Economía

Fuerte cruce entre los bancos y las fintech por las transferencias

Asociaciones bancarias pidieron limitar giros a billeteras digitales. Tecnológicas denuncian prácticas anticompetitivas

Viernes 23 de Julio de 2021

Las principales asociaciones de bancos privados (ABA y Adeba) y la Cámara Argentina Fintech (CAF) se trenzaron ayer en un conflicto público luego de que las primeras pidieran limitar las transferencias de dinero entre cuentas bancarias y billeteras digitales. De un lado denunciaron maniobras fraudulentas. Del otro, una “práctica anticompetitiva”.

Dos directivos de la Asociación de Bancos de la Argentina (ABA) y la Asociación de Bancos Argentinos (Adeba) -que nuclean a los bancos privados de capital extranjero y nacional, respectivamente- presentaron ayer una carta al Banco Central de la República Argentina (BCRA) en la que le pedían a la autoridad monetaria que pusiera topes a la transferencia de dinero entre cuentas con CBU (bancarias) y cuentas con CVU (digitales).

El argumento de las asociaciones fue que “la interoperabilidad” facilitó “la concreción de ilícitos vinculados a estas empresas que brindan diferentes servicios financieros”. Y aseguraron que, “para proteger a sus clientes”, algunas entidades habían decidido aplicar “limitaciones en los importes a transferir”.

“Los beneficios derivados de la adopción de esta restricción se han visto reflejados en una notable disminución de los fraudes provenientes de operatorias con proveedores de servicios de pago”, sostuvieron las entidades en una carta firmada por Paz Adrogué (ABA) y Alejandro Pérez (Adeba).

Para entender la dimensión de aquellas empresas de base tecnológica dedicadas a operatorias financieras o fintechs, en el sistema nacional de pagos actualmente hay cerca de 14 millones de CVU en la Argentina y más de un tercio de las transferencias realizadas en junio último provinieron o circularon hacia este tipo de cuentas, según el informe de pagos del BCRA.

En total, son 68 las empresas Proveedoras de Servicio de Pagos (PSP) que operan en el país, que incluyen a algunas de las principales empresas fintech como Mercado Pago, Ualá y Naranja X, entre otras, a través de las cuales se realizan estas operaciones.

Los bancos también reclamaron a la autoridad monetaria que existe “una alta proporción de ilícitos que registran intervención directa o indirecta de cuentas alojadas en empresas proveedoras de servicios de pago, facilitado por la no existencia de regulaciones sobre las mismas”.

“Entendemos que resultaría conveniente que estas empresas sean reguladas, debiendo cumplir al menos medidas mínimas de seguridad”, reclamaron Adeba y ABA, en una misiva que ambas asociaciones confirmaron a Télam haber enviado.

Por su parte, fuentes del Banco Central confirmaron aber recibido el documento con las propuestas y, si bien “se aguarda la evaluación técnica”, en principio, “no se las considera viable”.

“El equipo de medios de pago está analizando la carta de los bancos”, aseguraron desde el BCRA.

Fuentes de Adeba aseguraron que el objetivo de la misiva “no fue ir contra ninguna fintech en particular” sino que se buscó advertir a la autoridad monetaria de las vías a través de las que se comenten fraudes y estafas.

Sin embargo, la CAF respondió con un comunicado en el que afirmó que “es falso el argumento sostenido por las asociaciones bancarias que asevera que la interoperabilidad entre cuentas facilita el ciberdelito”.

Por el contrario, señaló que “existen acuerdos de colaboración entre Proveedores de Servicio de Pagos (PSP) y bancos en pos de proteger a los usuarios que redujeron significativamente las tasas de fraude, con casos concretos en que el ciberdelito bajó 90%”.

Al mismo tiempo, denunció la admisión de las cámaras de que “algunos bancos están incumpliendo la normativa vigente y limitando las transferencias de sus usuarios hacia cuentas virtuales”. La Comunicación “A” 7175, exige que no haya necesidad de solicitudes especiales para transferencias hasta el monto equivalente a 15.000 UVAs ($ 1,2 millón) y u$s12.500.

“Se trata de una práctica anticompetitiva, no cumple el marco regulatorio actual y atenta contra la interoperabilidad del sistema y la inclusión financiera”, aseguró la CAF.

Sobre este punto, fuentes del Banco Central aseguraron que “los bancos no pueden poner topes a las transferencias” y que, “si fuera así, están cometiendo una infracción”.

“La Superintendencia será la encargada de hacer las comprobaciones. Hasta ahora no habíamos recibido ninguna advertencia de ningún actor del sistema”, apuntaron desde la entidad que preside Miguel Pesce.

Por último, la CAF señaló que el pedido de los bancos “va en contra del proyecto de Transferencias 3.0 en el cual todos los actores del sistema deberán interoperar desde el 29 de noviembre en los pagos y cobros con código QR”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario