Edición Impresa

Allanan obras en construcción para ver si el portero llevó allí a Angeles

Los investigadores analizan imágenes captadas por las cámaras de seguridad de viviendas vecinas. El abogado del encargado dijo que "la causa no está cerrada" y arriesgó que su cliente podría estar encubriendo a alguien.  

Miércoles 26 de Junio de 2013

Dos allanamientos se llevaron a cabo ayer en sendas obras en construcción del barrio porteño de Palermo, en el marco de la investigación por el asesinato de la adolescente Angeles Rawson.

Los investigadores buscaron nuevas pruebas que permitan determinar si el cuerpo de la adolescente estuvo en alguna de las edificaciones, en la causa que tiene como único detenido al portero del edificio de calle Ravignani al 2300, Jorge Mangeri.

En tanto, el abogado defensor del encargado, Miguel Angel Pierri, aseguró que "la causa no está cerrada" y dejó entrever la posibilidad de que su cliente encubra a una segunda persona. Lo dijo tras conocerse el resultado de las pruebas de ADN que comprometen seriamente a su defendido.

Rastros genéticos de Mangeri fueron hallados bajo una uña de Angeles Rawson esta semana, en una de las comprobaciones más impactantes del enigmático caso que sacudió a Capital Federal y resto del país.

"Para mí, encubre a alguien. En este escenario falta un segundo actor", sostuvo el abogado Pierri ayer en declaraciones televisivas.

El letrado admitió que se prepara para "una defensa muy larga y complicada", mientras señaló que, a pesar de que peritos de parte realizarán una contraprueba al rastro genético encontrado en la uña, ya trabaja con la hipótesis de que esa prueba es valedera.

"La fiscal (de instrucción porteña Paula Asaro) sostiene que Mangeri es responsable y tiene cerrado el caso. Yo no. Creo que faltan mover piezas", afirmó.

No obstante, anticipó el deseo de entrevistar nuevamente a su defendido en el penal de Ezeiza para conversar sobre la estrategia a seguir a la luz del resultado de las pericias.

Allanamientos. Los allanamientos de ayer, a cargo de personal de la división homicidios de la Policía Federal, se llevaron a cabo durante la madrugada en dos obras en construcción ubicadas en Soler 5565 y 5570, luego de la declaración de un taxista que se presentó como testigo en la causa.

El taxista, según trascendió, declaró a la fiscal María Paula Asaro que trasladó a Mangeri en la jornada en que desapareció Angeles, el 10 de junio. Fue un viaje a lo largo de sólo cinco cuadras.

Las cámaras de seguridad revisadas están en el 5557, 5573 y 5582, de esa misma acera, según pudo precisar la agencia Noticias Argentinas.

En esos sitios, situados a pocas cuadras del edificio donde se produjo el crimen, los investigadores buscaron nuevas pruebas que permitan determinar si el cuerpo de la adolescente estuvo allí.

El chofer señaló en la declaración realizada el lunes, que trasladó al portero por cinco cuadras y que lo notó nervioso.

En el lugar, se secuestraron cámaras de seguridad y grabaciones realizadas para intentar determinar los movimientos de Mangeri.

También se revisaron los edificios en búsqueda de rastros relacionados con el caso.

Los investigadores revisaron la construcción, que tiene seis pisos y que está cerca de terminarse, y de acuerdo a los datos que manejan, ahí pudo haber estado el cuerpo de Angeles, antes de ser arrojado a un contenedor de basura.

La situación de Mangeri se complicó el lunes pasado. Los restos de su ADN se hallaron bajo el dedo índice de la mano derecha de Angeles, por lo que los investigadores estiman que la menor intentó defenderse de su agresor en un ataque.

A Mangeri la Justicia le extrajo sangre, saliva y otras muestras personales para cotejar su ADN con los que pudieran hallarse en el cuerpo de la menor, quien murió aplastada dentro del interior de un camión de basura al que fue arrojada inconsciente tras ser golpeada.

Incondicional. Pese a que uno de sus socios, Marcelo Biondi, dijo este lunes que "el ataque sexual es el límite" del estudio como para mantener un cliente, Pierri dijo hoy estar dispuesto a "defender incondicionalmente" al portero.╠

"Ojalá encontremos la escena del crimen, porque permitiría llegar al segundo actor", consignó Pierri, dejando entrever lo que podría ser la estrategia después de la prueba conocida este lunes, que comprometería seriamente a Mangeri en torno al hecho.╠

En tanto, relativizó la importancia sobre el testimonio del taxista. "Se presentó este hombre y dice que Mangeri estaba nervioso, como todos los que lo vieron. Estaba así porque estaba muy enfermo", señaló Pierri, al referirse al estado gripal que alegó Mangeri por esas horas para pedir licencia en su trabajo.

Dudas y certezas

Tras el resultado de la prueba de ADN, varios pesquisas entienden que el portero golpeó a Angeles o la ahorcó hasta desvanecerla para luego arrojarla a la basura. Una duda que les queda es si una segunda persona lo ayudó para deshacerse del cuerpo. Y también otro interrogante no menor: cuáles fueron los motivos del asesinato o el ataque.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS