Economía

Hidrovía: "Revertir el modelo de los 90 y recuperar el rol central y protagónico del Estado"

La presidenta de la Comisión de Finanzas de Diputados, Fernanda Vallejos, resalta los principales ejes de la próxima licitación de la vía navegable

Domingo 27 de Junio de 2021

La discusión en torno a la próxima licitación de la hidrovía Paraná-Paraguay abre un debate “enormemente enriquecedor, con un profundo involucramiento de la sociedad en un tema estratégico: el modelo de desarrollo que los argentinos queremos de cara a las próximas décadas”. Así lo ve la diputada nacional Fernanda Vallejos, economista y titular de la Comisión de Finanzas de la Cámara baja nacional.

Con propuestas y un alto involucramiento en el tema, la legisladora destacó en ese sentido la “enorme diversidad de grupos, de sectores que se han metido a fondo con este tema del río Paraná, con levantar bien alto las banderas de la soberanía nacional, más allá de las diferentes miradas y de los matices de las expresiones”.

Ya en la cuenta regresiva de la prórroga del debate de la respectiva ley, que venció en abril pasado, Vallejos analizó que en la propuesta del gobierno para el uso y explotación de la autopista fluvial “hay algunas cuestiones centrales, como el replanteo en contraposición con lo que había sido el modelo impuesto durante la década del 90”, dijo, en alusión a que la concesión está en manos de un consorcio privado compuesto por la empresa de origen belga Jan de Null y la argentina Emepa.

Tal modelo “se instauró en plena década menemista en el marco de la ola privatizadora que caracterizó aquella década, donde lo que imperaba en la Argentina en términos políticos y económicos era una adscripción plena al consenso de Washington. Hoy lo que estamos planteando es revertir aquel modelo y recuperar un rol central y protagónico del estado nacional en lo que tiene que ver, por ejemplo, en ejercer el cobro del peaje”, que hoy lo ejerce el consorcio privado.

Ello, en “una salida e ingreso crucial para el comercio exterior argentino donde se movilizan más de 100 millones de toneladas al año, principalmente de exportaciones primarias que son tan importantes para la Argentina, para la disponibilidad de divisas, para la administración del frente cambiario, lo que hace en definitiva a la sustentabilidad de un proceso de crecimiento económico en nuestro país”, valoró.

Además, para la legisladora es primordial “que sea el Estado el que recupere férreamente el control de todo lo que ocurre en torno de la hidrovía del Paraná: se tiene que controlar qué es lo que se draga, cuánto se draga, dónde se dispone lo que se draga. Todos estos elementos hasta el día de hoy y en base a lo que había sido el modelo menemista está sujeto a declaraciones juradas del consorcio concesionario y que creemos que indefectiblemente tiene que pasar a manos del Estado nacional, a través de las diferentes áreas qué tienen incumbencia en la materia”.

Otros debates profundos en torno a la futura licitación “pasan por cuestiones vinculadas no solamente el comercio sino a circunstancias ilícitas en el marco del comercio lícito. Y también de productos no lícitos vinculados a situaciones de contrabando”, dijo la diputada y en este sentido consideró muy valiosa la propuesta de la Unidad de Información Financiera (UIF) en el marco de reuniones de trabajo del Consejo Federal de Hidrovía, de la creación de un organismo de control que se ocupe de estas cuestiones.

Así, el Estado vuelve a ejercer el control del peaje con lo cual la concesión sólo sería para tareas de dragado y balizamiento de la vía navegable. Un esquema de esas características genera asperezas de parte del sector privado, que tiene algunos requerimientos. En ese sentido, Vallejos opinó que “hay algo de prejuicio en sectores que históricamente han visto con malos ojos el accionar del Estado y entonces se interpreta a priori que cualquier intervención estatal luce como una intromisión en ámbitos que debieran ser “naturalmente” de incumbencia del sector privado. Está claro que es una mirada que no compartimos”.

“El control para nosotros es un elemento central y esto indiscutiblemente tiene que estar en manos del Estado, que es quién puede tener una mirada sobre el todo” “El control para nosotros es un elemento central y esto indiscutiblemente tiene que estar en manos del Estado, que es quién puede tener una mirada sobre el todo”

En este sentido “habrá que profundizar en todo caso el diálogo que se viene, con un sector que presiona enfatizando que es algo qué ha funcionado bien en los últimos 25 años y en base a ese criterio estipulan que no habría nada para cambiar”. Aquí reconoció que “es cierto que ha sido exitoso en términos comerciales, y es algo que hay que sostener y aún mejorar porque en definitiva de lo que se trata también es de fortalecer mejorar la competitividad Argentina, nuestro comercio exterior, favorecer el mayor volumen de exportación y obviamente en esto la logística es muy importante”.

“El control para nosotros es un elemento central y esto indiscutiblemente tiene que estar en manos del Estado, que es quién puede tener una mirada sobre el todo”, sentenció la diputada.

Por otra parte, “deben incorporarse algunos elementos que no han estado presentes cuando se planteó el modelo de funcionamiento en la década del 90, por ejemplo, los estudios de impacto ambiental. Hay que tener los cuidados del caso para que las poblaciones, incluso las economías regionales no necesariamente vinculadas al comercio exterior y a lo que circula en el marco de la hidrovía, no se vean afectadas”, añadió.

“El rol del Estado siempre tiene que ver con esto: con armonizar una cantidad de intereses diversos que no necesariamente tienen que estar contrapuestos, que creemos que pueden equilibrarse. Tiene la responsabilidad de velar por que los intereses de todos los sectores y del conjunto de los argentinos estén debidamente preservados en esa acción”.

La economista indicó al respecto que “debe existir un organismo especialmente abocado al control, obviamente está la subsecretaría que puede tener funciones de estas características”. También se está por crearse y tiene media sanción del Senado de la Nación una comisión bicameral para el seguimiento, monitoreo, auditoría y contralor del proceso de concesión y funcionamiento de la hidrovía.

En tanto, el Consejo Federal de la Hidrovía garantiza la participación de las provincias involucradas “y también hay un elemento que hay que tener en cuenta: existe una empresa del estado con competencia en la materia que es la AGP, que es la que hasta 1992 cuando se sancionó la ley nacional de puertos, había tenido históricamente a su cargo todo lo vinculado con la administración de los puertos de todo el país, tanto fluviales como marítimos”.

Tal empresa estatal “lamentablemente fue debilitándose con el transcurso de los años y mucho más en el contexto de gobiernos neoliberales que hemos tenido, pero esa es una estructura que existe, que está en funcionamiento y con la que podría contarse para avanzar en la tarea que hoy tenemos frente a nosotros”, auguró Vallejos.

Finalmente, en términos de tiempos legislativos, la diputada consideró que no es necesario sancionar una nueva prórroga para tratar los términos de la licitación, aunque “obviamente encarar todas las tareas que están pensándose alrededor de la hidrovía va a llevar un tiempo que es indiscutible, que no se puede resolver en los menos de dos meses que quedan para el vencimiento de la prórroga”.

“Creemos que estamos en condiciones de poder encontrar una solución de corto plazo, una especie de resolución transicional si se quiere, y en ese período de tiempo ya con el Estado a cargo de todo, poder avanzar, hacer todos los estudios, todo lo que es necesario para así luego poder tener una solución definitiva ya de mediano y de largo plazo”, remató.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario