Policiales

Una multitud reclamó que se esclarezca la muerte de Carlos Orellano

Más de mil personas se movilizan desde horas del mediodía y pretenden que Alberto Fernández los escuche en el marco del acto oficial que se realizará esta tarde en el Monumento.

Jueves 27 de Febrero de 2020

Una multitudinaria movilización en reclamo por el esclarecimiento de la muerte de Carlos Orellano, el joven cuyo cadáver fue encontrado flotando en el río ayer tras ser visto por última vez el pasado lunes a la noche en el boliche Ming, llegó hasta el Monumento a la Bandera con la misión de que el reclamo llegue al presidente, Alberto Fernández, quien estará presente en el acto oficial por el 208º aniversario del primer enarbolamiento de la bandera en las barrancas del Paraná por parte de Manuel Belgrano.

Más de mil personas se juntaron a la vera del río desde el mediodía. Fueron llegando con bombos, banderas y pancartas exigiendo que se aclaren las circunstancias del hecho que le costó la vida al hincha de Central. Y el denominador común fue la bronca.

La movilización comenzó alrededor de las 15. El punto de encuentro fue el local bailable donde el joven de 23 años fue visto por última vez con vida. En el inicio de la marcha el padre de Carlos, Edgardo, no pudo participar activamente debido a que mostró algunos síntomas de descompensación, pero minutos más tarde se sumó a la columna.

Luego los manifestantes se dirigieron hacia el Monumento y Edgardo mantuvo un encuentro con varios concejales de la ciudad que se encontraban en el lugar. Luego, el pedido de reclamo se trasladó frente al escenario donde estará Alberto Fernández. También tienen expectativas de que el gobernador, Omar Perotti, los reciba.

monumento

El reclamo se realiza principalmente por la sospecha que recayó sobre el personal de seguridad del boliche que habría actuado con violencia sobre el joven, aparentemente por ingresar a un sector para el que no tenía permiso. La mira también está puesta sobre los efectivos policiales que de alguna manera retrasaron la denuncia en la comisaría 2º. Por esa situación, Fiscalía secuestró los libros de actas de la guardia, además de los teléfonos celulares de los policías y patovicas.

El abogado de la familia, Salvador Vera, dijo hoy que la familia no sale de la conmoción. "El día de ayer fue muy duro de asumir, fue muy shockeante para todos. Por suerte el cuerpo apareció, pero es una situación muy compleja y delicada en términos de lo que representa la investigación", dijo.

Sobre las hipótesis que se manejan respecto al trágico final de Carlos, manifestó: “Cuando apareció el cuerpo, estábamos tomando declaraciones testimoniales. Tenemos acreditada la situación que plantea la familia del incidente dentro del boliche y que continuó afuera, y que la escena violenta con el personal de seguridad continuó afuera. Esto comprometería la participación de la gente de seguridad y de dos agentes policiales que estaban servicios de adicionales. El cuerpo cayó, si fue tirado es una hipótesis. Hay otras hipótesis, como la del descarte del cuerpo en esa zona".

Además, admitió que no han tenido acceso aún a las filmaciones. "Se han relevado de varios lugares pero sabemos que las de adentro, las internas del boliche o la que tendría incidencia en el lugar donde se dieron los hechos, no funcionarían", lamentó, y contó que “hay algunos testigos que se presentaron a declarar manifestando un amplio sentido de colaboración con la familia y hay otros que lo hicieron con mucho miedo".

Por último, Vera exclamó: "No entiendo la locura de los agentes de seguridad. En un momento eligen a una persona como destinataria de una sanción que ellos deciden aplicar arbitrariamente, de la forma más violenta, avalada por los agentes policiales y en esa decisiòn de castigo termina de esta manera, con una persona desaparecida en el río, en un asesinato y en una familia destrozada".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario