Cultura y Libros

La inmensidad de las pequeñas cosas

El universo literario de Francisco Bitar tomó un giro estético a partir de Acá había un río (2015).

Domingo 02 de Septiembre de 2018

El universo literario de Francisco Bitar tomó un giro estético a partir de Acá había un río (2015). Sin alejarse de cierto realismo minimalista e íntimo, pero cargado de potencia poética, el narrador y poeta santafesino se aventuró hacia un estilo desgranado, donde los cuentos están armados como si fueran apuntes o esbozos de una historia mayor que no hace falta contar. Los tres cuentos y una nouvelle que constituyen Teoría y práctica, libro ganador del segundo premio del Fondo Nacional de las Artes 2017, no sólo continúan en esa dirección sino que además consolidan la apuesta de gran forma. Integrando de manera precisa la forma con el argumento, hay una fuerza que empuja las historias y un narrador consciente de su propia función que interviene y teoriza sobre la materia narrada, para dotar de nueva vitalidad las visitadas fórmulas del realismo.

En Teoría y práctica reaparecen algunos de sus tópicos más frecuentes —la pareja en desintegración, los tropiezos en el camino de la madurez, la apagada melodía de lo que se acaba—. Treintañeros que asisten al paulatino desmoronamiento de las ilusiones y al inevitable recalcular del GPS de la vida. Parejas que se enfrentan al deterioro de la relación, amigos que recorren caminos que se bifurcan o solitarios que renuncian a sus ilusiones son retratados con una suerte de tierna distancia: un equilibrio que permite, al mismo tiempo, el desencanto y la vibración sutil de las ilusiones que se mantienen, también, más allá de los derrumbes.

Comprimidos y precisos, sus textos tienen la poética —y la autenticidad— de esas frases lacónicas atrapadas al vuelo en la barra de un bar. Un escritor de las pequeñas cosas en cuyos dominios aparecen personas comunes, que acaso nos podríamos cruzar en cualquier esquina de Santa Fe, más o menos parecidas a cualquiera de los que somos o supimos ser. Sin artificios ni desmesura dramática, las suyas son historias simples que no paran de crecer entre los cortes y silencios del texto, con una densidad que se extiende en secreto a lo largo de todo el libro.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario