Cartas de lectores

El esperado "sí, se puede"

Sábado 20 de Abril de 2019

¿Se puede hacer en tres meses lo no hecho en tres años? "Tarde piaste", es una frase que el paso del tiempo atribuyó a quien, al tragarse un huevo empollado, oyó piar, lamentándose de que el aviso no hubiera llegado a tiempo. Los usos y costumbres de los dichos hicieron que fuera utilizada para anoticiar a aquel que llega tardíamente a una conclusión. El gobierno de Cambiemos ha tenido que dar marcha atrás y retroceder en diversas cuestiones, muchas veces. Demasiadas, tal vez, cambiando decisiones sobre la marcha al percatarse de que estaba tomando por el camino equivocado. Si bien es una virtud reconocer los errores, no es menos cierto que cuando la cantidad de "reconocimientos" es demasiado frecuente, esa virtud pasa a convertirse en ineptitud. En su cerrazón, sólo escuchó a su asesor, que es un león (no "vendiendo Durax", sino en el armado de estrategias electorales), habiendo desoído otras opiniones que no proviniesen del cerrado círculo áulico, más por subestimación (y un poco de soberbia) que por convicciones. Y el león de los pelos teñidos de negro, de política sabe mucho menos que de asesoramientos. Otro tanto sucedió con su jefe de Gabinete, que es mucho más hábil intercambiando chicanas en el Congreso (cada vez que asiste para dar los informes de gestión ante la oposición) que pergeñando estrategias ministeriales que pudieran sacarnos de la crisis que se agiganta semana a semana. A todo esto, el gobierno que parece haber entrado en pánico (tras las encuestas recibidas), comenzó a dar manotazos de ahogado sugiriendo que podría ensayar una "última marcha atrás", abandonando la tozuda convicción de avanzar en soledad (PRO puro), y no escuchar a nadie que no sea del cerrado grupo íntimo.

Juan José de Guzmán

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario