las tierras urbanas y periurbanas de la ciudad, para que no quede acotado sólo a un uso industrial. Detalló que dentro del plan integral de uso productivo de la tierra presentado al Concejo (y que debería ser aprobado por ese cuerpo antes de fin de año) desde la Municipalidad promueven "la vuelta" del cordón verde que supo rodear la ciudad.

Durante los últimos años, esa franja de huertas y chacras fue desapareciendo por el avance del cultivo de soja, así como por la multiplicación de loteos para barrios abiertos o cerrados.

"Le propusimos al Concejo utilizar unas 800 hectáreas de terreno no urbanizable para uso frutihortícola", dijo la funcionaria, quien explicó que buscarán seducir a los productores a instalarse allí a través de herramientas financieras como la exención por cinco años del pago de tributos municipales.

El ministro de Producción provincial, Carlos Fascendini destacó por su parte que "está empeñado" en recuperar la potencialidad frutihortícola de la región.

Periurbano

La iniciativa presentada ayer en la Municipalidad se enmarca dentro de un debate amplio respecto al uso de las franjas periurbanas que rodean a las ciudades y pueblos del área núcleo agropecuaria. Desde hace varios años, se multiplican los pedidos de legislación para que esas bandas queden libres del uso de agroquímicos, que afectan la salud de los vecinos. Raúl Terrile, de Agricultura Urbana de la Municipalidad, precisó que el objetivo final del convenio es ir hacia una producción agroecológica en el cinturón verde de la ciudad, que podría replicarse en el resto de la provincia de Santa Fe.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS