Economía

Presupuesto: la esencia para saber adónde ir

Cuentas públicas y privadas. El cálculo de gastos e ingresos ordena la economía.

Domingo 18 de Noviembre de 2018

El presupuesto resulta ser una herramienta de fundamental importancia en la vida económica de todos los agentes quienes tomamos decisiones a diario.

Para los individuos a efecto de ordenar nuestra economía familiar; para las empresas, para hacer rentables las actividades; y para el sector público para quien, en ejercicio de sus funciones, debe aplicar a múltiples fines el producto de los ingresos que recauda via impuestos que pagamos.

Claro está que el presupuesto público tiene por misión atender la mayor cantidad de demandas, de la forma más transparente y eficiente posible, con el fin último de mejorar el bienestar en su conjunto.

El pre-supuesto, consta de una instancia previa (antes) al acto económico y a un supuesto (hipótesis) sobre la que debemos poner a prueba la capacidad de inferir (de estimar) lo que pueda acontecer en la materia que estemos incursionando.

Como concepto práctico, el pre-supuesto es un ordenador, una hoja de ruta en cuanto a información y estrategia se refiere. Un balizamiento de lo que puedan ser los: ingresos, los egresos y si hay saldo, las inversiones. Esta concepción de ordenar las cuentas, es la base de una economía prospera. Sin cuentas ordenadas, la vulnerabilidad se vuelve una norma.

Presupuesto, ¿estás ahí?


En el plano personal o privado: sean empresas o familias, el ejercicio de las estimaciones (ingresos y egresos) nos obliga a un trabajo de introspección.

• En términos de ingresos, analizar si estamos equilibrados o debemos trabajar en nuevas fuentes de generación, situación obligada en escenarios de alta inflación.

• En términos de egresos: revisar cada ítem adonde se nos esfuman los pesos.

El concepto de "gasto hormiga" (aquellos que son poco significativos pero diarios), suelen darnos grandes sorpresas cuando los sumamos (las galletitas para el colegio de nuestros hijos, los snacks callejeros, la suma de los cafés, etc).

A nivel gobierno (sector público): implica un trabajo de consenso entre el poder Ejecutivos y Legislativo. Es por ello que se considera al presupuesto como la "ley de leyes", un faro guía sobre el que gira la gestión económica y estratégica de un gobierno y sobre el que se exteriorizan sus prioridades de gestión.


La importancia de presupuestar


Presupuestar implica una brújula sobre estimaciones económicas en un período próximo de gestión. Incluye consideraciones de orden económico, financiero y estratégico. Exterioriza los criterios de distribución de ingresos atados a objetivos que en principio deberían ser prioritarios, trascendentales y enfocados en mejorar nuestra situación actual.

¿Te imaginás irte de viaje sin saber adónde, o con qué fondos, y tampoco por qué medio de transporte? ¿Te subirías a un taxi sin saber tu destino y que el reloj comience a correr? Claramente no es la situación ideal. Es por ello que planificar y presupuestar son la esencia del adonde queremos ir y con qué recursos lograrlo.


Escala por niveles


Todo muy lindo pero son muy pocas las personas y las familias quienes hacen el ejercicio presupuestario con un trabajo a conciencia.

La dinámica de nuestra economía nos obliga a ejercitar la planificación en un escenario en el que tan solo por inflación te lleva más del 50% de tu poder de compra en términos anuales. Solo por darte un dato.

Los argentinos tenemos una doble misión diaria: a) esforzarnos en procurarnos los ingresos que necesitamos para cubrir nuestras obligaciones y b) resguardarnos del impuesto inflacionario para que no nos fume lo que tanto nos cuesta conseguir. Para unos será la bicicleta financiera y para otros acopiar alimentos. Todo depende del nivel y escala de sus realidades.

Claramente a una familia que consume el 90% de sus ingresos en gastos corrientes, alimentación y/o medicinas, hablarles de inversiones es poco menos que una utopía. Lamentablemente tenemos muchos millones de argentinos bajo esta cruda realidad.

A la hora de presupuestar, no te olvides de incluir...

Finalmente llega la hora de la verdad y es la de encontrarnos frente a nosotros mismos para plasmar en un documento una serie de conceptos y cálculos que dependiendo del grado de buen criterio en la confección y del compromiso que asumamos en cumplir con lo comprometido. Es un ejercicio de conducta que nos pone a prueba.

Los formatos son variados y cada cual se adapta a las características de cada economía en particular. No es lo mismo planificar con una inflación del 3% que una incierta.

No obstante, hay "tips" que considerar como válidos en sentido común a incluir en tu primer intento.

Modelos presupuestarios hay muchos, desde la libreta hasta las más simpáticas aplicaciones de smartphones. Lo cierto es que el ejercicio de presupuestar debe ser el puntapié para iniciar un camino en el ordenamiento de tu economía personal.

Los beneficios en el mediano plazo, van a más que compensar los esfuerzos del inicio.

De esto también se trata la economía.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});