Policiales
Martes 29 de Noviembre de 2016

Detienen a un reconocido estafador de hoteles

Un reconocido estafador fue detenido el domingo en Rosario luego de intentar pagar con una tarjeta de crédito apócrifa la cuenta de un hotel boutique de calle Zeballos al 1400, donde se alojó durante el fin de semana.

Un reconocido estafador fue detenido el domingo en Rosario luego de intentar pagar con una tarjeta de crédito apócrifa la cuenta de un hotel boutique de calle Zeballos al 1400, donde se alojó durante el fin de semana. En un bolso se le secuestró documentación de empresas y clientes y seis cartuchos de pistola calibre 9 milímetros. En marzo de 2013 la misma persona fue apresada estafar en casi 50.000 pesos a otros dos hoteles.

Diego Alejandro Ropel tiene 29 años y es oriundo de la localidad santafesina de Sancti Spíritu. Cada tanto el hombre se lanza a recorrer los 220 kilómetros que lo separan de Rosario para desplegar artimañas que no siempre salen bien.

A tal punto que el domingo a las dos de la tarde cayó detenido cuando la recepcionista del Hotel Boutique de Zeballos 1412 pasó la tarjeta de crédito para cobrarle los días alojamiento. La empleada notó irregularidades en el plástico y sigilosamente llamó al 911. Y a los minutos se presentó en el lugar un móvil del Comando Radioeléctrico. Al darse cuenta que su ardid estaba a punto de ser descubierto, Ropel trató de huir a pie. Pero la policía detuvo la marcha del timador sin demasiado esfuerzo. Tras hacer una serie de averiguaciones en colaboración de la Asociación Hotelera de Rosario, se determinó que no era la primera vez que intentaba realizar la misma maniobra.

"La misma persona fue detenida en marzo de 2013 luego de estafar a dos hoteles de la ciudad"

Al estafador se le secuestró un bolso con prendas, facturas de empresas y clientes y seis cartuchos de pistola 9 milímetros. Quedó alojado en la comisaría Nº 2º a la espera de la audiencia imputativa, en principio, por el delito de tentativa de estafa.

Bon vivant. "Cayó un bon vivant que estafaba hoteles". Así tituló la La Capital una nota publicada el 24 de marzo de 2013 sobre las andanzas de Ropel. Quienes lo atendieron en ese momento lo describieron como "gordo, semi calvo", que solía estar bien vestido y refinado en sus modos.

En ese momento se descubrió que con nombres falsos y tarjetas de crédito truchas estuvo en dos hoteles de Rosario. En el Plaza Real (Santa Fe al 1600) donde finalmente cayó detenido, se hizo pasar por fiscal. Allí generó una deuda de cerca de 30.000 pesos. Luego se descubrió que había estado alojado en el Hotel Ross Tower, donde dejó un saldo en rojo de 17.270 pesos.

Comentarios