La ciudad
Lunes 24 de Julio de 2017

La segunda semana de vacaciones tuvo mayor actividad en hoteles y bares

La mejora se debió básicamente a la entrada en receso de Buenos Aires y los festejos por el Día del Amigo. Un clima más amable también ayudó

Las vacaciones de invierno terminan hoy en Rosario con una mejor performance en materia turística que lo que se esperaba. El balance superó las expectativas que se manejaban al inicio de la primera semana, cuando el nivel de reservas hoteleras arañaba el 35 por ciento. Ayer, el vicepresidente de la cámara que agrupa a esos establecimientos, bares y restaurantes, Carlos Mellano, dijo a LaCapital que en los hoteles de mayor categoría de la ciudad el promedio de ocupación "llegó al 68 por ciento, con picos del 70", y en los de menor cantidad de estrellas rondó entre el 55 y el 60. El factor determinante en ambos casos fue la entrada en vacaciones de la provincia de Buenos Aires, de donde llega la mayoría de los turistas. La actividad gastronómica también repuntó en la segunda semana del receso, sobre todo por los festejos extendidos del Día del Amigo y el arribo masivo de visitantes de localidades cercanas. El mejoramiento del clima ayudó y eso se tradujo en más de 200 mil personas en los espacios culturales municipales para niños y otras 45 mil en los provinciales.

Obvio que, por una simple ecuación, a los bares y restaurantes de la ciudad les sirve más la salida de rosarinos que la llegada de turistas. De allí que el hecho de que este año el Día del Amigo haya caído un jueves resultó providencial: la gente salió a festejar desde el comienzo de la semana pasada y esa movida se acentuó a medida que se acercaba el 20 y se extendió a todo el "finde", explicó Mellano.

Esa celebración se sumó a otros dos factores halagüeños: que después de una primera semana gris los días húmedos dieron paso al sol, lo que invitó a salir, y que tanto la provincia como la ciudad de Buenos Aires entraron al receso invernal.

"Y eso genera siempre un claro efecto derrame", sostuvo el dirigente, siguiendo el clásico esquema de "corredor" que se repite en materia turística en Rosario: mucha gente pernocta en la ciudad una o dos noches y luego continúa rumbo a otros destinos, como Córdoba o Mendoza.

De todos modos, Mellano recordó que incluso durante la primera semana hubo un factor que empujó hacia arriba la ocupación de plazas: una convención de la empresa multinacional de salud y belleza Amway, que ocupó una buena cantidad de habitaciones en la ciudad. Como balance final, los promedios de ocupación repuntaron y terminaron con un 60 por ciento de lleno. Por cómo venía la actividad en la primera parte del año, un punto a favor.

En cuanto a los bares y restaurantes, según el directivo de la cámara trabajaron muy bien. "Los locales dependen mucho de los propios rosarinos y de la gente que viene de localidades cercanas", aclaró. Los bares y restobares de los parques, por ejemplo, remontaron la malaria inicial.

En cuanto a la presencia de gente en las programaciones culturales públicas, también se vio un "crescendo".

Según los números preliminares que ayer manejaba la Secretaria de Cultura municipal, en los 15 días más de 200 mil personas, entre chicos y grandes, disfrutaron de las distintas propuestas y espacios.

Los más concurridos fueron el Tríptico de la Infancia (Jardín de los Niños, Isla de los Inventos y la Granja), la puesta teatral de Alicia en "A través del espejo..." en La Comedia y el Complejo Astronómico del parque Urquiza, además de los espectáculos organizados por distrito.

Los homenajes al Negro Fontanarrosa, a 10 años de su muerte, y la muestra en el Galpón 13, fueron otra masiva convocatoria.

Los espacios culturales de la provincia tampoco se quedaron atrás: por las múltiples propuestas (incluidos espectáculos) de la Plataforma Lavardén pasaron unas 30 mil personas, otras nueve mil respondieron a la maravillosa oferta del Museo Gallardo y seis mil más lo hicieron a la de la Casa Arijón.

Todos esos espacios permanecerán abiertos esta semana porque bonaerenses y porteños continúan de vacaciones, muchos de ellos de visita en Rosario.

Comentarios