Edición Impresa

El Papa les habló a los obispos del peligro de seguir la lógica del poder

Tras el arresto de un alto funcionario vaticano por presunto fraude financiero en el IOR, Francisco pidió a la jerarquía que piense en la fe más que en los bienes mundanos.

Domingo 30 de Junio de 2013

Un día después de la detención de un alto funcionario del Vaticano, el Papa Francisco criticó ayer la "lógica del poder humano" durante una homilía en Roma.

Es peligroso dejarse llevar por el pensamiento material y la aspiración de poder, dijo en la misa dedicada a los apóstoles Pedro y Pablo. Si no se sigue una fe, se acabará tropezando en la piedra del escándalo, señaló.

El viernes, monseñor Nunzio Scarano y dos colaboradores fueron detenidos por la policía en el marco de un fraude financiero relacionado con el Instituto para las Obras de Religión (IOR), el banco del Vaticano.

Según la fiscalía de Roma, Scarano pagó a un colaborador 400.000 euros (523.000 dólares) para transportar 20 millones de euros en efectivo de Suiza a Italia en un avión. El dinero era de la familia de un amigo.

Mientras, el cardenal italiano Velasio de Paolis apoyó ayer al Papa en sus planes de reformas del IOR. "Tiene que haber una limpieza. El Papa Francisco tiene derecho a insistir en ello", dijo en una entrevista con el diario romano "Il Messagero".

El Papa exhorto a la jerarquía eclesiástica a evitar "la lógica del poder humano", en su intento por erradicar la corrupción y otros problemas estructurales del poder del Vaticano, salpicados por el escándalo.

En una homilía en la Basílica de San Pedro, Francisco también advirtió a la curia del "peligro de pensar de forma mundana".

La admonición tuvo lugar ayer, 24 horas después de la vergüenza más reciente soportada por la jerarquía de la Santa Sede. El monseñor italiano Scarano fue suspendido el mes pasado de su cargo y también es investigado por los fiscales por otro caso de lavado de dinero en el sur de Italia.

Separadamente, el cardenal italiano Velasio de Paolis dijo a Il Messagero que el Vaticano "debe limpiar la casa" y agregó que Francisco tiene razón en seguir con su campaña contra la corrupción dentro de la jerarquía eclesiástica.

Francisco realiza reformas que buscan subrayar sus prioridades papales, que incluyen el prestar más atención a los pobres del mundo y concentrarse en cultivar la riqueza espiritual, no la material. Habló con los líderes de la Iglesia, entre ellos los cardenales de Vaticano reunidos en la Basílica de San Pedro en la ceremonia anual de bienvenida a los nuevos arzobispos.

"Siempre que dejamos que prevalezcan nuestros pensamientos, nuestros sentimientos o la lógica del poder humano, y no nos permitimos ser enseñados y guiados por la fe, por Dios, nos convertimos en un obstáculo", dijo el Papa.

"La fe en Cristo es la luz de nuestras vidas como cristianos y ministros de la Iglesia", agregó el Pontífice.

Francisco advirtió además a los líderes de la Iglesia del "peligro de pensar en cosas mundanas".

Comisión. A principios de semana, el Papa estableció una comisión que supervise las actividades del banco del Vaticano, que desde hace tiempo ha tenido reputación de un centro financiero no regulado en posición de ser explotado como paraíso fiscal e incluso para el lavado de dinero.

Una de las medidas del Papa a poco de asumir fue encarar una auditoría de las cuentas de manera que la institución se encaje en las regulaciones de la Comisión Europea.

La detención de monseñor Scarano, junto con la de un corredor financiero italiano y un ex miembro de la agencia de seguridad de la policía paramilitar italiana, han puesto de relieve la urgencia de asegurar que las finanzas del aparato financiero del Vaticano están dentro del margen legal.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario