Policiales

Robó una garrafa y al escapar perdió un dedo en la reja

El robo se perpetró cuando el dueño de casa no estaba. Al regresar encontró el dedo del ladrón clavado en una reja. .

Martes 30 de Enero de 2018

Un hombre llegó a su casa y de inmediato advirtió que le habían robado una garrafa de gas, pero lo que realmente lo sorprendió fue ver que en la reja que protege a la vivienda, en una de las púas "antiladrones", descubrió clavado uno de los dedos del delincuente. Fue en la ciudad de Posadas, Misiones.
La víctima del robo había salido al mediodía para compartir un almuerzo con allegados. Al regresar, descubrió que habían ingresado a su propiedad sin ejercer violencia y se habían alzado con una garrafa de diez kilogramos que se encontraba en el patio trasero.
Al intentar reconstruir el camino de los ladrones, el propietario notó un elemento extraño adherido a una de las púas de la reja. Se acercó y, pese a aclarar las visión con sus manos, no entendió de qué se trataba. Recién al ver de cerca lo entendió: en su fuga, uno de los malvivientes sufrió la pérdida de uno de los dedos de la mano.

"Inédito", así calificaron el hecho los propios policías de la seccional 7ª cuando arribaron a la escena del crimen a relevar los rastros del robo.

Ante la situación, los investigadores buscaron si en los hospitales se había asistido a amputados en la últimas horas. Se supo entonces que un joven de 19 años, conocido por sus andanzas delictivas, se había atendido primeramente en el Hospital René Favaloro de Villa Cabello, y desde allí, derivado al Ramón Madariaga.
Cuando llegaron al Parque de la Salud, los médicos confirmaron las sospechas en cuanto a la identidad del buscado, pero dieron una mala noticia: ya había sido dado de alta.
Logró escapar antes de que llegara la Policía.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario