Edición Impresa

El temprano adiós a Philip Seymour Hoffman, el actor más versátil del cine hollywoodense

Fue hallado sin vida en su residencia de Manhattan con una jeringa en el brazo. De 46 años, se lució en "The Master", "El gran Lebowski" y "Capote", por cuyo rol central ganó el Oscar.  

Lunes 03 de Febrero de 2014

Philip Seymour Hoffman, uno de los actores más talentosos y transgresores de Hollywood, fue encontrado muerto ayer en su residencia ubicada en Manhattan (Nueva York), a raíz de una presunta sobredosis de drogas. El actor de 46 años, quien había ganado en 2006 un Oscar por su protagónico brillante en "Capote", dejó un alto impacto en el ambiente artístico, que repercutió rápidamente en las redes sociales. El New York Times, citando a una fuente policial, publicó que los investigadores encontraron una jeringa en el brazo del actor y un sobre con lo que se cree que es heroína.

Seymour Hoffman, quien por su sobrepeso y su cabellera rubia despeinada no era la típica figura del cine, ganó un espacio importante a partir de ser un actor de carácter.

El intérprete dio vida a personajes cómicos y extraños en filmes como "Mi novia Polly", junto a Ben Stiller; "El gran Lebowski", "Magnolia", "Nadie es perfecto" y "Casi famosos". Más recientemente, fue Plutarch Heavensbee en "Los juegos del hambre", protagonizada por la ascendente Jeniffer Lawrence y repitió ese papel en la segunda parte de la serie, "En llamas".

En "Moneyball" ("El juego de la fortuna", encabezada por Brad Pitt) hizo el papel de Art Howe, el manager malhumorado de los Atléticos de Oakland que se resistió a nuevas ideas sobre el talento en el béisbol.

Hace semanas, los portales internacionales anunciaron que Hoffman protagonizaría "Happyish", una nueva serie de comedia sobre un hombre de mediana edad en busca de la felicidad.

Incluso sus proyectos también estaban vinculados a la dirección cinematográfica, ya que estaba en plena producción de su segunda película, el drama sobrenatural, "Ezekiel Moss", para la que había reclutado nada menos que a Amy Adams y Jake Gyllenhaal en los roles protagónicos.

Pero no hay dudas que Seymour Hoffman ganó terreno en la industria hollywoodense a partir de la versatilidad expresiva que demostró en cada una de sus criaturas.

Por ejemplo, por "The Master" fue nominado al Premio de la Academia al mejor actor de reparto en 2013 por su papel del carismático líder de un movimiento religioso. El filme, inspirado en parte en la vida del fundador de la cientología L. Ron Hubbard, lo dirigió Paul Tomas Anderson. También fue postulado al mismo premio en 2009 por "La duda", donde hizo de un cura sospechoso por su relación con un niño, y en 2008 por su "Charlie Wilson's War", en la que compartió cartel con Tom Hanks y Julia Roberts.

Su popularidad a alta escala se dio a partir de su interpretación del escritor gay Truman Capote en el filme "Capote", de 2005, que lo llevó a ganar al año siguiente su primer Oscar por actor protagónico.

Nacido en 1967 en Fairport, Nueva York, Hoffman mostró interés por la actuación a temprana edad, cuando a los 12 años una producción local de "Todos eran mis hijos" de Arthur Miller lo impresionó. Estudió teatro en la adolescencia con la New York State Summer School of the Arts. Luego se especializó en arte dramático en la Escuela de Artes Tisch de la Universidad de Nueva York.

Entrenado para el teatro, con una versatilidad y disciplina más común entre los actores británicos que estadounidenses, fue un actor capaz de asumir cualquier rol, grande o pequeño, despreciable o simpático.

En el escenario actuó en reposiciones de "True West", "Long Day's Journey Into Night" y "The Seagull", en una producción de verano que también incluyó a Meryl Streep y Kevin Kline. En 2012, estuvo más que a la altura en uno de los más grandes papeles del teatro estadounidense: Willy Loman en "Muerte de un viajante", un trabajo "desgarrador" por el crítico de teatro de la Associated Press Mark Kennedy.

Hoffman comenzó su carrera de actor profesional en 1991, con un papel en un capítulo de la popular serie "La Ley y el Orden" (en los títulos del crédito apareció sin el apellido Seymour) interpretando a un abogado. Al año siguiente, mientras aún trabajaba en un mini mercado, se inició en el cine con nada menos que cuatro películas, entre ellas la galardonada "Perfume de Mujer", con Al Pacino y Chris O'Donnell, con lo que su carrera consiguió un impulso definitivo. En los años siguientes, Hoffman siguió trabajando de manera continua, con papeles secundarios en numerosos filmes, junto a estrellas como John Cusack, Alec Baldwin, Kim Basinger, Meg Ryan, Paul Newman y Bruce Willis, y al participar del debut cinematográfico del director Paul Thomas Anderson (con el que ha trabajado en casi todas sus películas), el thriller "Hard Eight" (1996), con John C. Reilly y Gwyneth Paltrow .

Las drogas y todo tipo de excesos nunca fueron un tema menor en la vida de Seymour Hoffman. Cuando ayer, cerca del mediodía fue hallado por un amigo escritor en el baño de su vivienda neoyorquina, se temió lo peor. Según comunicó la cadena CNN en base a fuentes policiales, en la vivienda se halló heroína.

Públicamente, el actor se refirió en varias ocasiones a su lucha contra las drogas, e incluso en mayo del año pasado se internó en un centro de rehabilitación, para recuperarse de su adicción a las sustancias tóxicas y los medicamentos. Su muerte temprana dejó en soledad a su compañera por 15 años, Mimi O'Donnell, y sus tres hijos.

Y privó a muchos de disfrutar a uno de los actores más inspirados de su generación.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS