Política

Elección presidencial: aseguran que el recuento de votos será más ágil

La Nación comandará un escrutinio provisional que apuntará a "hacer más ágil y transparente" el proceso.

Sábado 02 de Febrero de 2019

Las próximas elecciones primarias (11 de agosto) y presidenciales (27 de octubre) se realizarán con un nuevo sistema de transmisión y carga de datos que permitirá conocer alrededor del 90 por ciento de las mesas procesadas a las 22, horario en el que se proyecta que estarán procesados unos 100 mil telegramas con los votos del escrutinio provisorio.

De ese modo, el gobierno nacional, a cargo de los comicios y que proyectó el sistema, intentará "hacer más ágil y transparente" todo el proceso electoral y buscará despejar cuestionamientos acerca del manejo de la carga de datos y el horario en que se conocerán los resultados.

"La solución integral deberá contemplar el procesamiento y difusión de 100 mil telegramas con promedio de tres páginas, con carga simultánea desde múltiples puestos de trabajo, teniendo como meta lograr el 90 por ciento de las mesas procesadas a las 22 de las Paso (primarias abiertas)", indicó el pliego de condiciones que habilitó el cambio de sistema.

El secretario de Asuntos Políticos del Ministerio del Interior nacional, Adrián Pérez, explicó ayer que el Ejecutivo delegará en el Correo la realización de esa parte de los comicios.

"El cambio que estamos produciendo es en la transmisión de los telegramas, lo que hará más ágil y transparente todo, porque habrá fiscalización por parte de los partidos y, además, la carga de telegramas será más homogénea", detalló.

Al respecto, Pérez precisó: "Los telegramas que actualmente realizan las autoridades de mesa (en las escuelas) son retirados por personal del Correo, que lo lleva a un centro de transmisión y, desde ahí, se escanean y luego llega la imagen a la central, donde comienza el escrutinio provisorio".

Por eso, el funcionario advirtió que el Estado procura evitar "lo que es el traslado físico, estableciendo centros de transmisión en cada escuela", lo que permitirá "ganar en homogeneidad en la carga".

"Tendremos los resultados antes y vamos a ganar en transparencia, porque les permitiremos a los fiscales que en la propia escuela estén supervisando la transmisión de los telegramas", indicó Pérez.

La licitación del nuevo software la realizó el Correo el año pasado y el 20 de diciembre se informó que la ganó Smartmatic por sobre la española Indra, que viene realizando los comicios en el país desde 1997.

El 20 de febrero, Smartmatic, Indra, MSA y otras empresas volverán a competir en otra licitación lanzada por el Correo, esta vez para realizar el escrutinio provisorio (a cargo de la Justicia electoral) de las Paso, de las presidenciales y, de haberla, de la segunda vuelta programada para el 20 de noviembre.

El flamante sistema lanzado por el gobierno prevé una batería de medidas contenidas en un nuevo software, que fue licitado por el Correo, y que será puesto en práctica en los procesos electorales nacionales de 2019.

Al detalle

El sistema, cuyo software será provisto por Smartmatic, con sede en Londres y con experiencia electoral en los cinco continentes, tiene diez puntos clave.

Los centros de carga estarán distribuidos en dos sedes del Correo: en el edificio French (Barracas) y en Monte Grande, al sur del conurbano bonaerense. Además, la difusión de los resultados provisionales será a partir de las 21 de la jornada electoral.

Asimismo, el procesamiento de los telegramas con las votaciones en las escuelas y la difusión con carga simultánea desde múltiples puestos de trabajo tiene como meta lograr el 90 por ciento de las mesas procesadas a las 22.

El sistema también dispondrá de consultas que permitan a los fiscales informáticos de las agrupaciones políticas participantes realizar un seguimiento, en tiempo real, de las operaciones atinentes a cada uno de los procesos electorales.

Para las Paso, se harán pruebas generales, que tendrán carácter de simulacro nacional y abarcarán la totalidad de las mesas del país, el 30 de junio y el 21 de julio.

Las fechas de los simulacros correspondientes a las elecciones generales y a una eventual segunda vuelta presidencial se definirán posteriormente, estimándose en cuatro y dos semanas previas a los comicios nacionales y con un plazo a definir en función de la fecha que se pudiera establecer para el posible ballottage.

Paralelamente, el sistema deberá proporcionar información precisa y auditable de todas las operaciones realizadas, desde la parametrización inicial hasta el cierre del recuento provisional de votos, permitiendo la identificación de cómo y cuándo se realizaron los cambios.

También deberá existir un proceso de control de eventos y monitoreo en los dispositivos de seguridad lógica para prevenir y detectar situaciones anómalas, ataques informáticos y virus, entre otros, en aquellos servicios que serán publicados.

Además, habrá un programa de visitantes internacionales, que incluirá a integrantes de organismos electorales extranjeros u organizaciones afines.

la meta. La Casa Rosada quiere despejar cuestionamientos sobre el manejo de la carga de datos y el horario en que se conocerán los resultados.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});