Edición Impresa

Fue a ver al Papa y dice que se curó de cáncer

Es una argentina de 41 años que vive en España, donde en 2009 le diagnosticaron un tumor. Francisco la bendijo el 10 de abril último.

Miércoles 26 de Junio de 2013

Carolina Balbuena es una argentina de 41 años que vive en Alicante, España, donde hace cuatro años le diagnosticaron cáncer, pero en los últimos tiempos tuvo una mejoría fuera de lo común y atribuye la sanación a la bendición especial que recibió del Papa Francisco el último 10 de abril.

"En enero (de este año), el cáncer se disparó a todos los órganos, al hígado, a los huesos de la cabeza, a los ganglios, a la retina. Perdí un 70 por ciento de visión porque la metástasis estaba atrás del ojo. Lo único que hay para eso es quimioterapia. Hice dos ciclos de quimioterapia muy fuerte y no resistí porque me bajaron mucho las defensas", expresó Carolina a un matutino porteño.

Tomó la decisión de viajar al Vaticano a que la bendijera Francisco, y una congregación de monjas en muy poco tiempo le consiguió lugar en la audiencia general de los miércoles, por lo que se hizo rápidamente una colecta para costear los gastos.

"Me pusieron en un lugar donde justamente salía el papamóvil. Yo llevaba la bandera argentina y la camiseta de San Lorenzo, así que me tenía que ver. El pasa con el papamóvil, yo me levanto y le digo: Su Santidad, necesito su bendición. El me dice «luego, luego» y me hace la señal de la cruz".

Cuando Francisco volvió a subirse al papamóvil para salir de la plaza San Pedro y saludó a los fieles como es su costumbre, frenó frente a Carolina.

"Sólo el estar frente a él es como una energía, una fuerza, una presencia de Dios. Vino a mí y me rezó. Yo le dije: Tengo cáncer, pero creo en Dios y en los milagros y gracias a usted volví a creer en Dios. Me dice «Ojalá, ojalá, ojalá». Me bendice. Bendice a mi amiga, que es la que hace toda la fuerza para que yo pueda ir", contó.

Carolina le mostró la firma de su oncóloga y le pidió una bendición para ella porque cura a los enfermos: "Me bendijo dos veces. Y la volvió a bendecir a ella (la oncóloga). Le dije: Su Santidad, ¿le puedo dar un beso?. Yo pensaba darle un beso en la mano, pero él se agachó, me dio un beso y me dijo «Que Dios te bendiga». El guardaespaldas también me dio la mano porque era un momento muy emotivo. Con su mirada me transmitió todo. El pudo ver mi dolor".

La médica Nieves Díaz Fernández es jefa de Oncología del Hospital de San Juan de Alicante y atiende a Carolina desde el comienzo de su enfermedad.

Explicó que le dieron el alta en tres semanas después de un tratamiento nuevo de quimioterapia cuando la reacción es a los tres meses.

"Ella lo atribuye a que fue a ver al Papa. Yo digo, pues, todo hace. No puedo decir que es sólo eso. Lleva un tratamiento largo. Pero ese tratamiento normalmente no es tan efectivo, no es tan rápida la mejoría", confirmó.

La facultativa admitió que le recomendaría a sus pacientes que vayan al Vaticano porque Francisco "irradia salud, irradia mejoría. Soy una simpatizante de él".

En tanto, este sábado, los jóvenes de Buenos Aires, de la antigua arquidiócesis del entonces cardenal Jorge Bergoglio, rezarán por el Sumo Pontífice, en el día del Papa. Será en una vigilia que comenzará a las 18 cuando viajen en subte hacia la Catedral y después tendrán misa y vigilia hasta las 0.30.

Plantada

El Papa Francisco dejó plantada el sábado a la tarde a la curia del Vaticano, cuando no asistió al concierto del inicio del Año de la Fe. "No voy al concierto porque no soy un príncipe del Renacimiento", habría dicho el Papa argentino, quien se habría quedado trabajando en su residencia. La ausencia papal fue leída como un mensaje hacia la curia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS