Policiales

Perotti: "Por primera vez habrá coordinación entre Nación, provincia y municipios"

El gobernador de Santa Fe acordó con el presidente de la Nación, Alberto Fernández, el arribo de más efectivos federales a la provincia.

Viernes 17 de Enero de 2020

El presidente de la Nación, Alberto Fernández, y su ministra de Seguridad, Sabrina Frederic, recibieron ayer al gobernador santafesino Omar Perotti y al ministro Marcelo Saín para convenir el envío de fuerzas federales a la provincia en pos de colaborar en la lucha contra el repunte de la violencia que se cobró, sólo en la ciudad de Rosario, 17 víctimas fatales en una quincena.

Tras el cónclave, y en una conferencia de prensa, Perotti sostuvo que "la coordinación entre la Nación y la provincia comenzó hace tres semanas aunque en los últimos días empezó a notarse esta realidad en Rosario como epicentro pero que se extenderá a Santa Fe, Rafaela, Venado Tuerto y Reconquista". En ese sentido, el gobernador destacó "el compromiso del presidente de la Nación para que la Argentina dé una muestra contundente de cómo enfrentar la situación en forma conjunta".

Cuestión de números

Acerca de la cantidad de efectivos que llegarán a Santa Fe, el gobernador relativizó la cuestión. "Por pensar en los números nunca se puso la mirada en la coordinación que debió haber, en la voluntad de la Nacion y la provincia en trabajar juntos para que los santafesinos tuvieran mejor seguridad. Ese objetivo hoy se enmarca en lo que firmamos con el presidente".

Perotti agregó que la cantidad de efectivos será la que "la coordinación efectiva y en terreno vaya determinando". Y agregó que en Santa Fe "ya hay más de 2 mil efectivos en el terreno, pero por primera vez se va a coordinar la infomación y el accionar entre Nación, provincia y municipios. Porque aunque no lo crean, hasta ahora todos tenían un accionar diferente, con información diferente y no se compartía ni siquiera la vinculación para una acción en función de dónde había caminantes o dónde había zonas de conflictos. Éste es uno de los elementos centrales del cambio de política de seguridad de Santa Fe".

Por su parte, el ministro de Seguridad provincial, Marcelo Saín, fue contundente: "En materia de seguridad pública el gobierno nacional y el de Santa Fe son uno solo. Tenemos un solo diagnóstico, una sola interpretación sobre la envergadura del problema, sabemos qué pasa en Santa Fe y cómo abordarlo de manera integral, como un mismo actor institucional".

"Lo que haremos depende mucho del diagnóstico que estamos llevando a cabo en este momento", explicó el ministro. Y desgranó tres niveles de trabajo: seguridad preventiva, delito complejo y seguridad vial.

"En seguridad preventiva ya están desplegados efectivos de distintas fuerzas en determinados barrios donde tenemos información y análisis sobre problemáticas vinculadas a enfrentamientos de organizaciones criminales. El objetivo es pacificar esos barrios y llevar adelante una política que compromete a unos 300 gendarmes, a la policía de Santa Fe y a servicios de investigación coordinados en una mesa conjunta".

Respecto del delito complejo, sostuvo que no requiere masividad sino "inteligencia, interpretación del problema y un trabajo conjunto de la Justicia provincial y federal". Y en cuanto a la seguridad vial, la consideró "clave, porque los corredores viales que atraviesan Santa Fe son importantes a nivel federal".

A su turno la ministra de Seguridad de la Nación, Sabrina Frederic, coincidió con Saín en dos conceptos. Sostuvo que la asignación de fuerzas federales en la provincia no debe interpretarse a partir del número sino de "pensar en la optimización de recursos porque estamos muy mal acostumbrados a creer que más policías es más seguridad. Acá se trata de trabajar en un nivel más analítico y coordinado con las fuerzas de seguridad, la Justicia y la conducción política".

Bala polémica

En otra parte de la conferencia Perotti, Saín y Frederic se refirieron a la cuestionada decisión del jefe de la policía santafesina, Víctor Sarnaglia, de autorizar a los efectivos a tener una bala preparada en la recámara de sus armas para actuar ante situaciones urgentes. "Esa medida (dijo Saín) se inscribe en el marco de un protocolo de uso de armas letales y no letales que vamos a adquirir para la seguridad urbana y ciudadana porque hoy el único instrumento de intervención que tiene un policía de calle es el arma de fuego cuando debe resolver un montón de eventos que ameritan la utilización de otros instrumentos no letales y esa medida se tomó en ese marco".

"Además —agregó— la tecnología del armamento actual, que es de doble acción y con seguros probados, no es lo mismo que hace 30 o 40 años cuando se protocolizó lo derogado la semana pasada".

En este tema Frederic coincidió con Saín. "Hay que ver quiénes son los que estarán habilitados a usar la bala en recámara, que seguramente no serán todos los policías. Imagino que serán algunos cuerpos especiales y con el entrenamiento necesario para hacer uso de una fuerza letal o no letal".

Y el gobernador Perotti remarcó que "la fuerza tiene que recuperar su formación y su entrenamiento. Tenemos que recuperar a la policía para que vuelva a tener la confianza de los santafesinos. En ese camino estamos y ese camino es el que molesta a algunos. Venimos a cambiar un escenario que nos han dejado administraciones anteriores con una deficiente acción en seguridad pero, fundamentalmente, en el deterioro de la confianza de los santafesinos con su policía".

acuerdo sellado. El presidente Alberto Fernández escucha al gobernador Omar Perotti ante la mirada atenta del ministro Marcelo Saín.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario