Cartas de lectores

Estatuas descabezadas

Sábado 20 de Abril de 2019

Quiero hacer mi aporte para echar algo de luz sobre el origen de las estatuas descabezadas de la Plaza Pringles. Según recuerdo, como agente técnico que trabajaba en la Secretaría de Obras Públicas de la Municipalidad en esa época, las estatuas fueron colocadas en la plaza en 1984, con el advenimiento de la democracia. Estando en la Plaza Prigles, por razones propias de mi trabajo vi una persona que las estaba acondicionando. Me acerqué a hablar con él. No recuerdo a qué repartición municipal pertenecía este trabajador. Le pregunté sobre el origen de las estatuas y me relató lo siguiente: "Las estatuas estaban en una quinta dependiente del Ejército, en la zona sur del Gran Rosario, presumiblemente en Alvear. Allí, las estatuas eran utilizadas para la práctica de tiro por parte de la tropa. Obviamente, las cabezas de las obras de arte eran el lugar indicado para apuntar las armas. Con el tiempo las cabezas fueron pulverizadas por los disparos". Al sugerirle que debería colocarse información relatando el origen, para que no parezca que la falta de cabezas era fruto del vandalismo, me respondió: "No es momento todavía, cuando la democracia esté más consolidada vamos a poner la información". Nunca sucedió. Obviamente, toda esta información es oral. Desconozco si hay registro escrito. Cabe agregar que, a pesar de una restauración en la década del 90, que cubrió los impactos de bala que había en los cuerpos de las estatuas, aún hoy, si se las mira detenidamente se pueden observar algunos disparos. Esta es mi versión de lo sucedido. Espero que algún "viejo" municipal como yo pueda aportar más información si la posee, para que los rosarinos podamos conocer con más detalle la historia de las "descabezadas".

Alberto Kleiner

Arquitecto


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario