Policiales

Otro asalto cerca de donde mataron a un comerciante

Un comerciante sufrió una herida cortante en la cabeza cuando un delincuente armado irrumpió a robar ayer a la tarde un negocio de La Paz al 900. El episodio ocurrió a menos de 24 horas del asesinato del empleado de un negocio del mismo ramo a sólo tres cuadras de allí.

Sábado 26 de Enero de 2008

Un comerciante sufrió una herida cortante en la cabeza cuando un delincuente armado irrumpió a robar ayer a la tarde un negocio de La Paz al 900. El episodio ocurrió a menos de 24 horas del asesinato del empleado de un negocio del mismo ramo a sólo tres cuadras de allí.
  El asalto se produjo alrededor de las 14.30. Pedro Vidal, el propietario de una sucursal de Rapipago, cabinas telefónicas, agencia de loterías y quiosco de La Paz 973, se encontraba con su esposa. Según contaron vecinos a este diario, el autor del atraco fue un hombre que llegó en bicicleta y que para ganarse la confianza del comerciante pidió un vaso de agua.
  Una vez adentro del local, y cuando Vidal ya había aceptado convidarle agua fresca, el recién llegado desenfundó un revólver y encañonó a la pareja. De acuerdo a los testigos en un momento dado le aplicó un culatazo en la cabeza a Vidal, tomó el dinero de la caja y se fue e por La Paz en dirección al este.
  Debido a la impresión y al susto, Vidal y su mujer decidieron cerrar el negocio ayer por la tarde. Los vecinos de la cuadra, muchos ellos aún conmovidos por el asesinato de Antonio Muñoz, ocurrido el jueves a la tarde en La Paz y Corrientes, contaron que la zona se pone insegura después de las 12, “cuando todos los negocios cierran”.
  Según comentaron ayer, Vidal maneja ese local desde hace más de diez años. “Siempre estuvo en el barrio, pero acá debe hacer más de una década y nunca le había pasado algo así”, remarcaron.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario