Policiales
Martes 18 de Abril de 2017

Buscan a una mujer como sospechosa de haber disparado contra su ex novio

La víctima recibió cuatro tiros en el abdomen y la zona lumbar. Dijo que fue emboscado cuando iba en moto a lo de un amigo en Magallanes al 3900

"La Milli, la Milli me tiró", alcanzó a balbucear Ignacio Oro antes de pedir que lo llevaran a un hospital porque los cuatros balazos que había recibido momentos antes estaban causando estragos en su cuerpo. Al cierre de esta edición el joven de 20 años peleaba por su vida luego de ser baleado el domingo a la noche cuando iba en moto a la casa de un amigo y fue atacado por una mujer que lo interceptó en Magallanes al 3900, en la zona oeste de la ciudad. Por referencias de testigos y de la propia víctima, la principal sospechosa es su ex pareja, quien hasta anoche se mantenía prófuga.

Hace unos dos meses que Ignacio se fue de su casa familiar de Villa Gobernador Gálvez donde vivía con sus padres y tres hermanas. Mientras trataba de enderezar el rumbo de su vida algo torcido por el consumo de drogas, conoció a una chica con la que se puso de novio.

Al tiempo se fueron a vivir juntos a una casa cerca de Roullión al 3900. Sin embargo, al parecer la relación se había vuelto tortuosa ya que la joven, según referencias de la familia de la víctima, había manifestado algunas conductas intimidantes.

Violencia

Ignacio nunca perdió el contacto con su madre a quien de vez en cuando llamaba por teléfono. En una charla le confió que su novia había amenazado con matarlo. "Esta está loca", le contó un día que lo enfrentó con un cuchillo. Tiempo después decidió cortar la relación pero, según esta versión, ella no aceptaba la ruptura.

"El tenía sus problemas con la droga, pero siempre fue respetuoso de nuestra figura como padres y jamás le levantó la mano a una mujer. Creo que el nivel de violencia de esta chica lo terminó de convencer para cortar con ella, que también se drogaba", explicó ayer sobre el mediodía a este diario Marcela, la madre del Ignacio, mientras aguardaba angustiada novedades sobre su hijo en la guardia del Hospital Clemente Alvarez.

"Tiene un tiro en la cadera y otros tres en el abdomen que le afectaron el estómago, duodeno, páncreas y el hígado. Lo operaron para sacarle parte de la hemorragia, pero está grave, con respirador. Tal vez lo tengan que volver a operar", comentó sobre la salud de su hijo en ese momento.

Al cruce

Según pudo reconstruir a partir de los relatos de quienes asistieron a su hijo —algunos habrían sido testigos directos del ataque— el violento episodio se desencadenó alrededor de las 20.30 del domingo cuando Ignacio se dirigía en su moto a la casa de un amigo. De pronto, en Magallanes al 3900 una joven mujer le pegó un grito y le salió al cruce.

La mujer sacó un arma "plateada" de entre sus ropas y le efectuó un primer disparo que impactó a Ignacio en la cadera. El joven perdió estabilidad porque la moto se incrustó en un pozo y cayó al pavimento. Entonces la agresora lo corrió y le disparó otras tres veces al estómago. "A pesar de todo él se pudo levantar y correr hasta la casa del amigo. Ahí fue que alcanzó a decirle a la madre de ese chico «la Milli, la Milli me tiró»", recordó Marcela.

La víctima comenzó a sentir fuertes dolores y suplicó que lo llevaran a un hospital. "Me dijeron que cuando estaban saliendo de la casa del amigo, esta chica se paró en la puerta, cargó el arma y volvió a disparar. Lo quería matar. Tuvieron que salir vecinos para frenarla", refirió Marcela, para advertir: "Voy declarar en la policía todo lo que sé".

Problemas

La madre de Ignacio reconoció que su hijo estuvo involucrado en algunos hechos que ella prefiere dejar atrás. "Tenía una vida desordenada. Lo involucraron en un intento de homicidio, pero después lo desligaron. Sabemos que por la droga se metió en problemas. Nosotros vivíamos en el barrio 17 de Agosto pero nos tuvimos que mudar porque Ignacio enfrentó a Los Monos (la banda narcocriminal de Las Flores) y nos balearon la casa", recordó.

El joven atacado tiene una hija de un año y cuatro meses con una joven que conoció a los 14 años y con quien estuvo en pareja hasta que la dejó hace poco más de dos meses por la persona que ahora lo habría atacado. Según la Fiscalía de Homicidios, el testimonio de la propia víctima y otros relatos coincidentes apuntan a una joven de 18 años como la principal sospechosa del ataque.

Si bien la presunta agresora estaría identificada por los investigadores como Milagros O., al cierre de esta edición permanecía prófuga.

grave. Al cierre de esta edición Ignacio seguía internado con pronóstico reservado en el Clemente Alvarez.

"Cuando salían de la casa del amigo esta chica se paró en la puerta, cargó el arma y volvió a tirar. Lo quería matar"

Comentarios