Policiales

Saquearon más de veinte oficinas de un edificio del microcentro rosarino

Una escribanía, empresas y el consulado paraguayo, entre los blancos del robo ocurrido durante el fin de semana en Corrientes al 600. Se presume que ingresaron por la terraza. No se precisó el botín.  

Martes 07 de Octubre de 2014

Más de veinte oficinas de un edificio céntrico fueron violentadas por delincuentes que robaron en al menos diez de ellas. El múltiple escruche ocurrió entre la noche del sábado y la madrugada del domingo, teniendo en cuenta que a las 6 de ese día sonó la alarma de uno de los locales asaltados. Si bien no se pudo establecer el total de lo robado, los ladrones se hicieron de dinero en efectivo —al parecer, según se comentaba ayer, una escasa cantidad— así como computadoras portátiles y otros elementos de valor.

El saqueo ocurrió en el edificio Placa, una construcción de diez pisos ocupados por unas 50 oficinas situada en Corrientes 653. Según trascendió, en al menos uno de los locales quedó registrada la irrupción mediante una cámara de videovigilancia que fue destruida por los ladrones que, según el propietario, no se llevaron nada de esa empresa. Entre los locales asaltados está el Consulado la República del Paraguay, ubicado en el tercer piso.

Saqueo. Ayer a la mañana el panorama en el edificio Placa era desolador. Dos albañiles tapaban un boquete en la pared de una escribanía. Un cerrajero arreglaba el portero eléctrico de un estudio jurídico. Los ocupantes de las oficinas entre el décimo y el tercer piso caminaban en medio de papeles revueltos y muebles corridos. Todos se lamentaban por haber sufrido el ingreso de ladrones que saquearon algunas de las oficinas, incluso aquellas que contaban con puertas blindadas.

En el edificio Placa funcionan desde estudios jurídicos hasta empresas de turismo que se reparten en cincuenta oficinas. Según personal de algunas de las empresas consultado por este diario, los maleantes irrumpieron en 22 locales.

Uno de quienes sufrió el embate de los ladrones fue el abogado Guillermo Agustín Peyrano quien tiene su estudio jurídico en el 8º piso. "Vinieron muy bien preparados porque rompieron la puerta de ingreso (de la oficina) que es de acero y la doblaron. No se llevaron computadoras ni dinero. Revolvieron todo, pero en este momento no puedo precisar si robaron algo", explicó el letrado, y agregó que en dos de los pisos las oficinas no fueron violentadas.

En el piso 9º, donde funciona una escribanía, dos jóvenes albañiles revocaban el boquete que habían realizado los intrusos en una angosta pared contigua a la puerta de ingreso a las oficinas. "La rompieron con una maza", explicó uno de los trabajadores.

En el interior de la escribanía dos chicas trabajaban en dos escritorios en medio de la oscuridad a raíz de un corte de luz. En ese momento desde una oficina contigua asomó la figura de la escribana. "Revolvieron todo, pero no se llevaron nada. La alarma sonó, pero la policía vino y dijo que estaba todo normal", comentó la mujer mientras miraba azorada el agujero que tapaban los albañiles.

"Nos enteramos por la radio, nadie nos avisó del robo", comentaba Carlos desde una oficina en la que habían revuelto todos los papeles y sólo se habían llevado "muy poco dinero, porque acá no se deja nada de valor".

Filmados. Los ladrones también irrumpieron en el 6º piso donde funciona Almar Rosario, una empresa de transporte marítimo, pero en este caso los delincuentes no se llevaron nada. Uno de los responsables de la firma explicó que, para ingresar, los ladrones rompieron un vidrio de la puerta de ingreso. "A pesar de que rompieron las cámaras (de videovigilancia) pudo registrarse el momento en el que entraron", manifestó el hombre.

El titular de Almar explicó que la alarma se activó a las 6 del domingo, pero los efectivos del Comando Radioeléctrico que acudieron al llamado no pudieron entrar porque la puerta del edificio estaba cerrada.

En el tercer piso está emplazado el Consulado de la República del Paraguay. En este caso, los ladrones forzaron la puerta de ingreso y una vez adentro se llevaron una cantidad no precisada de dinero tras revolver todas las oficinas. "Nos avisaron ayer a la tarde (por el domingo) que habían robado. Se llevaron un poco de plata", dijo Efraín Ruiz, funcionario de esa sede diplomática mientras hablaba con dos ciudadanos paraguayos combinando castellano y guaraní.

A su vez, el portero del edificio asaltado comentó que de algunas oficinas los ladrones se llevaron un promedio de entre 600 y 800 pesos. "Robaron notebooks y en algunas había cámaras de video que registraron las caras de los ladrones", explicó el trabajador, para agregar: "La puerta principal del edificio no fue forzada. Presumimos que entraron por la terraza y se fueron por allí".

Sin caras. La fiscal de Flagrancia Raquel Almada, a cargo de la investigación del múltiple escruche, señaló que los ladrones no se metieron en todas las oficinas. "Los asaltantes no forzaron las oficinas que en las puertas tenían el cartel de las empresas de monitoreo de las alarmas. Por otra parte, de algunos locales no se llevaron computadoras, impresoras y cafeteras porque buscaban dinero y otras cosas que todavía no sabemos", comentó.

La fiscal también señaló que los maleantes no se llevaron artículos electrónicos porque tal vez "no tenían una organización para hacerlo". Con relación a la filmación registrada por una videocámara instalada en una de las oficinas explicó que en las imágenes se distingue a dos hombres, pero no sus rostros. "La policía tiene un sistema operativo que no es compatible con el de las cámaras de video de los locales asaltados", dijo Almada.

"No advirtieron nada extraño"

Las alarmas de al menos dos de los pisos del edificio Placa se activaron a las 6 de la mañana del domingo, pero cuando arribó una patrulla policial los uniformados no pudieron ingresar porque, según dijo uno de los damnificados de los escruches, la puerta principal del inmueble estaba cerrada. Sin embargo, una mujer que está a cargo de una escribanía sostuvo que los uniformados se marcharon porque “no habían advertido nada extraño”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario